miércoles, 10 agosto 2022

Con ningún otro coche te lo vas a pasar mejor que con el nuevo Toyota GR86

Propulsión trasera, cambio manual, un motor muy modificado de mayor rendimiento, un peso contenido y un chasis con una puesta a punto óptima para sacar el máximo partido dinámicamente. El nuevo Toyota GR86 ha dado un paso importante para seguir siendo un coche único a la hora de disfrutar conduciendo.

El tercer pilar de la gama GR de Toyota pone un escalón más a las sensaciones al volante. El Toyota GR86, junto al Yaris GR y al Supra configuran una oferta única. Tres juguetes para tener en el garaje. ¿En qué orden de preferencia? Una duda complicada de contestar. Mejor si te caben los tres, pues cada uno te llenará de grandes sensaciones, porque están diseñados para dar respuesta a aquellos conductores que no renuncian al máximo placer de conducir. ¡Puro hedonismo!

Mayor ligereza en el Toyota GR86


Un refuerzo que sin embargo no aumenta el peso del conjunto; al contrario, resulta 10 kg más liviano (1.287 kg). Para ello Toyota ha puesto el foco en aligerar determinadas partes de la carrocería, como el techo y las aletas delanteras. O elementos como el eje de la transmisión, silencioso o el eje de transmisión. Gestionando también el reparto de pesos, con una mayor distribución hacia el eje trasero, reduciendo de paso el centro de gravedad en 1,6 mm.


Otros refuerzos en el Toyota GR86 son las manguetas delanteras, de acero en vez de las de aluminio del Subaru BRZ, en el que se basa este coche. Toyota entiende, tras sus numerosos test, que estas transmiten un mejor tacto de frenos.


Se ha revisado la respuesta de la dirección y la suspensión, variando la posición de la estabilizadora trasera. Y ha adoptado nuevos silentblocks, con los amortiguadores recalibrados para sujetar mejor la carrocería sin variar el confort. Un elaborado trabajo para conferir al GR86 un tacto más directo, una mayor agilidad y una solidez superior al límite para su control.