lunes, 4 julio 2022

Con ningún otro coche te lo vas a pasar mejor que con el nuevo Toyota GR86

Propulsión trasera, cambio manual, un motor muy modificado de mayor rendimiento, un peso contenido y un chasis con una puesta a punto óptima para sacar el máximo partido dinámicamente. El nuevo Toyota GR86 ha dado un paso importante para seguir siendo un coche único a la hora de disfrutar conduciendo.

El tercer pilar de la gama GR de Toyota pone un escalón más a las sensaciones al volante. El Toyota GR86, junto al Yaris GR y al Supra configuran una oferta única. Tres juguetes para tener en el garaje. ¿En qué orden de preferencia? Una duda complicada de contestar. Mejor si te caben los tres, pues cada uno te llenará de grandes sensaciones, porque están diseñados para dar respuesta a aquellos conductores que no renuncian al máximo placer de conducir. ¡Puro hedonismo!


El último acto


El nuevo Toyota GR86 sustituye al anterior GT86. Y Toyota se ha esforzado al máximo para que el último acto deje un poso importante en la historia de la marca y entre sus fans. Sí, es el capítulo final, pero también un nuevo episodio. El GR86 llega a Europa y, consecuentemente a nuestro mercado, con unidades limitadas hasta el fin de su producción en 2024.


España tiene un cupo mínimo de cien unidades que comenzarán a entregarse en julio. Aunque Toyota España ha pedido que esa cifra se eleve a 500 unidades para un coche de culto, asequible. Llegarán dependiendo de la demanda en los diferentes mercados, incluyendo el nuestro.


Sobre la base del Toyota GT86, los cambios del nuevo coupé son importantes en pro de la máxima eficacia. Los refuerzos estructurales permiten una rigidez un 50 por ciento superior. La carrocería amplía en su construcción el uso de aceros de alta resistencia. Y de aluminio en el techo para reducir el peso manteniendo la rigidez y reduciendo el centro de gravedad.


Ha aumentado el uso de adhesivos estructurales para ampliar el incremento de la rigidez en la parte posterior, donde también recibe refuerzos, con el panel interior unido a la carrocería. En la parte delantera añade refuerzos diagonales añadidos a la suspensión, mejorando también la distribución de la carga hacia los estribos. El resultado es esa mayor resistencia a la torsión como uno de los puntos esenciales en las mejoras dinámicas.