sábado, 13 agosto 2022

Falsear las emisiones de sus coches diésel le cuesta a FCA 300 millones

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acaba de condenar al gigante FCA. Todo porque el conglomerado Fiat Chrysler Automobiles falseó las emisiones contaminantes de sus vehículos diésel al otro lado del océano. Y la multa es para tenerla muy en cuenta.

Cierto es que todos estos hechos por los que se ha multado a FCA, ocurrieron antes de la firma con PSA para formar el Grupo Stellantis. Y también la sentencia se hace firme después de que FCA asumiera su culpabilidad y pagara una multa de 96,1 millones de dólares, además de perder 203,6 millones. Curioso es que la compañía, hoy extinta, ha sido sentenciada a tres años de libertad condicional después de ser acusada de hacer representaciones falsas sobre las emisiones de más de 100.000 de sus vehículos. En su mayoría hablamos de modelos Jeep Grand Cherokee y RAM 1500 fabricados entre los años 2014 y 2016.

La multa a FCA asciende a los 300 millones de dólares

“Esta resolución demuestra que el Departamento de Justicia está comprometido a responsabilizar a los malhechores corporativos por engañar a los reguladores”, dijo el fiscal general adjunto Todd Kim en un comunicado, y añadío que la multa de 300 millones de dólares “es el resultado de una investigación exhaustiva de tres años”.

FCA ha firmado un acuerdo con dicho departamento por el cual se compromete a realizar una revisión de cumplimiento con la Ley de Aire Limpio. También debe variar sus procedimientos de inspección y de pruebas de sus vehículos. Por si no fuera suficiente, debe presentar un informe y preparar al menos dos posteriores a modo de seguimiento. Esto se produce después de que el Departamento de Justicia dijera que FCA usó funciones de software modificadas para ayudar a ciertos vehículos diésel a cumplir de manera fraudulenta con las normas de emisiones contaminantes.

FCA ya pagó anteriormente una multa de 311 millones, además de 183 millones para compensar a más de 63.000 de sus clientes, quienes habían presentado una demanda colectiva sobre este problema con sus vehículos diésel.