miércoles, 30 noviembre 2022

¿Sirven de algo los kit antipinchazos?

Pregunta que nos hacemos desde siempre. Desde que éramos niños y nuestro padre profería mil insultos clamando al cielo por su mala suerte por sufrir un pinchazo en mitad de la carretera. Aunque no sea una avería compleja de reparar, pinchar un neumático es uno de los momentos más desagradables que puede vivir un conductor. ¿Quién quiere quedarse tirado en medio de la nada? ¿Sabrías como utilizar el kit antipinchazos en ese momento?

Los neumáticos son elementos fabricados de caucho, que hacen que la conducción sea estable, segura y confortable. Todo ello en teoría, a decir verdad, porque elegir un buen neumático conlleva que el vehículo se comporte de una forma segura, ya que hablamos del único elemento en contacto con el asfalto. De ahí su importancia.

Pasos a seguir para usar cualquier kit antipinchazos

En primer lugar, no olvides ponerse guantes porque el líquido es corrosivo y debes tener mucha precaución al manipularlo. Después, sigue estos pasos:

  • Quita el tapón de la válvula de la rueda y luego, con el útil, el obús (evita que el aire que está dentro del neumático salga al exterior).
  • Si tienes un kit manual, abre el bote y conéctalo con el tubo que trae a la válvula del neumático. De esta forma podrás introducir el líquido que tiene en el interior.
  • Si el kit de reparación es de masilla, haz un agujero mayor con el punzón y, sin sacar el punzón, coloca la masilla en el inyector que incorpora. Al sacar el punzón mete rápidamente el inyector con la mecha o goma y al sacarlo gira media vuelta el inyector para que se quede sellado el pinchazo. A continuación, rellena el neumático de aire con el compresor.
  • Cuando el kit es automático solo tienes que incorporar un líquido que se introduce por la válvula de inflado del neumático. A continuación, infla con el compresor que incorpora conectado al mechero del vehículo y también con el motor en marcha para que así la batería no sufra mucha descarga.
Cómo arreglar un pinchazo en una rueda del coche sin ir al taller