¿Alguien se atrevería a apostar contra Hamilton?
PREVIO GP DE MÓNACO DE FÓRMULA 1 2014

¿Alguien se atrevería a apostar contra Hamilton?

Si en algún circuito cabe la posibilidad de romper el dominio absoluto de Mercedes por primera vez en 2014, podría ser en Mónaco. La singularidad de sus exigencias podrían dar opciones, quizás, a Red Bull.

Javier Rubio

Javier Rubio Twitter

21 de Mayo 2014 11:37

Comparte este artículo: 8 0

«Las últimas carreras han sido increíbles, sinceramente no esperaba ganar cuatro grandes premios consecutivos y, me encantaría continuar la racha aquí». De hecho, Lewis Hamilton se presenta como el favorito indiscutible para el triunfo en el próximo Gran Premio de Mónaco. Como posible alternativa, se anticiparía una excitante pugna, pero en un juego a dos, sólo en el seno del equipo Mercedes. El intenso y cada vez más tenso duelo entre el británico y Nico Rosberg vivirá otro 'round" en las calles de Mónaco. Sin embargo, parece que el británico llega en esta ocasión con más armas que su rival, en su segunda temporada juntos en el seno del equipo alemán.

«Mercedes tiene una gran ventaja, y hasta ahora no hemos visto todavía todo», explicaba en una reciente entrevista Franz Tost, máximo responsable de Toro Rosso, «en las últimas carreras, después de diez vueltas, ya están diez o quince segundos por delante y, si hay un coche de seguridad, lo mismo, lo que significa que sólo tienen que mostrar su rendimiento durante algunas vueltas». Las cinco pruebas de la temporada actual han confirmado un dominio global pocas veces visto en la historia de la Fórmula 1. Cuatro dobletes y cinco victorias siguen acercándose a las cifras de McLaren de 1988.

Con un coche menos eficaz que el actual, Rosberg dominó a placer los entrenamientos en 2013. Este año, la extraordinaria elasticidad y potencia de su propulsor también otorgará al W05 margen para jugar con la mayor carga aerodinámica que demandan las calles de Mónaco. Cabe pensar que, al igual que en Montmeló, los monoplazas aumentaron incluso su ventaja frente a sus rivales -Red Bull pudo haber sido una excepción- en Montecarlo sus pilotos se disputen tranquilamente la victoria.

Sin embargo, el Hamilton del pasado año es otro piloto diferente en 2014. Mental y físicamente equilibrado como nunca, también en su vida privada, relajado ante la opción de contar «con el mejor coche que nunca he tenido en mi vida», con cuatro triunfos consecutivos, el británico afronta su segundo año en Mercedes en otra posición. En su primera temporada con el equipo alemán todavía no estaba ahormado al equipo ni a su montura. Poco adaptado al sistema de frenada del W04, el británico no pudo sacar partido a sus tremendas habilidades naturales en Mónaco. Este año, resulta difícil apostar en su contra.

Pero en Montmeló también reconoció lo mucho que ha de luchar por la «perfección en cada carrera» ante la gran rivalidad con Rosberg. Cuando parecía tener dominado el fin de semana, el sábado, el piloto alemán le devolvió la jugada hasta que, en la última vuelta del Q3, Hamilton se sacó de la manga una vuelta que resultaría crucial para la carrera, cuyas conversaciones por radio reflejaron la tensión y el dramatismo con la que ambos pilotos están viviendo cada enfrentamiento esta temporada. Rosberg reconocería después que sólo en el Q3 y en la salida tenía opciones para ganar a su rival. Imagínese entonces cómo será el fin de semana de Mónaco entre ambos.

Como reconocía después de la prueba el propio Niki Lauda, Hamilton «está imbatible con este coche». Pero esta pista resulta idónea para que el panorama pueda cambiar en cualquier momento. Eso sí, a una sola vuelta, en Mónaco, el Hamilton de 2014 se antoja difícilmente batible. Aquí estará el gran desafío para Rosberg.

¿Quién plantará cara a Mercedes en el GP de Mónaco?

¿Podrá Red Bull plantar cara a Mercedes en Mónaco? Si las diferencias entre los motores de Mercedes y Renault quedaran atemperadas por las sinuosidades de Montecarlo, cabe confiar en la eficacia aerodinámica del RB10, el mejor chasis de la parrilla actual. Tanto esta cita como la de Montreal se presentan como trazados diferentes a la media. Salvo sorpresa, sólo se espera del equipo austríaco una posible alternativa al dominio de los monoplazas alemanes.

De nuevo, en Red Bull se planteará esa lucha interna en la que, sorprendentemente, Daniel Ricciardo lleva la mano alzada sobre Sebastian Vettel. Si el piloto alemán ha estado sufriendo con la sincronización del 'brake by wire' (sistema de frenos electrónico) y el sistema de recarga de energía cinética (Mgu-K) puede que las calles de Mónaco no sean el mejor terreno para frenar a su compañero y desembarazarse de esa incómoda situación para un heptacampeón del mundo. Cierto es que en Montmeló Vettel ofreció otra imagen remontando desde la decimoquinta a la cuarta posición, pero en unas circunstancias diferentes.

Si Red Bull no ofrece alternativa a Mercedes, al menos para Vettel será crucial no verse otra vez oscurecido por su recién llegado compañero de equipo. «Sé que hay una frase sobre que pilotar en Mónaco es como montar en bici en el cuarto de baño», bromeaba Ricciardo antes de la cita monegasca, «bien, pues cuando era un niño solía montar mi pequeña bici dentro de la casa». Vettel está avisado.

¿Y qué puede anticiparse sobre Ferrari, Fernando Alonso y Kimi Raikkonen? Si el F14 T sigue sufriendo con la tracción -entre otros problemas- y si el último sector de Montmeló -la chicane y la curva de entrada a recta- son también ilustrativos de sus posibilidades, sobre el papel no cabe mostrarse demasiado optimistas en Mónaco.

En temporadas previas a 2013 los monoplazas italianos solían destacar de una u otra manera en este trazado pero, esta temporada, a priori, no se dan muchos indicios para contar el podio como una opción realista. Máxime, cuando las opciones en los entrenamientos en 2014 no pasan del cuarto puesto de Sepang. Mejor no recordar las pobres perspectivas del sábado en Montmeló que, de repetirse en Mónaco, podrían a empeorar incluso el resultado logrado en 2014. En todo caso, también habrá que comprobar cómo la versión 2014 de los neumáticos Pirelli, más duros, encajan con el monoplaza italiano. No vendría mal una ayuda en este sentido, y que el F14 T se adapte mejor a los compuestos más blandos y no resulte tan penalizado como ocurrió con los duros, en Montmeló.

Pero Mónaco también es un trazado siempre abierto a la sorpresa ¿Se confirmará la evolución de Lotus, capaz de superar incluso a Ferrari en Montmeló? ¿Será capaz Pastor Maldonado de sacar su varita mágica en Mónaco? ¿Se ha convertido Williams en el tercer equipo de la parrilla? ¿O será Force India con Nico Hulkenberg quien pueda dar la campanada?

«Circuito de piloto», «no te puedes permitir el mínimo error», «se trata de tener paciencia», «montaña rusa», «salto a lo desconocido», «fin de semana de locura», «glamour y ambiente exagerado»... Son muchos los tópicos, y todos verdaderos, a los que los pilotos acuden ante el Gran Premio de Mónaco. Es cierto que sus carreras pueden ser soporíferas, y puede que este año no sea la excepción, pero como el propio Romain Grosjean reconoce, y pocos estarán en desacuerdo, «todo el mundo adora Mónaco».

Horarios del GP de Mónaco 2014 de Fórmula 1

Entrenamientos:

- Libres 1: Jueves 22 de mayo 10:00 a 11:30

- Libres 2: Jueves 22 de mayo 14:00 a 15:30

- Libres 3: Sábado 24 de mayo 11:00 a 12:00

Clasificación: Sábado 24 de mayo 14:00

Carrera: Domingo 24 de mayo 14:00

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon