jueves, 1 diciembre 2022

Ford Focus Wagon 2018. Bajo el sol de Andalucía

Ford trabaja a fondo en la próxima generación del Focus, uno de los modelos clave de su gama, cuya presentación se producirá, casi con toda seguridad, de cara al Salón de Ginebra de marzo de 2018. Habíamos visto ya hace meses los primeros prototipos de la versión de 5 puertas -la de tres dejó de existir ya en la actual generación- y hace solo unas semanas descubrimos que Ford volvía a apostar por un sedán en la gama del Focus. Pero hasta ahora no habíamos podido ver la variante familiar del modelo del óvalo.

Y ya la hemos descubierto, pasando calor en Andalucía, bajo un todavía intenso camuflaje, que indica que aún tiene muchas cosas que ocultar el nuevo Focos Wagon. Lo que se aprecia a simple vista, más allá del estilo del nuevo diseño, es el crecimiento de tamaño. El nuevo Focus parece bastante más largo que el actual, lo que repercutirá en paliar uno de los males que aquejaban hasta ahora al Focus, una amplitud para las piernas de los pasajeros traseros un poco justa. Pero ese crecimiento en sus medidas también puede convertirlo en un peligroso rival para el Mondeo familiar.

Sobre una nueva plataforma

No se aprecian grandes cambios en el diseño, donde suponemos que seguirá ofreciendo la clásica parrilla 'estilo Aston Martin' que ya es característica en las últimas creaciones de la marca, desde el Edge hasta el Fiesta. Tampoco es que el camuflaje permita ver mucho más. Pero sí podemos adivinar que el prototipo de estas fotos sea posiblemente un nivel de entrada, ya que cuenta con faros halógenos y luces traseras estandar, no de LED. Algo que seguro que estará disponible en la gama más alta del nuevo Focus.

También se adivinan dos pequeñas cámaras en la parte inferior del paragolpes delantero, cámaras que tal vez, además de servir para los sistemas de ayuda al estacionamiento puedan ayudar en el desarrollo de tecnologías de conducción semiautónoma.

El nuevo Focus se desarrolla sobre una plataforma completamente nueva, lo que permitirá una mayor distancia entre ejes y en el interior también habra importantes cambios en el diseño, con un nuevo tablero de instrumentos que se inspira en el del nuevo Fiesta, con una pantalla flotante en el centro del salpicadero. Por supuesto contará con la última evolución del SYNC 3, el sistema de información y entretenimiento de Ford.

EcoBoost en gasolina y EcoBlue en diésel

Y en cuanto a los motores, aunque aún todo es conjetura, la parte clave de la nueva familia Focus se repartirá entre los EcoBoost en gasolina, el excelente tricilíndrico galardonado en varias ocasiones como mejor motor del año y en diésel, apostará por los propulsores EcoBlue, que aplican los mismos principios en su desarrollo que el EcoBoost para conseguir una mejora de las emisiones y los consumos.

El Focus Wagon será, por tanto el tercer modelo de una gama que se presentará en el Salón de Ginebra, aunque, no está claro que en esa cita estén ya todas las versiones. De momento, el Focus familiar sigue 'sudando' para ponerse en forma bajo el sol andaluz. Y es que tendrá trabajo, porque el segmento de los familiares compactos cada vez suma más miembros. Hyundai i30 CW, Opel Astra Sports Tourer, Peugeot 308 SW, Renault Mégane Sport Tourer, Volkswagen Golf Variant o Seat León ST son algunos de los rivales con los que este Focus tendrá que luchar.