lunes, 5 diciembre 2022

Opel Astra Sports Tourer. Capaz de todo

La quinta generación del Opel Astra nos sorprendió desde el minuto uno. Aterrizaba con una nueva imagen, lo último en tecnología -cámara Opel Eye, un sinfín de asistentes a la conducción, sistema multimedia IntelliLink, asientos AGR, faros IntelliLux LED…-, motores de última hornada y también una nueva plataforma que ahorraba lastre frente a sus pesados antecesores. La suma de todo ello le ha valido para ser nombrado Coche del Año en Europa.

Ahora la familia crece con este Sports Tourer, que hereda toda la tecnología vista en los cinco puertas, pero cuya carrocería se estira 33 centímetros que recaen sobre el eje trasero -mantiene una distancia entre ejes de 2.662 milímetros, como el 5 puertas-. De esta longitud extra se beneficia su maletero, que pasa de 370 a 540 litros, y que se puede ampliar por medio de su respaldo trasero dividido en tres partes: 40:20:40.

Maletero muy práctico

Para acceder a él podemos optar por un sistema de apertura y cierre automático, con el que basta pasar el pie bajo el paragolpes trasero para que se abra o cierre. Y también se puede ganar flexibilidad gracias al FlexOrganizer, que suma unos prácticos carriles laterales. Ahora bien, no puede equipar el tan alabado sistema FlexFix para poder transportar bicicletas fácilmente.

Respecto a su antecesor, gana espacio en las plazas traseras, que además pueden contar con dos puertos USB y calefacción en los asientos. Dos detalles que contrastan con la ausencia de salidas de ventilación en el túnel central.

Durante su presentación, Opel sólo dejó probar el nuevo motor 1.6 BiTurbo CDTI, una de las siete eficientes mecánicas que ofrece este Sports Tourer -llegará también a los cinco puertas-. Además de este motor, sorprende su completa gama de propulsores, todos, de nueva generación, aunque el CDTI 110 no equipa 'Start/Stop' para arañar unas décimas a sus 3,8 l/100 km.

Un motor potente y agradable

Los nuevos 1.6 CDTI generan menos rumorosidad y vibraciones que los anteriores 1.7 CDTI y 2.0 CDTI, lo que les hace más agradables, sobre todo en frío. Este 1.6 BiTurbo CDTI cuenta con dos turbocompresores -el pequeño de geometría variable y el grande fija- para extraer una potencia de 160 CV y un par máximo de 35,7 mkg desde sólo 1.500 rpm. Esto nos permite dejar caer el motor de vueltas, que independientemente de la marcha engranada, recuperará con total naturalidad, sin tirones y con una progresividad asombrosa. También es cierto que sólo viajábamos dos personas y descargados de equipaje.

Ahora bien, sus prestaciones son sensacionales, y sin tener especial mimo con el acelerador, firmó un gasto medio de 5,6 l/100 km. Seguro que piensas que los 136 CV del 1.6 CDTI son suficientes. Seguro que sí, pero es sólo 600 euros más barato que este BiTurbo…

El pilar A, sobre todo en el lado del conductor resta visibilidad en curvas, pero es uno de los pocos ?peros? que se le pueden poner a este Astra Sports Tourer que nos obsequia con un comportamiento asombroso. La dirección es muy directa y su nuevo chasis filtra las irregularidades del asfalto a la perfección -el nuestro tenía neumáticos 225/45 R17-. El nuevo Astra no puede equipar el sistema FlexRide con suspensión variable, pero sí hay un modo Sport que regula la dirección o la gestión del motor para darle un toque deportivo.

Mención aparte merece su ligereza, ya que han conseguido ahorrar entre 110 y 190 kilos frente a su antecesor. Si nos fijamos en un 1.6 CDTI 136 CV sólo gana 53 kilos respecto al cinco puertas y es una de las claves de una dinámica muy pareja entre ambos.

Este Astra Sports Tourer llega en primavera con cuatro niveles de equipamiento y un precio sólo 900 euros superior al compacto.