Pero es bajo el capó donde se esconde el mayor cambio, ya que la nueva Toyota Hilux contará, además de los que ya tenía, con un nuevo motor diésel de 2,8 litros que produce 205 caballos de potencia y 500 Nm de par motor. Con estas cifras, este nuevo motor supone una ganancia de un 15,3% y un 11,1% respectivamente en comparación con el actual. Como añadido, en Australia se ofrecerá también un 2.4 turbo diésel y un 2.7 de cuatro cilindros gasolina.

Artículo anteriorEl nuevo Mercedes-AMG E 53 4 Matic+ ofrece 435 caballos de potencia
Artículo siguienteLa gama de Aixam es la alternativa perfecta para la movilidad tras el coronavirus