Nos ponemos al volante del emocionante Abarth 695 Esseesse
1.390 UNIDADES

Nos ponemos al volante del emocionante Abarth 695 Esseesse

Abarth riza el rizo con este nuevo 695 Esseesse, una edición especial que contempla elementos heredados de la competición y que transmite unas sensaciones inigualables a sus afortunados propietarios, quienes deben tener su cuenta corriente bastante bien saneada.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

25 de Julio 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Para encontrar algo de lógica a un vehículo que mide tan solo 3,66 metros de largo (también mide 1,63 metros de ancho y 1,48 de alto), que apenas pesa 1.110 kilos, que utiliza componentes heredados directamente del mundo de la competición y que además esconde un motor capaz de generar 180 CV de potencia (presume de poder tener una relación peso/potencia de 6,16 kg/CV), hay que remontarse al año 1964, cuando el gran Carlo Abarth lanzaba al mercado el original 695 Esseesse, que con un motor que apenas cubicaba 690 centímetros cúbicos era capaz de generar 38 CV de potencia para permitir a aquel diminuto vehículo alcanzar los 140 km/h. Sin duda toda una proeza si nos remontamos 57 años en la historia de la firma del escorpión.

Del original 695 Esseesse se fabricaron 1.000 ejemplares, hoy convertidos en pieza de colección. Escondía un motor con 690 centímetros cúbicos y 38 CV que le permitía alcanzar los 140 km/h de velocidad punta.Del original 695 Esseesse se fabricaron 1.000 ejemplares, hoy convertidos en pieza de colección. Escondía un motor con 690 centímetros cúbicos y 38 CV que le permitía alcanzar los 140 km/h de velocidad punta.

De aquel juguete tan solo se fabricaron 1.000 unidades, que hoy en día son verdaderos objetos de colección por los amantes de la firma italiana, que buscarán hacerse con uno de estos nuevos Abarth 695 Esseesse para completar su colección, un verdadero concentrado de emociones de los que solo se van a ensamblar 1.390 piezas (695 en Gris Campovolo y 695 en Nero Scorpione, color este último que por cierto es opcional y cuesta 650 euros). Y claro que es una versión prácticamente de coleccionista, porque para comenzar hay que decir que sus 34.900 euros de partida lo ponen lejos de la mayoría de los mortales. Y es que si lo quieres con el cambio manual robotizado deberás sumar 1.950 euros a esa cuantía. Pero ya te digo que es una opción en la que no hay que fijarse, siempre y cuando no quieras tener una cita con tu quiropráctico una vez por semana para poner a tono tus cervicales.

Componentes heredados de la competición

Para justificar los 4.000 euros extra que cuesta frente a un Abarth 595 Esseesse el cual esconde ese mismo motor (en este último el particular alerón de estos 695 es un extra de 2.000 euros), Abarth suma componentes que los hacen únicos, como por ejemplo el capó, el cual presenta las características dos jorobas, y que además se fabrica en aluminio y acero (plancha y estructura respectivamente) con el fin de ahorrar un 25% del peso respecto al resto. Y para mas inri también lo pintan a mano. En ese exterior también hay llantas más ligeras, un escape firmado por Akrapovic y fabricado en titanio... Y lo que no pasa desapercibido desde el minuto uno, un particular alerón bautizado como 'Spoiler Ad Assetto Variabile', un elemento que proviene directamente de la competición y que es regulable de forma manual en 12 posiciones entre los 0 y los 60 grados.

La teoría es perfecta, pero esta maravilla no sabe estarse quieta. Menos aún cuando sus neumáticos están pisando la pista de pruebas que Stellantis tiene en la localidad italiana de Balocco, donde hemos podido disfrutar de este divertido juguete.

Probado en la pista de Balocco

Como sabrás, está ideado sobre la base del Fiat 500 en su versión térmica, por lo que ya lleva nada menos que 14 años entre nosotros. Y ese detalle sale a relucir a la hora de analizar su ergonomía, con una postura de conducción mejorable a pesar de contar con unos sensacionales asientos firmados por el especialista Sabelt, que en este caso lucen bordados que van a juego con el color de la carrocería y que también lucen el lema 'one of 695'.

Frente a nosotros nos topamos con un salpicadero que los artesanos de Abarth visten en tejido Alcantara de forma manual, pero que podremos reemplazar por otro de fibra de carbono que hará juego con las inserciones de su volante o con el pomo del cambio.

Los artesanos de Abarth visten el salpicadero de estos 695 Esseesse con tejido Alcantara, que luce un grabado a láser específico. Opcionalmente puede ser de carbono para hacer juego con el pomo o el volante.Los artesanos de Abarth visten el salpicadero de estos 695 Esseesse con tejido Alcantara, que luce un grabado a láser específico. Opcionalmente puede ser de carbono para hacer juego con el pomo o el volante.

Ponemos en marcha el consagrado propulsor 1.4 T-Jet, un corazón que es capaz de generar 180 CV de potencia y 250 Nm de par motor, siendo la opción más potente de toda la gama Abarth, y en nuestro caso... con la suerte de combinarse con un cambio manual de 5 velocidades. Es de obligado cumplimiento pulsar el botón del 'escorpión' que hay en su salpicadero para activar su programa de conducción Sport, donde el sistema de escape Akrapovic nos obsequia con un sonido más contundente, su cuadro digital muestra información referente al estado del vehículo (debería ser algo más claro en información como el cuentavueltas), la dirección se hace más firme o el tacto al acelerador más inmediato. Lo perfecto para disfrutar de este 695 Essesse en la pista, el cual ofrece prestaciones de vértigo con una velocidad punta de 225 km/h o un tiempo para acelerar de 0 a 100 km/h en solo 6,7 segundos. Cierto es que en el mercado hay infinidad de vehículos más rápidos crono en mano, pero la ligereza de este Abarth nos transmite desde el minuto uno unas sensaciones que se llevaban tiempo guardadas en un cajón. En curva puedes 'tirarlo' sin miramiento, porque no subvira, ni sobrevira... desliza entero, pero con una sensación de control sublime. Al abrir gas no pierde tracción (menos lo hará si pagas los 2.150 euros que cuesta un autoblocante mecánico) y a la hora de detenerse, el equipo de frenos Brembo, donde delante hay pinzas de cuatro pistones y discos perforados de 305 milímetros facilitan las cosas y no sabes de qué manera. Sorprende el hecho de que no sea obligatorio tener que detenerlo fuerte con el volante apuntando a las '12', todo ello a pesar de una mínima distancia entre ejes de 2.300 milímetros. Y es que aún frenando con contundencia con el vehículo apoyado, sorprende la nobleza de reacciones de este Abarth 695 Esseesse, el cual esconde también unas avanzadas suspensiones firmadas por Koni, quien instala unos amortiguadores con su tecnología FSD, que pueden incrementar su dureza dependiendo de las circunstancias del firme.

A alta velocidad el alerón trasero añade un plus de carga aerodinámica sobre el eje trasero. En concreto hasta 42 kilos cuando apostamos por la opción más 'hardcore' a 60 grados.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados