Audi TTRS Coupé y Audi TTRS Roadster. Pura adrenalina
EL TT MÁS POTENTE DE LA HISTORIA

Audi TTRS Coupé y Audi TTRS Roadster. Pura adrenalina

Pekín ha sido el escenario elegido por la firma de Ingolstadt para presentar sus radicales TTRS y TTRS Roadster, verdaderos deportivos que con sus 400 CV de potencia, se quedan a un paso de su hermano mayor.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

26 de Abril 2016 11:31

Comparte este artículo: 117 0

Desde hace tiempo se viene sabiendo que Audi estaba trabajando en un Audi TT de altas prestaciones, superiores a las que actualmente ofrecen los Audi TTS, que equipan un motor 2.0 TFSI con 310 CV de potencia. En definitiva, dignos sucesores de los anteriores Audi TTRS.

10 kilos más ligero que antes

La firma de los cuatro aros ha vuelto a confiar al departamento Audi Sport el desarrollo de este deportivo, que para comenzar, recurre al chasis ASF (Audi Space Frame) que combina acero, aluminio y otros materiales para conseguir un peso final de sólo 1.440 kilos (10 menos que su antecesor), peso que eleva hasta los 1.530 kilos en el caso del Audi TTRS Roadster, que recurre a una capota de lona que pesa 39 kilos, la cual se puede poner y quitar siempre que no pasemos de 50 km/h en sólo 10 segundos.Para hacernos saber que no es un Audi TT ?corriente?, se le equipa con paragolpes más deportivos, dobles escapes con forma ovalada, un imponente alerón trasero fijo (sin coste el cliente puede solicitar el alerón activo de ?los otros?) o unas llantas forjadas de 19 pulgadas con neumáticos 245/35, aunque opcionalmente existen otras de 20 pulgadas con gomas 255/30. Aún con todo esto, los Audi TTRS Coupé brillan con un Cx de 0,32, mientras que los Audi TTRS Roadster tienen un Cx de 0,33.

Los primeros faros OLED de Audi

El toque tecnológico en el exterior de estos deportivos de 4,19 metros de largo lo ponen unos pilotos traseros con tecnología Matrix OLED, que son opcionales y presentan un diseño 3D. Todo ello casa a la perfección con sus dos colores exclusivos para los TTRS: gris Nardo y rojo Montmeló.Por dentro también se delatan con asientos deportivos tapizados en Alcántara, donde destacan los logos RS, inserciones en aluminio Race (las de carbono son opcionales) o un volante deportivo con dos botones específicos para los Audi TTRS, heredados de su hermano mayor. Uno de ellos sirve para poner su motor en marcha y el otro para controlar el Audi drive select. Tras este volante se esconde la pantalla TFT de 12,3 pulgadas con un display específico RS.

A un paso de los Audi R8 V10

Audi vuelve a confiar en su laureado propulsor 2.5 TFSI para impulsar a estos deportivos, un corazón que ha sido galardonado como ?Motor del Año? durante seis veces consecutivas. No se han conformado con lo que tenían en la casa, y han mejorado este motor de cinco cilindros que mide menos de 50 centímetros de largo para hacerlo aún más potente. Fabricado en aluminio, cuenta con inyección dual, un nuevo turbocompresor, pistones de aluminio y un nuevo cigüeñal también de aluminio que consigue rebajar el peso 18 kilos. En total se ahorran nada menos que 26 kilos en su motor, lo que ayuda también a centrar mejor las masas de este deportivo. Pero el 2.5 TFSI no es sólo ahorro, sino también potencia, como demuestra una potencia de 400 CV y un par máximo de 480 Nm, disponibles entre 1.700 y 5.850 rpm.Audi sólo lo combina con la tracción quattro y con una transmisión S tronic de 7 velocidades. Todo ello da como resultado una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 3,7 segundos, a dos décimas de su hermano mayor, el Audi R8 con un motor 5.2 V10 FSI de 540 CV. Eso el Coupé, porque el Roadster demanda 3,9 segundos. Ambos firman una velocidad máxima de 250 km/h, registro que se puede elevar de forma opcional hasta los 280 km/h.No todo es correr para estos nuevos Audi TTRS y Audi TTRS Roadster. Y para firmar un comportamiento envidiable, la firma de los cuatro aros ha puesto a punto su chasis, donde la suspensión Audi magnetic ride es opcional y ofrece diferentes configuraciones desde el Audi drive select, con modos Comfort, Auto, Dynamic e Individual.El control de estabilidad se ha puesto a punto para sacar el máximo partido a sus 400 CV e incluso ofrece la posibilidad de desconectarse por completo, del mismo modo que sus escapes son activos y varían el sonido de su mecánica dependiendo de nuestro estado de ánimo.

Incluso hay frenos carbocerámicos

Para detenerse se opta por un potente equipo de frenos, donde delante aparecen unos discos de acero perforados y con 370 milímetros de diámetro, que son ?mordidos? por unas pinzas de ocho pistones. Como opción, para quienes van a sacar todo el jugo a su Audi TTRS, se ofrecen unos discos carbocerámicos, pero sólo para el eje delantero. Se diferencian por sus pinzas pintadas en color gris.Estos Audi R8 ?a escala? llegarán a Europa a finales de este mismo año, y entonces conoceremos sus precios, pero para hacernos una idea, decir que un Audi TTS Coupé y con cambio manual arranca en 59.570 euros, mientras que un Roadster se va hasta los 62.580 euros... Los 90 CV extra nos costarán 20.000 euros más casi con toda seguridad.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16
Salon