Audi A3. Así funciona su sistema Mild Hybrid de 48 voltios
CON ETIQUETA ECO

Audi A3. Así funciona su sistema Mild Hybrid de 48 voltios

Disponible con el motor 1.5 TFSI de 110 kW (150 CV) con cambio S tronic de 7 velocidades, tanto para el A3 Sportback como el A3 Sedan, mejora la eficiencia y el agrado de conducción.

Pablo García

24 de Mayo 2020 11:00

Comparte este artículo: 22 4

El pasado mes de marzo llegaba a España el nuevo Audi A3 Sportback con tres opciones mecánicas (35 TFSI, 30 TDI y 35 TDI). Poco a poco, la marca alemana ha ido incorporando a la gama nuevas versiones mecánicas y la variante con carrocería de tres volúmenes, el Audi A3 Sedan.

Centrados en el apartado mecánico, una de las opciones más interesantes, aunque también más cara, es la nueva variante electrificada: el 1.5 TFSI de gasolina de cuatro cilindros con 110 kW (150 CV), cambio automático S tronic d doble embrague con 7 marchas y tecnología Mild Hybrid de 48 voltios (MHEV).

Con las mismas cifras de rendimiento que la versión con cambio manual de 6 marchas, gracias al sistema híbrido suave y a la desconexión de cilindros firma un consumo medio de 5,6l/100 km y unas emisiones de 128 g/km CO2 (WLTP). Además, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y alcanza los 224 km/h de velocidad punta.

Funcionamiento del Sistema Mild Hybrid de 48 voltios

Sus dos componentes principales son una batería adicional de iones de litio de 48 voltios y un alternador de arranque (BAS) conectado al cigüeñal mediante una correa. Su batería, ubicada bajo el asiento del pasajero delantero, está ligada al sistema eléctrico convencional del vehículo mediante un convertidor de corriente continua (DC/DC), que se encarga de transformar la tensión a 12 voltios.

Durante las desaceleraciones o al frenar el sistema Mild Hybrid recupera hasta 12 kW de potencia que se almacena en la batería de iones de litio. Al arrancar o cuando el motor lo necesita, el BAS asiste al TFSI de 4 cilindros con hasta 9 kW de potencia y 50 Nm de par a través de la función boost.

El sistema MHEV también se encarga de gestionar el estado de carga de la batería de 48 voltios, almacenando energía suficiente para que el coche pueda desplazarse por inercia con el motor apagado. Por ejemplo, cuando el conductor levanta el pie del acelerador en un rango de velocidad de entre 55 y 160 km/h, el motor TFSI se detiene y el vehículo puede circular hasta 40 segundos sin gastar una gota de combustible.

Otra ventaja adicional es que permite que en la fase de arranque y parada automáticos (start/stop), se pueda activar desde una velocidad de 22 km/h, sin necesidad de que el coche llegue a detenerse por completo.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon