sábado, 28 enero 2023

Audi Connectivity Techday. Conecto, luego existo

¿Quieres saber cómo actuarán los Audi del futuro? La marca alemana nos ha desvelado gran parte de sus novedades en materia de conectividad, un aspecto que cobra relevancia día a día. Ya nadie quiere renunciar a estar conectado, y el automóvil es una prolongación de todo ello. Ya no se trata de recibir información de servicios como el estado del tráfico, los restaurantes o los puntos de interés. Ahora toca estar siempre conectado, y por eso se trabaja en redes inteligentes que nos conectan con el mundo exterior e, incluso, con otros vehículos.

Todo esto abrirá nuevas sendas de información en tiempo real, orientadas hacia una conducción más segura, pero también más eficiente y confortable. Redes inteligentes, mapas digitales dinámicos, realidad virtual.. un mundo apasionante, casi de ciencia ficción, que hemos tenido ocasión de conocer 'in situ' durante una visita a Alemania.

Tecnología HMI: Todo en tus manos

En esta intensa jornada tecnológica organizada por Audi tuvimos ocasión de conocer novedades que están a la vuelta de la esquina. El nuevo control de instrumentación, por ejemplo, tendrá tecnología oled, incrementando la resolución en su imagen, y en las pantallas táctiles habrá que 'apretar' con algo más de fuerza -función háptica- para evitar posibles errores. Otro interesante proyecto es el asistente personal denominado PIA. Este sistema reacciona a los hábitos diarios del conductor: cuanto más tiempo pasa y se utiliza, el vehículo aprende, con el fin de adaptarse al usuario. De esta manera, la pantalla del salpicadero se irá configurando con el paso de los días a los gustos del 'dueño', por sí misma, facilitando de una manera más intuitiva las rutinas de cada conductor.

Car-to-X. Redes inteligentes entre vehículos

Muchos modelos de Audi llevan cámaras y sensores para ver lo que pasa a su alrededor. El siguiente paso será observar incluso lo que se escapa a su campo visual, es decir, lo que no se ve directamente. Y además, aprender a tomar decisiones. Para ello los vehículos deberán estar conectados entre sí para poder cambiar información. Parece ciencia ficción, pero esta tecnología estará disponible en la marca alemana antes de que concluya este año.

Los primeros pasos se enfocarán hacia la información sobre la señalización del tráfico o los incidentes, y algo más tarde la red permitirá reconocer plazas libres de aparcamiento. Lo comprobamos en una curiosa demostración con vehículos a escala 1:8 dotados de cámaras y sensores, coches que 'ven', 'piensan' y actúan por sí mismos. Así, los conductores conocerán, por ejemplo, los peligros en la carretera o podrán pasar en verde todos los semáforos de una avenida para ganar tiempo y ser más eficientes.

Audi lleva un año recogiendo información de 70 vehículos que han circulado por toda Europa. Los datos sobre velocidad, consumo, utilización de asistentes, recorridos, tipo de conducción, emisoras de radio favoritas -hasta 850 señales- se envían a un servidor de manera anónima. Con esto se pretende que los futuros modelos de la marca sean más eficaces y dinámicos, pero también más ergonómicos, porque se sabrá qué mandos o funciones se utilizan más a menudo, ubicándose los instrumentos en un futuro en sitios más fáciles de localizar y utilizar por parte del conductor. Todo esto facilitará la aplicación de la conducción autónoma, pero para ello los vehículos deberán navegar con una precisión 'al centímetro' sobre mapas digitales, como los creados por la compañía HERE.

1 v8H7iFoNvmq3J Motor16

Realidad virtual. ¿Simulación o realidad?

Audi también apuesta firmemente por la simulación de alta tecnología gracias a la realidad virtual. Varias son las aplicaciones en este sentido, como tuvimos ocasión de comprobar 'in situ'.

La primera estación se denomina Virtual Training Car, y en ella una 'simple' plataforma de asfalto se convierte en una ciudad, con edificios, peatones y semáforos gracias a un complejo sistema digitalizado y al visor VR, que son unas gafas virtuales. Con esta tecnología se puede conocer de una manera precisa asistentes como el Audi Pre Sense City, elemento que avisa, primero, y es capaz de detener el automóvil de manera automática para evitar una colisión o un atropello.

Esta experiencia permite conocer de primera mano este elemento de seguridad -se podrían configurar muchos más- con el fin de que los vendedores puedan transmitir con autenticidad las ventajas del sistema, y no de manera teórica, como ocurría hasta ahora.

Otra aplicación es el Audi VR Experience, que abre nuevas posibilidades para explorar y configurar el vehículo en el concesionario, tecnología a años luz de un 'simple' configurador en Internet. Así se puede conocer al detalle el vehículo con todas sus posibilidades de equipamiento y personalización, incluido el sonido del motor, gracias al visor VR.

También pudimos conocer los beneficios del Virtual Engineering Terminal, una mesa virtual en la que se puede comprobar cómo funcionan los sistemas actuales de seguridad y hasta desarrollar otros que estarán disponibles en breve, como un asistente de cruces que reconoce -aunque no los veamos- vehículos que se aproximan por ambos lados, o el de circulación en zonas de obras, que reconoce las líneas amarillas del piso y activa unas luces que marcan la anchura del vehículo.

Audi ConNect. Mucho ha cambiado desde 2009

No hace tantos años que Audi incorporó sus primeros servicios de información digital en sus vehículos. Fue en 2009, y básicamente se centraba en la búsqueda de noticias o puntos de interés. Desde entonces, la avalancha en materia de información ha sido abismal. Actualmente conocemos el estado del tráfico en tiempo real, podemos navegar al detalle gracias a Google Earth y se pueden integrar los servicios y funciones de nuestro smartphone con total naturalidad en el vehículo. Este mismo año la marca lanzó Audi connect e-SIM, una tarjeta integrada en el coche que permite acceder a los distintos proveedores de telefonía de manera autónoma, eliminando las tarifas de itinerancia. Por su parte, la aplicación gratuita Audi MMI connect permite conocer desde el teléfono móvil el estado de nuestro vehículo. Los servicios en línea se amplían día a día, y por eso Audi trabaja en la optimización en materia de hardware y semiconductores.

2 v8H7iFoNvmq3J Motor16

Amortiguador Rotativo Electromecánico. Una nueva fuente de energía

Hemos querido aprovechar estas páginas sobre tecnologías de Audi para destacar un importante avance tecnológico que la firma alemana acaba de desvelar. Hablamos del proyecto 'eROT', y básicamente se trata del montaje de unos amortiguadores rotativos electrómecánicos que sustituyen a los hidráulicos montados hoy en día. Al igual que ocurre cuando frenamos, que gran parte de la energía se pierde en forma de calor, los amortiguadores actuales absorben la energía cinética que se provoca en cada bache o con cada irregularidad del asfalto. Con esta nueva tecnología, un brazo transmite la fuerza a través de un grupo de engranajes a un motor eléctrico, que la convierte en electricidad. En los ensayos se han podido recuperar hasta 613 voltios -en carreteras muy bacheadas-, y la energía se almacena en una batería de 48 voltios. Por si fuera poco, el proyecto 'eROT' mejora el confort y la dinámica del vehículo.