domingo, 2 octubre 2022

Estas son las marcas que aún no venden coches eléctricos y estas las que sólo venden coches eléctricos

Un total de 20 de las 60 marcas de automóviles que tienen presencia en el mercado español todavía no ofrecen a los conductores un modelo completamente eléctrico. Aunque sí incluyen versiones híbridas, según datos de Sumauto. Muestra de la lentitud en la evolución de coche eléctrico.

Una realidad que va muy lenta

El especialista en portales de automoción apuntó que marcas como Jeep, Land Rover, Subaru o Suzuki, entre otras, no tienen vehículos con este tipo de propulsión en sus carteras de producto.

Mientras que otras como Mitsubishi o Seat que, pese a haber contado con un eléctrico en su gama, i-MiEV y Mii Electric, respectivamente, ahora mismo no lo comercializan.

Mitsubishi i MiEV Motor16
El Mitsubishi-i-MiEV ya no está a la venta

De la misma forma, la irrupción del coche eléctrico amplió la disparidad de fabricantes eléctricos nativos, es decir, compañías que desde su origen solo venden modelos con esta propulsión. En España, hay nueve marcas de este tipo, Tesla, Polestar o Aiways, entre otras.

Este despliegue de marcas nativas se debe a que el coste del desarrollo del coche eléctrico es más sencillo que uno de combustión. Lo que sumado al descenso del coste de las baterías, supone una producción rentable.

Más rentabilidad en lo eléctrico

Dentro de las veinte marcas, hay fabricantes como Lynk & Co que venden únicamente vehículos electrificados, pero no eléctricos. En el futuro de las marcas premium o de lujo, existen planes para el desarrollo de vehículos eléctricos. Maserati lanzará en 2023 su primer eléctrico, Alfa Romeo hará lo mismo en 2024 y Ferrari lo hará en 2025.

Las previsiones de MSI para Sumauto predicen un impulso del 29% en las ventas de eléctricos. Alcanzarán las 30.000 unidades vendidas este año y llegando a 40.000 unidades comercializadas en 2023.

«Con la llegada del coche eléctrico, veremos una cada vez mayor disparidad de fabricantes. De hecho, la menor complejidad del desarrollo de un motor eléctrico respecto uno de combustión favorece la aparición de nuevos actores. Esto abre más el abanico de posibilidades para el conductor en los próximos años», explicó el portavoz de Sumauto, Ignacio García Rojí.