Daniel Ricciardo demuestra cómo se gana una carrera
Gran Premio de China de Fórmula 1 2018

Daniel Ricciardo demuestra cómo se gana una carrera

Dos pilotos que tenían la victoria al alcance en China, Vettel y Bottas. Otro también pudo lograrla de no fallar dos veces en dos adelantamiento, Verstappen. Otro logró un impresionante triunfo cuando el sábado estuvo a punto de no poder salir de boxes a los entrenamientos, Daniel Ricciardo...

Javier Rubio

Javier Rubio Twitter

15 de Abril 2018 12:43

Comparte este artículo: 15 4 0

El Gran Premio de China confirmó lo que puede dar de sí la Fórmula 1 en sus mejores momentos, porque fue una carrera loca y divertida que sigue dando esperanzas para un campeonato abierto y movido. Si los problemas de Mercedes son puntuales o no aún está por ver. Pero que el equipo alemán no confirme el dominio que se le presuponía es una de las grandes noticias de este inicio de campeonato.

Como ocurre con los directores de carrera en Estados Unidos, el de la Fórmula 1 es capaz de ofrecer con sus decisiones los mayores alicientes para estimular el espectáculo en la pista. Que le den mayor discrecionalidad en el futuro. En esta ocasión, el principal favorecido fue Red Bull.

Ricciardo aprovechó todas sus ocasiones

Pero con el contraste de que mientras que Daniel Ricciardo aprovechó sus opciones con una maestría extraordinaria, Verstappen volvió a confirmar que su carácter en pista aún necesita ser domesticado. La precisión quirúrgica de uno y el alocamiento del otro marcaron las diferencias. Entre ambos pilotos brilló un equipo valiente y rápido de reacciones la estrategia, y con un extraordinario trabajo en las paradas de los mecánicos. El australiano está en plenas negociaciones sobre su futuro contrato. Con Red Bull, o con otros candidatos. Su victoria y la forma de ganarla sobre todo le ha llegado en el momento perfecto.

Si los problemas con los neumáticos que Mercedes está sufriendo en estas dos últimas carreras se convierten en tendencia en otro tipo de trazados y condiciones, tienen motivos para estar preocupados. Batidos en toda regla por Ferrari, aún así Bottas se encontró con una inesperada opción de victoria truncada por el coche de seguridad. Mientras tanto, el piloto que aplastaba en la última parte de 2017 se convertía en un alma en pena en Shanghai. Mercedes aún no ha conseguido ninguna victoria esta temporada. Tres carreras seguidas. No ocurría esto desde 2014. Otra gran noticia para el campeonato.

McLaren lento; Alonso, seguro

En McLaren siguió perfilándose con mayor nitidez el patrón de este arranque de temporada, y ya desde el equipo se veían obligados a reconocerlo públicamente este pasado fin de semana. Boullier admitió que técnicamente no se ha respondido a las expectativas con la versión inicial del MCL33, que el equipo no ha sido 'ambicioso', que ha errado en sus cálculos. En la segunda recta de Shanghai, los dos pilotos del equipo se veían obligados a ayudarse con los rebufos el sábado para paliar la falta de velocidad punta del MCL33. El domingo, el piloto español se atenía férrea y afortunadamente para el equipo a su parte del guión: gran salida, implacable en su ritmo, sin errores en carrera, y otro séptimo puesto al bote con puntos que valen económicamente oro en McLaren. Que en esta ocasión tenía más mérito si cabe que en la prueba de Sakhir, ya que los dos Red Bull terminaban este gran premio.

Con su actuación, Alonso ha traspasado algunos bares más de presión al equipo, que no pone en pista el material a la altura de su piloto. Las palabras de Boullier este fin de semana revelan que McLaren ya no puede echar más balones fuera. "Necesitamos soluciones más rápido y más inteligentes que nuestros rivales", viene denunciado el asturiano en las últimas fechas. Sabe por qué lo dice.

Sainz, de nuevo en los puntos

Carlos Sainz volvió de nuevo a terminar dentro de los puntos, así como Nico Hulkenberg. Si McLaren aspiraba a luchar con Red Bull, va a tener dificultades para hacerlo con Renault. Aunque sus pilotos aún no se encuentran cómodos ante un monoplaza no muy predecible y que se come las gomas, la progresión del equipo francés es evidente.

El piloto alemán estuvo espléndido en Shanghai, sobre todo en carrera. Por tercera vez superó a Sainz quien, aunque muy sólido en el gran premio chino, se le escapó un gran resultado de no haberse salido ligeramente de la pista tras adelantar a su propio compañero, lo que condicionó todo el desarrollo posterior de la prueba en relación a Hulkenberg. Sainz necesita aún trabajar en su monoplaza para hacerlo a su medida, pero también una victoria parcial sobre su compañero de equipo antes de que en la Fórmula 1 se convierta en tendencia que no puede con él. Aún es pronto para ello.

El título será tema del equipo alemán y Ferrari. A pesar de la debacle involuntaria de Vettel, se confirmó la consistencia de Ferrari y lo opuesto para Mercedes en estos primeros compases de la temporada. La mejor noticia del campeonato.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16