viernes, 2 diciembre 2022

SEAT, el RACE y la ONCE hacen posible la conducción para invidentes

Conducir es para muchos de nosotros una actividad más que hacemos a diario. Pero para las personas ciegas era algo que hasta ahora parecía imposible. Pues bien, gracias a Seat, el RACE y la ONCE este reto ha sido cumplido con creces en un evento único organizado en el Jarama.

El acto ha contado, con la presencia de Mikel Palomera, director de SEAT España, Carmelo Sanz de Barros, presidente del RACE, y Miguel Carballeda, presidente de la ONCE, así como con los embajadores de SEAT, los actores María Castro y Maxi Iglesias.

Invidentes con alma de pilotos

En un ambiente totalmente seguro, los 60 participantes de esta experiencia han podido disfrutar de la libertad de conducir gracias a un grupo de expertos monitores de No + accidentes, haciendo posible esta actividad acompañándoles, dirigéndoles y ayudándoles en todo momento. 

El programa del día comenzó con una charla a las personas ciegas para explicar la actividad en sí, las medidas de seguridad y las normas a seguir. Después, en el coche (un Seat León con cambio DSG, asistente de control de carril, control de velocidad adaptativo, además de otros elementos importantes como los controles de estabilidad, ABS y airbags), se ha tratado con cada alumno la adaptación al puesto de conducción y se han hecho pequeñas prácticas para coger el tacto a los pedales y evitar acelerones y frenadas bruscas. Con algunas palabras claves para la dirección del coche y habiendo cogido sensaciones, varios participantes llegaron a alcanzar velocidades de hasta 140 km/h. Algo increíble para personas que, en algunos casos, no habían cogido un coche nunca. 

Seat también puso a disposición de los medios varios vehículos de prueba en los que realizar una conducción a ciegas. La sensaciones que puedo plasmar aquí sobre esa conducción se van a quedar excasas. Realmente, no tenemos conciencia de todos los sentidos que ponemos en practica a la hora de conducir hasta que nos arrebatan uno. Al no tener una referencia real de tu ubicación en cada momento, la voz de tu monitor se convierte en tu mente en un mapa en el que el más mínimo error puede suponer una salida con terribles consecuencias.

Los más increible de todo ello es que las personas invidentes no tienen ese pánico al error. La confianza en su guía es total y gracias a ello los periodistas del motor quedábamos como auténticos pardillos a la hora de dar vueltas al circuito cuando, con total confianza en su primera incursión con un coche, nos adelantaban en vuelta haciendo las trazadas casi con precisión milimétrica.

Fátima Peinado, una participante de este evento, comentaba al terminar la experiencia lo siguiente: «Estoy feliz. Quiero dar las gracias a SEAT y al RACE por darnos esta oportunidad. Por fin he podido sentir lo que es conducir un coche. Pensaba que no lo iba a poder hacer en toda mi vida y me ha encantado. Ahora entiendo a la gente que le gusta ponerse al volante de un vehículo y a los que les apasiona la velocidad«.

Esta es la primera vez en el mundo que personas ciegas entran en un circuito de velocidad a conducir por sí mismos y sólo con las indicaciones de un monitor especializado. No sabemos si se podrá volver a repetir, lo que si podemos asegurar es que esta experiencia única se quedará en su memoria como un recuerdo imborrable.