jueves, 7 julio 2022

Qué debes hacer para que te apliquen el descuento de 20 céntimos por litro

En sólo unas horas entra en vigor el descuento de los 20 céntimos por litro de combustible. Se trata de una medida tomada por el Gobierno dentro de su plan energético para controlar la desbocada subida de precios de los carburantes.

Tú, como usuario, no debes preocuparte de nada. Basta con que vayas a la gasolinera como siempre, a partir del viernes 1 eso sí, y llenes el depósito o respostes lo que creas conveniente. A la hora de pagar exige tu ticket de venta y verifica que te apliquen el descuento vigente.

Descuento mínimo de 20 céntimos por litro

En concreto, la parte del descuento que cubre el Gobierno es de 15 céntimos, a lo que hay que sumar otros 5 que aporta la estación de servicio. Debe quedar reflejado con toda claridad en el ticket de venta, y además la propia estación de servicio debe disponer de todos los resguardos para reclamar el importe adelantado a la administración.
En caso de que la petrolera tenga en vigor un descuento genérico superior a los 5 céntimos, puede optar por aplicarlo o no. De esta forma en el caso de Repsol ha confirmado que mantiene vigente los 10 céntimos por litro para todos los que se den de alta en la app Waylet. Posteriormente, además, deberán aplicarte los posibles descuentos o promociones en vigor por pagar con determinadas tarjetas de crédito como la VISA Repsol o la VISA Carrefour.

Gasolinera

Tal y como recoge el BOE del 30 de marzo, este descuento entra en vigor el viernes 1 de marzo a las 12 de la noche, y estará en funcionamiento hasta el 30 de junio. Se debe aplicar a todo tipo de carburantes. Y es importante recalcar que a todos los carburantes, ya sea gasolina, diésel, GLP, GNC, bioetanol, gasóleo agrícola, gasóleo marítimo

Descuento para todos los carburantes y para todos

La orden ministerial es de ordenado cumplimiento por todas las estaciones de servicio, ya sean autoservicio o low cost, por lo cual no vale ninguna excusa. En el exterior de la gasolinera el panel de precios debe reflejar el coste por litro sin descuento, para pasar a incluirlo con posterioridad en el ticket de venta.
Respecto a una posible subida de precios previo por parte de las petroleras para amortiguar el descuento y quedarse con parte del margen, lo cierto es que salvo casos puntuales los precios no han cambiado en las estaciones de servicio. De hecho tan sólo se ha detectado un ligero aumento en surtidores low cost que trabajan con márgenes muy ajustados. De hecho, la Ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha confirmado que lo van a vigilar minuciosamente a través de la Comisión de Mercados y Competencia. Los datos dicen que dos días después de la aprobación y publicación en el BOE la modificación media de precios en las gasolineras en territorio nacional no llegaba al 1%.

Las gasolineras no están de acuerdo

Las gasolineras han mostrado su total desacuerdo con esta medida, no tanto con la medida en sí como por la forma de implementarla. Hablan de improvisación, de un funcionamiento que les va a obligar a anticipar el dinero de su bolsillo. Esto va a generar un problema muy importante de tesorería para unas empresas que en más del 70% de los casos son PYMES con una estructura familiar detrás y de la que dependen cientos de trabajadores. De hecho desde la CEEES (Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio), calculan que les van a obligar a adelantar una media en el entorno de los 1.000 euros diario por estación de servicio.
Según recoge le BOE, para la devolución del dinero tendrán tres plazos; 15 de mayo, 15 de junio y 15 de julio. En cada uno de ellos deben presentar el extracto de la bonificación aplicada y que ha asumido. Posteriormente el Gobierno se lo pagará mediante transferencia bancaria.

Cómo se hará la devolución del dinero

En cualquier caso el Ministerio de Hacienda, que se va a hacer cargo de esta gestión, ha abierto una línea de liquidez que les va a permitir pedir por adelantado entre 2.000 euros y 2 millones de euros a la administración para hacer frente a la situación. Para calcular el importe del anticipo deben valorar el 90% de su consumo medio anual.
Aun así reconocen que la situación va a ser complicada porque ni siquiera han tenido tiempo físico para adecuar el sistema informático y las cajas registradoras al descuento previsto.