martes, 27 septiembre 2022

Lancia Aurelia Outlaw European CSL. Traje de Lancia clásico, corazón de Alfa moderno

El especialista británico Thornley Kelham es una de las referencias europeas en la restauración de vehículos clásicos. Por sus instalaciones han pasado todo tipo de modelos, algunos de la talla del Lancia Aurelia B20GT del que hablamos en 2019, una de las joyas de la automoción italiana, además de ser uno de los coches más exclusivos que se han fabricado en el país transalpino, puesto que solo se fabricaron 720 ejemplares con carrocería Coupé y fue el primer vehículo que utilizó un motor V6.

1 Km0is52BWJ9g6 Motor16

Con semejantes credenciales, no es de extrañar que Thornley Kelham se haya animado de nuevo a restaurar otro Lancia Aurelia. El proyecto recibe el nombre Lancia Aurelia Outlaw European CSL y lo cierto es que no es una restauración al uso, sino un restomod porque mantiene la estética original, pero incorpora multitud de mejoras.

2 Km0is52BWJ9g6 Motor16

Thornley Kelham solo producirá tres unidades de esta creación e invertirá 5.000 horas de trabajo en cada una de ellas. Estéticamente, este Aurelia se inspira en el que pilotó Giovanni Bracco en varias competiciones a comienzos de los años 50, como la Mille Miglia o la carrera Panamericana; este coche fue modificado con un techo más bajo para mejorar su aerodinámica y eso mismo ha hecho Thornley Kelham, que ha utilizado paneles de aluminio para contener al máximo el peso del conjunto.

3 Km0is52BWJ9g6 Motor16

Peso pluma y más músculo

¿El resultado? 1.100 kg, a pesar de todo lo que ha añadido el preparador, tanto a nivel técnico, como en el interior, donde destacan los asientos tapizados en cuero, el volante de madera y los arneses anclados a la barra antivuelco. A nivel de chasis, estrena una suspensión con amortiguadores y muelles actuales, diferencial autoblocante, frenos de disco modernos y hasta la posibilidad de una dirección asistida eléctricamente.

4 Km0is52BWJ9g6 Motor16

Bajo el capó también hay sorpresas y con acento 100% italiano, nada más y nada menos que un motor V6 3.2 «Busso» de origen Alfa Romeo como el que llevaron los GTV, 147 GTA o 156 GTA. Este bloque desarrolla 304 CV ligado a una caja de cambios manual de cinco marchas y, por supuesto, mantiene la configuración Transaxle del modelo original.