miércoles, 25 mayo 2022

Jaguar C-Type. Regresa 70 años después

La división Jaguar Classic ya ha presentado una edición muy limitada del C-Type para conmemorar el 70 aniversario de su victoria en las 24 Horas de Le Mans. Presentado en el prestigioso Concours of Elegance del Palacio de Hampton Court, las réplicas se fabricarán a mano en la planta de Coventry y emularán las especificaciones del C-Type de competición de 1953.

«Estas réplicas del C-Type han podido mantener la esencia del icónico y excepcional diseño de Malcolm Sayer gracias a que Jaguar Classic ha usado por primera vez bocetos en 3D con la tecnología CAD, lo que ha permitido fusionar el diseño y el legado automovilístico con las herramientas de ingeniería más vanguardistas», ha asegurado Dan Pink, Director de Jaguar Classic.

El C-Type, que comenzó a competir en 1951 y consiguió la victoria en Le Mans en su primera participación, fue el resultado de la mente visionaria de Malcolm Sayer, el legendario diseñador de Jaguar. Si por algo destaca este modelo es por haber sido el primer vehículo en utilizar frenos de disco en 1952, aunque también fue famoso por su forma aerodinámica y fluida.

Sin borrar la historia

Antes de diseñar las réplicas del C-Type era necesario profundizar en la historia y el legado del modelo para determinar cómo debían fabricarse y cuál sería su especificación. Según apunta la marca, se necesitaron casi dos años para compilar datos antes de poder comenzar el trabajo de fabricación.

Todo este proceso de documentación dio como resultado la fabricación de un modelo mediante el diseño 3D asistido por ordenador, algo pionero en Jaguar Classic.

Las primeras réplicas se fabricarán antes de que se celebre un evento para propietarios en 2022. Todas seguirán la especificación del vehículo del equipo de competición que se hizo con el triunfo en Le Mans en 1953, incluido el motor de seis cilindros en línea y 3,4 litros con carburadores Weber 40DCO3 triples, que permiten alcanzar 220 CV.

Cada uno de los motores requiere un tiempo de fabricación de nueve meses. En ellos, los carburadores Weber se han reformado para cumplir con los requisitos más estrictos. Además, otros detalles del compartimento del motor se han mantenido igual que en el modelo original, como la bomba hidráulica Plessey ubicada en la caja de cambios.

En cuanto al interior, los materiales elegidos emulan el legado del vehículo original. En el habitáculo se ha usado un acabado de fieltro hardura recortado diferente al C-Type original, pero acabado en plata para reflejar el espíritu original. Además, el acabado en cuero Rexine del salpicadero y los panales laterales está hecho con el último rollo existente de ese material.

Estas réplicas, que cuentan con la aprobación de la FIA, se podrán escoger entre 12 colores exteriores, entre los que se incluyen Suede Green, Cream, Pastel Blue y British Racing Green.