Motor16

Al volante, Hyundai i30. Maduración perfecta
Al volante. Nuevo Hyundai i30

Al volante, Hyundai i30. Maduración perfecta

Hyundai es una de las marcas que mejor ha sabido adaptar sus modelos e incluso toda su gama al mercado europeo. Y un ejemplo claro es la tercera generación del i30, un modelo que madura a la perfección y que cada vez está más cerca de los modelos referentes del segmento compacto.

Andrés MasAndrés Mas TwitterGoogle+

18 Enero 2017 16:58

Compactos

HyundaiHyundai

Una de las marcas que mejor ha sabido adaptar sus modelos e incluso toda su gama al mercado europeo ha sido la coreana Hyundai. Y lo ha hecho desde dentro y al gusto de los compradores de esta parte del mundo. De hecho más del 90 por ciento de los Hyundai que se venden en Europa se han diseñado, desarrollado y construido en Europa. Es el caso de la tercera generación del i30, un modelo que madura a la perfección y que cada vez está más cerca de los modelos referentes del segmento compacto. Y lo está porque esta nueva entrega ha dado pasos de gigante en aspectos como calidad, aplomo, equipamiento y oferta mecánica. Un esfuerzo titánico para el modelo más importante de Hyundai en Europa dentro del objetivo de convertirse en la marca asiática número uno en Europa en 2021.

Una dirección más precisa y una carrocería más rígida

El i30 de la tercera generación es más largo más ancho y más bajo y a pesar de todo ha adelgazado 28 kilogramos gracias a que en su carrocería se ha utilizado dos veces más cantidad de acero de alta resistencia que en el modelo anterior, aumentando a su vez la rigidez un 22 por ciento. Su diseño es cien por cien nuevo y carrocería y mecánica se asientan sobre una evolución de la plataforma actual. Las mejoras afectan a la suspensión trasera y a la dirección. Y es que el eje trasero multibrazo se ha optimizado notablemente con un eje superior, dos inferiores -hasta ahora sólo uno- y otro brazo longitudinal. Con ello se ha conseguido un mejor guiado y mejor control de la rueda.

La tercera generación del i30 es más largo más ancho y más bajo y a pesar de todo ha adelgazado 28 kilogramos gracias a la utilización de acero de alta resistenciaLa tercera generación del i30 es más largo más ancho y más bajo y a pesar de todo ha adelgazado 28 kilogramos gracias a la utilización de acero de alta resistencia

La dirección por su parte es más directa con muy pocas fricciones internas y un software que evita ese vacío habitual cuando se circula en línea recta. Esta dirección que sigue siendo de asistencia eléctrica, transmite mucho más al conductor y recupera el tacto de las antiguas asistencias mecánicas. Según los ingenieros de la marca, en comparación con su predecesor es un 10% más directa y la respuesta del vehículo es 15 milisegundos más rápida. En el desarrollo del coche han participado activamente ingenieros españoles y entre los escenarios elegidos se encuentra la carretera del Veleta, en Sierra Nevada, el Circuito de Nürburgring, en Alemania y las nevadas calles de Suecia. Y el resultado es fantástico ya que no se han visto obligados a endurecer demasiado muelles y amortiguadores para lograr un aplomo y eficacia sorprendentes aunque se aumente el ritmo.

Mecánicas optimizadas con mucha tecnología de serie

El nuevo i30 hereda algunas motorizaciones de la anterior generación pero también estrena otras muy interesantes. Todos los motores vienen de serie con el sistema integrado de Stop and Go (ISG). Y se puede elegir entre el nuevo motor T-GDI de 1.4 litros, turboalimentado de cuatro cilindros y 140 caballos- que estrena el i30 en la marca-, el motor T-GDI de 1,0 litros, turboalimentado, tres cilindros y 120 CV, y el único motor diésel de 1,6 litros, turboalimentado, de cuatro cilindros y con tres niveles de potencia: 95, 110 y 136 CV. Los consumos y emisiones de CO2 empiezan a partir del nivel más bajo de 3.4 l/100km y 89 g/km.

A estos motores se le puede acoplar el cambio manual de seis velocidades (6MT) o el cambio de doble embrague de siete velocidades (7DCT) de Hyundai, con una respuesta muy directa y eficaz. El tres cilindros de gasolina y 120 caballos hay que llevarlo alto de vueltas para que muestre una respuesta propia de esa potencia, un empuje solvente que sorprende si tenemos en cuenta su baja cilindrada, aunque a decir verdad el consumo se muestra muy sensible al tipo de utilización. Si se mima el acelerador y no se va muy cargado el consumo homologado de 4,5 l/100 km se acerca bastante a la realidad, sin embargo conduciendo sin miramientos esa cifra se dispara hasta los casi 7 litros cada 100 kilómetros.

Todos los motores vienen de serie con el sistema integrado de Stop and Go (ISG)Todos los motores vienen de serie con el sistema integrado de Stop and Go (ISG)

Pero la verdadera sorpresa nos la hemos llevado con el nuevo 1.4 T-GDI de 140 caballos. Se trata del bloque Kappa que en el anterior i30 sin turbo y con inyección indirecta rendía 100 caballos. Ahora, con turbo e inyección directa, distribución y admisión variable y 14 kilogramos menos de peso se convierte en un bloque compacto y ligero en el que además se ha reducido ligeramente la cilindrada para mejorar la fiabilidad. El funcionamiento del i30 con este propulsor es suave, silencioso y eficaz, unas sensaciones que se multiplican si se combina con el cambio automático de doble embrague 7DCT.

Y esta vez los consumos sí que se mantienen en cifras comedidas salvo que se realice una conducción desmedida. Con estos atributos, el nuevo 1.4 T-GDI se convierte sin duda en el motor de gasolina más equilibrado y recomendable de la gama y casi del segmento. Ahora bien, para los clientes que prefieren el diésel, la tercera generación del Hyundai i30 se ofrece con un motor de 1,6 litros, turboalimentado, de cuatro cilindros y con tres potencias: 95, 110 y 136 CV. Las versiones de 110 y 136 se pueden elegir con el cambio manual de 6 marchas o con el automático 7DCT. Y los consumos también especialmente bajos ya que oscilan entre los 3,4 l/100 km de media en el motor de 110 caballos y los 3,8 l/100 km del de 136 caballos.

Un interior muy cuidado y lleno de calidad

El interior del nuevo i30 destaca por su calidad, que nada tiene ya que envidiar a la de los mejores rivales del segmento. Salpicadero y laterales en acabados blandos al tacto, gran insonorización del habitáculo, pantalla central mandos de manejo suave y agradable, ajustes rigurosos y gran calidad percibida se combinan para poner el listón muy alto como mínimo a todos los rivales de marcas generalistas y ponerse a la altura de modelos de referencia como puede ser el Golf. No ha ganado mucho en espacio interior pero sí en capacidad de maletero, que pasa de 378 a 395 litros incluyendo una rueda de repuesto de emergencia. Eso sí, el depósito de combustible ha reducido su capacidad en 3 litros de 53 a 50 litros.

El interior del nuevo i30 destaca por su calidad, que nada tiene ya que envidiar a la de los mejores rivales del segmentoEl interior del nuevo i30 destaca por su calidad, que nada tiene ya que envidiar a la de los mejores rivales del segmento

El nuevo i30 cuenta con la última tecnología en seguridad activa para cumplir con las normas europeas de seguridad más exigentes: airbag de rodilla, sistema autónomo de frenado de emergencia con aviso de colisión frontal, control de crucero inteligente, detección de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero, sistema de alerta por cambio involuntario de carril, función de información del límite de velocidad y asistencia para luz de carretera. Una novedad en la gama de Hyundai es el sistema de detección de fatiga de conductor (DAA), lo que aporta al i30 de nueva generación todos los elementos de seguridad activa disponibles para los vehículos de Hyundai Motor y lo convierte en unos de los vehículos con el paquete de seguridad más avanzado. Incluso se puede decir que desde la versión básica el i30 incluye en su equipamiento de serie 8 airbags, control de presión de los neumáticos, sistema de frenada autónoma de emergencia, sistema de aviso de colisión frontal, sistema de detección de fatiga del conductor y sistema activo de cambio involuntario de carril.

La tercera generación del i30 va a crecer en versiones y aunque de momento solo se va a vender la carrocería de 5 puertas, la marca coreana presentará en el salón de Ginebra del mes de marzo la versión Wagon. Durante la segunda mitad del año llegará un i30 N con una potencia de 270 caballos y ya en 2018 un i30 Fastback con carrocería mitad familiar mitad coupe.

Esta es una imagen de lo que está por llegar del nuevo Hyundai i30Esta es una imagen de lo que está por llegar del nuevo Hyundai i30

Hay un i30 de acceso con un precio de 14.900 euros. Es la versión 1.0 TGDI de gasolina con tres cilindros y 120 caballos en su acabado más sencillo Klass y además del descuento promocional básico de 3.400 euros, ese precio final lleva descontados otros 1.500 por financiar con la marca y otros 700 de fidelización. En el caso de los diésel, el descuento básico para el i30 CRDI de 95 caballos que llega en abril también es de 3.400 euros y también se le podrían sumar las otras promociones hasta dejar un precio final de 15.950 euros. El resto de los diésel contarán con un descuento básico de 4.000 euros por lo que un i30 CRDI de 110 caballos en acabado Tecno, una de las versiones que la marca espera sea de las más vendidas, partiría de un precio de 20.875 euros sin financiar ni acogerse a ninguna otra promoción.

Comentarios

precios de coches y comparador