Amortiguadores, equipamiento esencial
SEGURIDAD

Amortiguadores, equipamiento esencial

El amortiguador es uno de esos elementos muchas veces olvidados pero absolutamente vitales para garantizar el confort y, sobre todo, la seguridad.

Redacción

19 de Abril 2021 14:14

Comparte este artículo: 0 0

Amortiguador de dirección

Para conducir por las carreteras españolas es necesario contar con un coche en perfectas condiciones, el cual te permita viajar con comodidad y además te provea un viaje seguro, sin inconvenientes... En este sentido, cabe destacar el sistema de suspensión de los vehículos, donde los amortiguadores de dirección cumplen una función muy importante. Esta pieza es la responsable de absorber todos los movimientos fuertes que se producen al pasar por una zona irregular, caer en un pequeño hoyo sobre la carretera o simplemente pasar sobre desniveles en el asfalto. Sin este elemento tan importante tu vehículo se deterioraría muy rápido, además, tu viaje no sería nada cómodo. Por tal motivo, hoy te hablaremos sobre todo lo que debes saber sobre esta parte importante del sistema de suspensión.

¿Qué es el amortiguador de dirección?

Es un dispositivo que se ubica entre la carrocería del automóvil y las ruedas del mismo. Este elemento esencial del sistema de suspensiones consta de dos tubos de acero que se fijan a la carrocería y ruedas mediante ejes o anclajes. El tubo exterior de este repuesto suele estar lleno de aceite y el tubo interior es el que se encargar de alojar la compresión. Cuando el vehículo realiza movimientos el tubo interior se desplaza hacia dentro del tubo exterior, creando succión en el aceite y compresión en la cámara interior. Este mecanismo tiene la capacidad de convertir la energía cinética en energía térmica, absorbiendo cualquier impacto, golpe o vibración en el sistema de suspensiones.

Actualmente, existen amortiguadores con sistemas más modernos, pero los expertos señalan que este tipo de amortiguadores tradicionales son más efectivos. La tecnología avanza a pasos acelerados, incluso, los coches nuevos ya no llevan rueda de repuesto

¿Para qué sirve?

El amortiguador de dirección es una pieza de recambio que funciona en conjunto con el muelle para absorber cualquier movimiento brusco, golpe, impacto o vibración presente en las ruedas. De esta manera, se evita que la fuerza o acción de dicho movimiento se pueda transmitir a otra parte de vehículo y tripulantes, ocasionando daños o lesiones. El sistema de suspensiones ideal lo determina el fabricante mediante pruebas de ingeniería automotriz, sin embargo, en España muchas personas acondicionan sus vehículos con partes o repuestos de alto rendimiento. Pero, debes tener cuidado con estas modificiaciones, ya que si posees una SUV y le has colocado suspensiones especiales para recorrer caminos rústicos, debes consultar el Real Decreto DC866/2010, del 2 de julio de 2010, para conocer si requieres de homologación para circular de forma legal.

¿Es mejor comprarlo nuevo o de segunda mano?

Esta es una inquietud que presentan la mayoría de propietarios de automóviles. Cabe destacar que todo lo relacionado con ruedas y dirección del automóvil es de gran importancia, por tanto, muchas personas sienten miedo de comprar recambios de segunda mano. Sin embargo, normalmente los productos que se ofertan en el mercado de segunda mano, como puede ser Daparto, suelen estar en óptimas condiciones y además la mayoría son fabricados por marcas reconocidas y de gran trayectoria. Los productos para sistemas de suspensiones originales, nuevos y de marcas reconocidas son costosos.

Todo depende de tu presupuesto, porque si sueles comprar partes de coche baratas, seguramente te decantarás por marcas genéricas con precios asequibles. En estos casos, recambios usados, pero en buen estado y de marcas reconocidas, podrán ofrecerte un período de vida útil superior e incluso precios más competitivos. En tal sentido, ya es una decisión que queda de parte del usuario si compra piezas nuevas o de segunda mano.

¿Cómo saber si está dañado?

El sistema de suspensiones del coche es el que ofrece mayor estabilidad al conducir, descubrir si algo no está funcionando bien en esa parte será sencillo, su diagnóstico se efectuará cuando el vehículo esté en movimiento. Debes estar atento a los siguientes síntomas:

Rebotes excesivos

Uno de los indicios más evidentes de que no se está amortiguando bien son los rebotes del coche. Unos modelos tienen más tendencias que otros a rebotar cuando se frena o se pasa sobre una zona irregular, sin embargo, tu debes de conocer tu vehículo y si en un momento determinado comienza a rebotar más de lo normal es un síntoma de daños en el dispositivo para amortiguar.

Comportamiento extraño en curvas

Cuando este recambio está dañado suele perder solidez en su movimiento natural y este síntoma se evidencia cuando se conduce con velocidad a través de una curva. Cuando pasamos por una curva es necesario que el vehículo se incline de forma natural un poco hacia un costado, pero si existen daños o desgaste en el dispositivo para amortiguar, esta inclinación no se produce de forma apropiada haciendo peligrosa la conducción.

Desgaste inusual de los neumáticos

Los neumáticos suelen tener un período de vida útil bastante generoso. Pero cuando hay problema con el sistema de muelles, en específico pérdida de aceite en el tubo del dispositivo para amortiguar, los neumáticos comienzan a desgastarse de forma rápida con patrones inusuales. En los casos, donde el desgaste es uniforme, hacia uno de los costados o en el centro del neumático, la razón será otra y deberán revisarse presión de los neumáticos, abrazadera de suspensión o alineación de ruedas.

Desnivel en el vehículo

Cuando esta pieza se encuentra averiada puede que varias ruedas queden mejor suspendidas que las ruedas donde existe el daño. En tal sentido, puede existir un desnivel lateral o diagonal en el vehículo, el cual será un factor crítico para la estabilidad del coche cuando se conduce con velocidad. Algunos dispositivos para amortiguar utilizan abrazadera para una mayor estabilidad, si esta abrazadera está desajustada también podrá existir un pequeño desnivel en una de las ruedas.

Ruidos extraños

Cuando este repuesto comienza a funcionar con deficiencia o ha perdido su aceite, los ruidos se hacen presentes al conducir. Ruidos molestos comenzarán a surgir cuando subes al vehículo, cuando agregas carga, cuando frenas, cuando vas con velocidades altas... En fin, tu conducción no volverá a ser placentera. En estos casos, es recomendable llevar al automóvil a un taller mecánico de confianza o si estás familiarizado con la mecánica podrás echar un vistazo al dispositivo para amortiguar para verificar si este requiere un ajuste, está roto o presenta pérdida de aceite.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon