Kia Xceed 1.6 PHEV Emotion. Lógico y apetecible
PRUEBA

Kia Xceed 1.6 PHEV Emotion. Lógico y apetecible

Carrocería crossover y mecánica híbrida enchufable con etiqueta 0 Emisiones, gasto medio de 1,7 l/100 km, 42 kilómetros de autonomía eléctrica, un descuento de 8.531 euros que deja su factura no tan lejos de los 30.000, garantía de 7 años... Difícil resistirse a los encantos del XCeed PHEV.

Pedro Martín

Pedro Martín

4 de Mayo 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Si los 30.695 euros que Kia anuncia ahora a pie de concesionario para nuestro protagonista, con el acabado superior eMotion, ya son tentadores, qué decir de los 28.845 del eTech o los 26.250 del básico eDrive, que incorpora pantalla central de 8 pulgadas, faros LED, cámara de visión trasera, alerta de colisión frontal o climatizador bizona, entre otros elementos. Y en ese caso, además, como monta unos neumáticos 205/60 R16 más que lógicos, el gasto medio se queda en 1,4 l/100 km y la autonomía eléctrica WLTP crece hasta 48 kilómetros.

Pero comprenderemos que muchos clientes apunten más alto y aspiren incluso al eMotion analizado, que presume de un equipo de serie apabullante: instrumentación digital, reconocimiento de límites de velocidad, navegador con pantalla de 10,25 pulgadas, aviso de riesgos en el ángulo muerto, cargador inalámbrico del smartphone, techo solar panorámico... Y, como en el eTech, unas llantas de 18 pulgadas que 'alegran' la vista pero aparejan gomas 235/45, excesivas para la filosofía -eficiencia, ecología y ahorro- o la potencia -141 CV, que en ocasiones pueden quedarse en 105- del XCeed PHEV.

¿Qué es eso de los 141 CV que pueden quedarse en 105?

Para entenderlo hemos de recordar que las mecánicas híbridas enchufables suelen combinar un motor de gasolina con uno eléctrico -hay variaciones, pero en este caso es así-, y la firma coreana asocia aquí el 1.6 GDi atmosférico de inyección directa y 105 CV con un motor eléctrico de 61. En total, 141 CV y 27,0 mkg, cifras razonables porque se asocian a una eficaz caja automática de doble embrague y seis marchas que saca provecho de la energía disponible, al tiempo que procura buen tacto de conducción. Pero también es cierto que el conjunto roza los 1.600 kilos conductor incluido, y nadie debe esperar las reacciones de un Eurofighter.

De hecho, Kia homologa una modesta aceleración de 0 a 100 km/h en 11 segundos exactos, aunque en la práctica hayamos medido 10,3. E incluso nos parece solvente su reprís, como indican los 7,5 segundos empleados para recuperar de 80 a 120 km/h, un brío correcto para adelantar largos vehículos pesados. Pero extraña su baja velocidad punta -160 km/h-, y es que la marca homologa el dato en las peores condiciones posibles de la mecánica, es decir, con la batería descargada, y en esa situación dejaríamos de contar con aporte eléctrico y los 1.594 kilos de este XCeed -más la posible carga- pasan a moverse solo con un 1.6 sin turbo. Y afrontando un repecho de autovía, un puerto de montaña o un adelantamiento habrá que tenerlo en cuenta.

Pero hablamos de situaciones límite, porque incluso tras agotarse la batería, la mecánica genera electricidad con fluidez durante la marcha, en un proceso 'carga-uso-carga-uso' que permite disfrutar prácticamente siempre de la potencia máxima. Y ese mismo proceso es el que permite que el XCeed PHEV siga siendo muy económico incluso al circular con la batería vacía, pues su funcionamiento híbrido es estupendo, y en viajes largos nos moveremos entre los 5,5 y 6,5 l/100 km de media.

Y si la batería tiene carga, el promedio se desploma. Porque a pesar de tener solo 8,9 kWh de capacidad -al ser tan pequeña podemos cargarla en casa en poco más de dos horas con una toma de 4 kW-, da para cubrir 42 kilómetros en modo eléctrico, valor oficial que en la práctica se cumple y se rebasa con cierta facilidad. En nuestra exigente y realista ruta mixta habitual, con autovía, carretera y ciudad, se ha conformado con 4,4 l/100 km -en los primeros cien kilómetros-, lo que le convierte en uno de los PHEV más ahorradores probados hasta hoy por Motor 16. Curiosamente le supera el Kia Niro, dotado de idéntica mecánica y al que medimos en su día 4,1 l/100 km, pero la diferencia no nos ha pillado por sorpresa porque anuncia menos gasto el Niro que el XCeed: 1,4 litros el primero, 1,7 el segundo. De hecho, el Niro PHEV nos sigue pareciendo una alternativa racional como pocas, pues además de ahorrar todavía más tiene un maletero algo mejor.

Y es que en el XCeed que nos ocupa la zona de carga pierde 135 litros frente al resto de versiones de la gama, lo que para algunos usuarios puede ser un obstáculo. ¿Suficientes sus 291 litros? Pues dependerá del uso. No obstante, la arquitectura híbrida enchufable no afecta al espacio habitable, pues hay cinco buenas plazas y el crossover de Kia resulta acogedor, con asientos cómodos, un suelo casi plano en la segunda fila, cotas generosas en todas direcciones, sensación de calidad y confort acústico. Con nota destacada para la ergonomía, pues todo está ordenado y a mano, los mandos tienen buen tacto y son intuitivos, la instrumentación es grande y se ve bien... Lástima que no haya cuentavueltas ni en Sport, modo que seleccionaremos pulsando un botón específico de la consola. Y cuando lo hacemos, el tacto del acelerador es más sensible y, muy curioso, la batería se regenera más y va acumulando carga como si se tratara de una función Charge... que este XCeed no tiene. Y tampoco tiene una función Hold que permita conservar carga de la batería para después.

Sí tiene, en cambio, un botón para optar entre el modo eléctrico EV y el híbrido HEV, e incluso un programa alternativo llamado Auto que alterna entre EV y HEV según la situación. En EV, por ejemplo, podremos alcanzar 140 km/h de velocidad máxima, y entre eso y los casi 50 kilómetros de autonomía eléctrica real, muchos conductores no llegarán a necesitar el motor de gasolina en sus trayectos diarios de lunes a viernes.

Cuando salgamos a carretera para viajar, salvo los 37 litros que solo caben en el depósito o esas moderadas prestaciones ya comentadas, todo contribuye a reforzar el agrado de uso general, como una dirección precisa y directa -menos de 2,4 vueltas de volante-, una frenada dosificable y bastante enérgica -están bien los 53,7 metros para detenernos desde 120 km/h- o un equilibrio idóneo entre estabilidad, comodidad y facilidad de manejo, pues no pasa factura la generosa altura libre al suelo, de 184 milímetros. Cota que vendrá muy bien fuera del asfalto mientras no haya barro, arena o nieve, ya que el XCeed no tiene ningún programa específico para uso 'off road'.

LA CLAVE

Podría correr algo más para que sus prestaciones estuviesen más en línea con su aspecto; y podría tener un maletero más capaz para redondear su enfoque multiuso. Pero, dicho eso, el XCeed PHEV es un producto espectacular, un 0 Emisiones agradable y muy eficiente para entrar con garantías en la movilidad eléctrica.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon