La reedición del Passat GTE equipa una batería de más capacidad que alarga un poquito la autonomía, más justa en la práctica de lo esperado. Puede que no sea el plug-in hybrid más eficiente, pero si valoramos todo lo que nos ofrece dan ganas de firmar el pedido en el concesionario.

Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Interior

Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Detalles

Prueba Volkswagen Passat Variant GTE. Exterior

Artículo anteriorPrueba Volkswagen Passat Variant GTE. Interior
Artículo siguientePrueba Volvo V60 Cross Country D4 AWD. Exterior