Renault Mégane 275 Trophy-R. Rey de Nürburgring
7 MINUTOS 54,36 SEGUNDOS

Renault Mégane 275 Trophy-R. Rey de Nürburgring

Renault se ha sacado la espinita que tenía clavada desde que Seat se coronó con su León Cupra 280, como el tracción delantera más rápido en Nürburgring. Para ello han lanzado este Mégane 275 Trophy-R, el más radical.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

16 de Junio 2014 13:45

Comparte este artículo: 44 0

Renault presumía desde hacía tres años de tener el compacto de tracción delantera más rápido sobre el trazado de Nürburgring. Era el Mégane R.S. Trophy, que ostentaba un registro de 8 minutos y 8 segundos.

León en el punto de mira

Pero Seat se plantó en el mítico Infierno Verde con su nuevo León Cupra 280, y tras el volante estaba sentado nada menos que Jordi Gené, que todo ayuda. Ambos consiguieron parar el crono en un tiempo de 7 minutos y 59 segundos, con una unidad completamente de serie. Así, este nuevo León Cupra se coronaba como el vehículo de tracción delantera más rápido en Nürburgring.

Desde este momento, Renault estaba dolido por haber perdido ese honor, por lo que se pusieron manos a la obra para crear el Megane más radical jamás fabricado, y por cierto, homologado para poder rodar en carretera abierta, sino, el registro no valdría.

Así, ha aparecido este Renault Megane R.S. 275 Trophy-R, creado tomando como base un Trophy "convencional". Sin embargo el propulsor 2.0 Turbo pasa a ofrecer una potencia de 275 CV y un par máximo de 360 Nm, lo que vienen a ser 10 CV extra, mientras que el par máximo está inalterado. Mantiene el diferencial autoblocante mecánico y aparece la joya de la corona; un sistema de escape firmado por Akrapovic y que está fabricado en titanio.

Relación peso/potencia: 4,66 kg/CV

Pero ahí no queda la cosa, pues este Megane tan especial suma además llantas Speedline de 19 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, unos discos de freno delanteros con centro de aluminio y un diámetro de 350 milímetros. Pero también se ha conseguido bajar el peso en 100 kilos hasta un total de 1.281 kilos, pues entre otras cosas se ha prescindido de los asientos traseros y se ha eliminado los elementos de insonorización. También Renault ha optado por una batería de ión litio, que es más pequeña y ligera, se elimina el sistema de radio, además del aire acondicionado.

Por si todo ello fuera poco, no faltan unos asientos Recaro de fibra de carbono, así como arneses de seis puntos y una suspensión Ohlins que se puede ajustar (la delantera en 20 posiciones y la trasera en 30).

Pues con todo ello se plantaron en Nürburgring y consiguieron un registro de 7 minutos y 54,36 segundos, lo que vienen a ser cuatro segundos menos que el Seat León Cupra 280.

Renault tiene previsto fabricar 250 unidades de este Megane R.S. 275 Trophy-R, las cuales venderá a finales de este mismo año en 14 países diferentes. Queda por conocer su precio, pero podría superar en unos 10.000 euros el de un Megane R.S. Trophy "convencional", así que rondaría los 40.000 euros.

Artículos recomendados

Sigue Motor16