lunes, 4 julio 2022

Si buscas renting al mejor precio, aprovecha los seminuevos

¿Tienes que buscar el mejor renting? Pues no dejes de aprovechar el mercado de seminuevos. Hacerlo permite encontrar coches muy jóvenes, con pocos kilómetros. y en estado prácticamente igual al que tenían nuevos de fábrica.

Además, lo mejor de aprovechar un renting de seminuevos es que disfrutaras de precios más ventajosos y puede que hasta más reducidos.

No es algo nuevo, pero sí un dato que muchas personas desconocen. También se pueden contratar operaciones de renting para vehículos seminuevos. Y en ellas disfrutarás de las mismas ventajas y servicios que para los vehículos nuevos, con total normalidad.


Las operadoras de renting ofrecen operaciones con vehículos seminuevos procedentes de sus propias flotas a precios francamente atractivos. En su mayoría son unidades procedentes de otras operaciones que han sido canceladas anticipadamente. Vehículos que se vuelven a recontratar para completar los calendarios de amortización establecidos en su día antes de enviar la unidad al mercado de ocasión.

Pero también son los vehículos que integran las flotas de renting flexible, cada vez más empleadas y solicitadas en el mercado , que tanto favorecen a muchas empresas y, en especial, a pymes y autónomos.

Seminuevos, en muy buen estado y atractivo precio

Los vehículos que se utilizan en estas operaciones son coches jóvenes, en su mayoría con menos de uno o dos años de uso. Proceden de operaciones de corta duración que las operadoras de renting han realizado para clientes. O de contratos cancelados anticipadamente de aquellos que decidieron en su momento que no querían o no podían continuar con el alquiler del vehículo.


Cuando un operador compra un coche para un contrato de renting, realiza un estudio financiero del valor de compra y del valor a futuro que tendrá en el mercado de ocasión al acabar la duración del contraro. Si este era de corta duración o termina anticipadamente, el operador puede realizar nuevas operaciones a precios de cuota inferiores.

Es una manera de seguir rentabilizando la inversión realizada en su compra, prestando los mismos servicios que en su momento ofreció y dio al primer usuario del vehículo.

Todos los vehículos seminuevos del renting que se utilizan en estas operaciones son vehículos que han sido revisados y analizados. Con ello se busca garantizar su correcto funcionamiento y todos los requisitos que los nuevos clientes puedan precisar de ellos.

Los seminuevos, también en renting flexible

Pero hay más. Las operadoras de renting ofrecen los vehículos seminuevos tanto para realizar nuevos contratos “a plazo fijo” durante el tiempo que los clientes deseen, como para emplearlos en las operaciones de renting flexible que tanta aceptación y demanda generan en el mercado actual. En este caso, esas unidades se unen a las flotas de flexible, donde los usuarios van alquilando y dejando los vehículos en función del momento en el que los precisan para garantizar su movilidad.


Los vehículos de las flotas de renting flexible están sometidos a un uso intensivo. Apenas permanecen parados durante sus periodos de alquiler. Las operadoras procuran que estén rentados prácticamente de continuo en manos de uno u otro cliente adscrito a este sistema de renting.

Recordemos que el renting flexible te garantiza disponer de un coche para cubrir tu movilidad durante determinados períodos de tiempo. Períodos que se pueden alargar o no en función de los momentos en los que el cliente utilice el coche.

Usarlo cuando realmente lo necesites

Si el vehículo se utiliza para aportar movilidad a trabajadores durante un proyecto, si este se interrumpe durante meses, la empresa puede devolver el coche y retomarlo bajo el mismo contrato cuando el proyecto se reactive.

Durante ese período se interrumpirá tanto el uso del coche como el pago de las cuotas. Y al reiniciarse la actividad, el coche que se recupere no tiene porque ser la misma unidad. Puede ser otra distinta, nueva o usada, del mismo modelo u otro semejante, bien de la misma clase o de distinto segmento de alquiler.

Las flotas de renting flexible se nutren de vehículos nuevos que las operadoras van incorporando y renovando cada dos o tres años. O antes si el estado del vehículo así lo precisa.

Su uso intensivo, en manos de distintos conductores y al servicio de diferentes empresas, provoca que recorran un mayor número de kilómetros en menores plazos de tiempo. Esto conlleva un mayor desgaste en sus cualidades pese a la constante labor y vigilancia de las operadoras por su correcto mantenimiento.

Cuando se retiran definitivamente de las flotas del flexible, estas unidades no se comercializan nuevamente en renting como vehículos seminuevos. Salen al mercado como vehículos de ocasión a través de las redes de ventas de las operadoras de renting en el mercado del VO.

Ventajas económicas de los seminuevos de renting

Las ventajas económicas que un renting de seminuevos aporta a los clientes son similares a las que se logran en el mercado de ocasión con este tipo de vehículos.

El precio a pagar por las cuotas mensuales es algo más reducido que el de un renting convencional. Siempre en función del tiempo de duración que se firme y de los servicios que se incluyan en el mismo.

En cambio, las de renting flexible, por lo general, tienen un precio relativamente superior a las del renting convencional. Las ventajas de interrumpir pagos y uso según las necesidades del cliente generan pérdidas de valor a futuro de los vehículos implicados en estas operaciones.

A cambio tienen otras muchas ventajas: posibilidad de cambiar de modelo, tipo o categoría de vehículo cuando el cliente lo precise, interrumpir el alquiler del mismo sin penalizaciones de ningún tipo, etc.

Unidades concretas, gran variedad de modelos

Cuando apuestas por un renting de seminuevos debes tener claro que, lógicamente, no puedes esperar poder elegir el modelo concreto que deseas. Son unidades específicas que deberás aceptar tal cual las ofrece el operador de renting.

Todas ellas han sido revisadas y su estado comprobado por el operador de renting, que garantiza su correcto funcionamiento y estado de marcha. Y en caso de problemas que pudieran surgir en vehículo, se trata de un renting. Será el operador el quien corra con la cuenta. Y deberá proporcionarte un coche para garantizarte tu movilidad durante el tiempo que dure el contrato, si así aparece estipulado en este.

Aun así, la variedad de elección está más o menos garantizada. Gracias a la amplia oferta de vehículos de la flota del operador de renting y a la elevada tasa de renovación que estos aplican en sus flotas.

En todo caso y ante cualquier duda al respecto, las compañías de renting ponen a tu disposición un amplio equipo de asesores. Te atenderán personalmente para que tu decisión sea certera. Y para que elijas el coche que realmente necesitas para tu movilidad al mejor precio, aunque puede que no sea el que buscabas inicialmente.

Óptimas condiciones de uso

Los seminuevos del renting siempre están en perfecto estado de conservación y óptimas condiciones de uso. Esto es gracias al control exhaustivo y el exigente mantenimiento que las operadoras realizan. Por ello, en caso de problemas sobrevenidos, accederán a cambiarte el coche si se presentaran deficiencias en esa unidad.


En función del contrato que firmes, al ser seminuevos, la flexibilidad de los contratos es mayor que la de contratos convencionales. Además, las operadoras permiten que re-estrenes coche cada año.Cada 12 meses se abre una “ventana de salida”.

Esto es: un plazo de tiempo durante el cual puedes optar por seguir con el coche otro año más, cambiarlo por otra unidad seminueva semejante o de otro segmento, pasar a un contrato de renting de un nuevo coche o, cancelar la operación, devolviendo el coche y dando por finalizado el contrato.

En función de la modalidad elegida, la duración y el nuevo modelo que escojas en estas variables las cuotas pueden variar levemente, pero en todo caso podrás acogerte a cualquiera de ellas sin penalizaciones de ningún tipo.

Cortos plazos de entrega

Además de precios más competitivos contarás con la misma calidad y comodidad que si se tratara de un vehículo nuevo. Con igual prestación de servicios que en el renting de un coche nuevo. Y con la ventaja añadida de que, al tener el vehículo en su propia flota, los plazos de entrega se acortan enormemente. En ocasiones te pueden entregar el coche en apenas un par de días.

Y todo ello sin entradas ni pagos adicionales. Evitando desembolsos inesperados que afecten a tu presupuesto y con los valores añadidos que aporta el renting.

Coche de sustitución. mantenimiento, reparación de averías, cambio de neumáticos, asistencia europea en carretera, servicio de atención 24 horas/365 dias (todas las gestiones en un único número de teléfono), gestión y tramitación de multas, seguro a todo riesgo, pago de impuestos, pago y paso de la ITV, posibilidad de dar de alta a varios conductores sin penalizaciones por edad o antigüedad, servicio de recogida y entrega en talleres y otros servicios del renting, atención preferente en todos ellos mediante código de preferencia o cita previa, etc.

Disponibilidad depende de la oferta del mercado.

Contratar un renting de seminuevos siempre es posible. Debes tener en cuenta que hay momentos, como el actual, en los que el número de unidades disponible es bastante reducido.

Por las dificultades que la crisis de microchips está generando en la industria del automóvil, en estos momentos es bastante difícil encontrar unidades disponibles. Hay fuertes tensiones por ello en el mercado. Tensiones que han provocado que muchos clientes opten por este tipo de operaciones en lugar de esperar a contratar nuevos vehículos para sus flotas.

En todo caso, lo importante es que conozcas que la posibilidad está a tu alcance y que las propias operadoras las ofertan y anuncian a través de sus propias webs.