Honda CR-V 2015. Nueva tecnología y mecánicas
NUEVO 1.6 I-DTEC BITURBO Y 160 CV

Honda CR-V 2015. Nueva tecnología y mecánicas

Honda pondrá en breve a la venta los renovados Honda CR-V, que estrenan una estética más moderna, pero también un nuevo sistema multimedia y sobre todo, un nuevo propulsor 1.6 i-DTEC Biturbo de 160 CV.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

27 de Enero 2015 18:42

Comparte este artículo: 19 0

Para mantenerse en la cresta de la ola, Honda ha modificado varios aspectos de su CR-V, comenzando por el estético. Ahora los Honda CR-V estrenan una frontal más moderno, al que han dotado de nueva parrilla, nuevo paragolpes y nuevos faros que suman las luces diurnas LED. También se podrán equipar con faros de xenón. En la parte posterior, nuevos también son los pilotos, que también estrenan un sistema de iluminación LED.

Honda ofrece para su Honda CR-V nuevos diseños de llantas de 17 y 18 pulgadas, además de nueve colores diferentes para su carrocería.

Nuevo sistema Honda Connect

En el habitáculo también hay cambios, aunque igual de ligeros que en el exterior, pues aparece un tablero de instrumentos rediseñado y un nuevo selector para el cambio en las versiones automáticas. Nueva también es la pantalla táctil de 7 pulgadas, en la cual se pueden visualizar todos los datos referentes a la conducción, pero también con la que podemos sincronizar nuestro smartphone gracias a la función MirrorLink. El sistema Honda Connect cuenta con el sistema Android 4.0.4, por lo que su imagen y diseño es similar al que la mayoría de nuestros smartphone. Cuenta también con Bluetooth, diferentes aplicaciones, sistema de navegación Garmin, cámara de visión trasera...

Un apartado en el brilla con luz propia el Honda CR-V es en la habitabilidad, con una amplitud interior significativa para todos los ocupantes y un maletero cuya capacidad oscila entre los 589 y los 1.669 litros. Ahora también se ofrece un apoyacodos delanteros que se puede regular longitudinalmente (60 milímetros) para adaptarse mejor a nuestra talla.

Tres opciones mecánicas

Sin embargo, uno de los apartados en los que más evoluciona el renovado Honda CR-V es en la mecánica. Todos sus propulsores cumplen ahora la norma Euro6 de emisiones contaminantes y la gama comienza con el conocido 2.0 i-VTEC de 155 CV, una mecánica que se mantiene inalterada y que se puede combinar con el sistema de tracción delantera, o con una tracción a las cuatro ruedas. Esta última disponible en combinación con un cambio manual de 6 marchas o un veterano automático con 5 velocidades.

En diésel también se mantiene el nuevo propulsor 1.6 i-DTEC de la familia Earth Dream, el cual ofrece 120 CV y sólo se combina con la tracción delantera y la caja de cambios manual de 6 velocidades. Se trata de la versión más demandada en la gama CR-V y no es para menos, pues emite tan sólo 115 g/km de CO2, ya que su consumo medio homologado es de sólo 4,4 l/100 km (no paga impuesto de matriculación). A pesar de tener un consumo muy reducido, este crossover de 4,60 metros de largo se permite el lujo de acelerar de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 182 km/h.

Pero la principal novedad es la llegada de una variante de este mismo propulsor diésel, pero dotado de doble sobrealimentación, de manera que su potencia sube hasta los 160 CV, mientras que el par máximo pasa de 300 a 350 Nm. Esta nuevo 1.6 i-DTEC Biturbo llega para reemplazar al veterano 2.2 i-DTEC de 150 CV y el cliente sólo podrá adquirirla en combinación con la tracción a las cuatro ruedas. Eso sí, hay una versión con cambio manual de 6 velocidades y otra con un nuevo cambio automático de 9 velocidades, el cual sustituye a un veterano cambio de 5 velocidades. Esta combinación de motor y cambio permite al Honda CR-V ahorrar 65 kilos de peso respecto a su antecesor. Ambas versiones, al igual que el otro 1.6 i-DTEC de 120 CV cuentan con el sistema Start&Stop.

Si optamos por las versiones con cambio manual, debemos decir que su velocidad máxima es de 202 km/h, mientras que en 9,6 segundos es capaz de pasar de 0 a 100 km/h. Homologan un consumo medio de 4,9 l/100 km, con unas emisiones de 129 g/km de CO2. Si por el contrario, lo queremos con la nueva transmisión automática de 9 velocidades, el Honda CR-V puede alcanzar una velocidad máxima de 197 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 10 segundos, mientras que su consumo medio apenas se resiente, pues homologa un gasto de 5,1 l/100 km, con unas emisiones de 134 g/km de CO2 (todos los consumos son con llantas de 17 pulgadas).

Por último, decir que el renovado Honda CR-V también suma infinidad de nuevos sistemas de seguridad activa.

Artículos recomendados

Sigue Motor16