Cupra Born. Emociones eléctricas
HASTA 231 CV DE POTENCIA

Cupra Born. Emociones eléctricas

Cupra da el salto al eléctrico puro con este llamativo Born, un compacto con 4,32 metros de largo que promete una deportividad sin precedentes en la firma española. Llegará en 2022 con hasta 231 CV de potencia y con hasta 540 kilómetros de autonomía.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

25 de Mayo 2021 23:15

Comparte este artículo: 0 0

Cupra va un paso más allá en cuanto a la electrificación de su actual gama. Pues si hace solo unos meses llegaban a los concesionarios las versiones e-HYBRID de sus León y Formentor (recuerda que están disponibles con 204 y 245 CV en cualquiera de los casos y con precios que parten de los 39.000 euros en Cupra León e-HYBRID y de los 36.640 euros en Cupra Formentor e-HYBRID), ahora es tiempo de Born.

Corría el mes de marzo del año 2019 cuando en el Salón de Ginebra se desvelaba el Seat el-Born, un sorprendente prototipo al que si echamos la vista atrás, muy poco difiere a nivel estético de este definitivo Cupra Born, que ve como el artículo determinado desaparece del nombre de este atrevido vehículo compacto que mide 4,32 metros de largo (también son 1,81 metros de ancho y 1,54 metros de alto), y ahora además firmado por la marca deportiva de Seat. Para que te hagas una idea, esa longitud son ocho centímetros menos de lo que mide un Cupra León, además de seis centímetros más de lo que mide un Volkswagen ID.3, con el que este Cupra Born comparte la conocida plataforma MEB. Con él, pero también con los Audi Q4 e-tron, Skoda Enyaq iV, Volkswagen ID.4... y los que llegarán.

Hereda los acentos en color cobre

Más allá del apartado estético, que puede gustar más o menos, y donde llaman poderosamente la atención sus detalles en color cobre, este Cupra Born luce un avanzado sistema de iluminación Full LED, aerodinámicas llantas que estarán disponibles en 18, 19 y 20 pulgadas, además de que se ofrecerán seis colores para su carrocería, tonalidades llamadas Gris Vapor, Blanco Glaciar, Plata Geyser, Rojo Rayleigh, Gris Quasar y el exclusivo Azul Aurora.

Pero hablando de aerodinámica, un dato que Cupra no ha desvelado por el momento, y que se trata de un factor crucial en un vehículo eléctrico, el Cupra Born presenta unos particulares apéndices en los estribos laterales y un difusor trasero, que además enfatizan su carácter deportivo.

Los cortos voladizos de su carrocería le permiten ofrecer 2.767 milímetros de batalla (eso son 85 más que un Cupra León), lo que según Cupra se traduce en un espacioso interior con capacidad para cinco ocupantes y todo su equipaje, porque presume de tener un maletero con 385 litros de capacidad. Y eso son cinco litros más que los que ofrece un Cupra León.

Un interior amplio y 'ecofriendly'

Tampoco desentona un piso trasero plano, un sinfín de pequeños huecos para dejar objetos cotidianos, acentos también en color cobre, un cuadro de instrumentos digital, una gran pantalla central de 12 pulgadas (es más que probable que en estos los botones táctiles de la parte inferior, desde los que se controla la climatización, carezcan de iluminación), asientos delanteros de tipo 'Bucket'... Como curiosidad decir que estos asientos pueden solicitarse con un tapizado llamado Seaqual, el cual se obtiene con plásticos marinos reciclados para así incrementar el carácter 'ecofriendly' de este Cupra Born. Si bien, también se ofrece un tejido Dinámica disponible en gris o azul para los paneles de las puertas y también para los asientos, que se trata de una microfibra ecológica.

Pero la deportividad del nuevo Cupra Born no solo llega de la mano de su imagen o de su tecnología, sino también de sus mecánicas eléctricas, siempre asociadas a un único motor trasero capaz de alcanzar las 16.000 rpm. Este motor estará disponible con 110 y con 150 kW de potencia, lo que podemos traducir como 150 y 204 CV, pero siempre con un par motor de 310 Nm.

Cuatro opciones mecánicas. Todas '0 emisiones'

El primero de ellos se acompaña en exclusiva de la batería más pequeña de la gama, que tiene 45 kWh de capacidad y que se traduce en una autonomía de 340 kilómetros en ciclo WLTP. Esta versión es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos.

Los de 204 CV de potencia ya se acompañan de una batería con 58 kWh de capacidad, que le otorga una autonomía de 420 kilómetros en ciclo WLTP. Estos pueden acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 7,3 segundos.

Cupra va un paso más allá en la electrificación de su gama con este Born. Pero ya tiene disponibles seis versiones híbridas enchufables, fruto de combinar las mecánicas e-HYBRID de 204 y 245 CV en León, León Sportstourer y Formentor.Cupra va un paso más allá en la electrificación de su gama con este Born. Pero ya tiene disponibles seis versiones híbridas enchufables, fruto de combinar las mecánicas e-HYBRID de 204 y 245 CV en León, León Sportstourer y Formentor.

Solo la versión más potente podrá adquirirse con los paquetes opcionales e-Boost y e-Boost Range. Lo particular de estos es que elevan la potencia de su motor eléctrico hasta los 170 kW (231 CV), de forma que pueden acelerar de 0 a 50 km/h en 2,6 segundos, mientras que en 6,6 segundos llegan a los 100 km/h. Y eso son dos décimas menos de lo que requiere un Cupra Formentor VZ 2.0 TSI 245 CV DSG7 para alcanzar los 100 km/h.

Por su parte la versión e-Boost Range es algo más 'lenta', porque demanda 7,0 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. Eso se debe a que su batería pasa de 58 a 77 kWh de capacidad, de forma que su autonomía escala de 420 a 540 kilómetros. Estas prestaciones también se deben a que esta versión rondará los 1.870 kilos de peso, unos 170 más que la que utiliza unas baterías más comedidas.

Talante deportivo

Todo ello se sustenta sobre la conocida plataforma MEB, en la que dichas baterías, las cuales admiten recargas rápidas de hasta 125 kW (es de suponer que esto no sucederá en las más pequeñas, pero que en solo siete minutos acumulan energía para recorrer 100 kilómetros), forman parte de su estructura. Su posición ayuda a rebajar su centro de gravedad y a centrar las masas, de forma que Cupra anuncia un reparto de pesos entre sus ejes que roza el perfecto 50:50. Eso condiciona el sensacional comportamiento de este Cupra Born, que además se acompañará de una dirección progresiva, un Control Dinámico de Chasis (DCC) y de un control de estabilidad con modo deportivo, detalles nunca antes combinados en un modelo fabricado sobre la plataforma MEB y que servirán para diferenciarlo a nivel dinámico de sus 'primos' del Grupo Volkswagen. Y por si no fuera suficiente, este Born ofrecerá un selector de modos de conducción con los programas Range, Comfort, Performance e Individual. Además, exclusivo para las versiones equipadas con el paquete opcional e-Boost se añade el modo Cupra.

Este Born ofrecerá al conductor un carácter deportivo, pero será curioso comprobar como al heredar la plataforma MEB se acompaña en cualquiera de ellos de unos frenos traseros de tambor. Aún así, como buen eléctrico no será necesario recurrir con asiduidad al pedal de freno, porque su motor se encarga de recuperar energía en las deceleraciones, que llegan a alcanzar los 0,3 g cuando se apuesta por el modo 'B' en lugar del 'D'.

En cuanto a tecnología, decir que este Born podrá equipar los más avanzados sistemas de ayuda a la conducción, lo último en conectividad, un sistema de sonido firmado por Beats Audio, sin olvidarnos de un sofisticado Head-Up display con realidad aumentada, que multiplican la seguridad activa de este emocionante vehículo compacto y eléctrico que comenzará a fabricarse en la planta que el Grupo Volkswagen tiene en Zwickau, Alemania, a partir del próximo mes de septiembre, por lo que en España no lo esperes hasta comienzos de 2022.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon