Skoda Enyaq iV. Lo volvemos a conocer en persona
DESDE 39.000 EUROS

Skoda Enyaq iV. Lo volvemos a conocer en persona

Skoda ha traido a Madrid una unidad de su flamante Enyaq iV, un crossover eléctrico que promete revolucionar la electromovilidad familiar. Y eso será posible gracias a su funcionalidad, su tecnología, su autonomía o su precio.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

30 de Octubre 2020 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Cierto es que para una gran mayoría del público que desea adquirir un vehículo nuevo, hablar de 39.000 euros no es 'moco de pavo'. Pero también es verdad que pagar ese precio por el nuevo Skoda Enyaq iV tampoco es una cifra que debamos considerar como disparatada. Más aún si tenemos en cuenta que la firma checa asegura que en España si sumamos los descuentos pertinentes por financiar, los del propio concesionario y las ayudas del gobierno por la adquisición de un vehículo eléctrico (como no podía ser de otra manera tendrá la etiqueta Cero de la DGT), la versión de acceso va a superar por poco la barrera de los 30.000 euros. Y eso ya es otra cosa si tenemos en cuenta que por esa cuantía nos llevamos a casa el mejor Skoda de toda la historia, un Skoda con carrocería crossover, totalmente eléctrico y que vale para todo, que además presume de tener una autonomía de 390 kilómetros según el ciclo WLTP (la versión 80, que también está ya a la venta desde 45.000 euros, anuncia 510 kilómetros).

Hasta hace no mucho tiempo tener algo semejante en nuestro garaje requería tener que desembolsar prácticamente el doble de esa cantidad. También es verdad que pagar ese peaje extra te permite llevarte un SUV de firma premium y de reconocido prestigio, pero tecnológicamente no está mucho más avanzado que este Skoda Enyaq iV que pretende democratizar la electromovilidad familiar.

Amplio y funcional como buen Skoda

Eso lo consigue gracias a sus 4,65 metros de longitud (es solo 38 milímetros más corto que un Skoda Kodiaq), de forma que puede presumir de tener un espacioso habitáculo, donde para empezar luce un maletero que oscila entre los 585 y los 1.710 litros de capacidad. También ofrece unas plazas posteriores amplias, en las que con un conductor de 1,75 metros de estatura al volante, hay tres centímetros más para las piernas que en un señorial Audi A8 (hemos medido 780 milímetros). En ellas no faltan multitud de huecos para dejar pequeños objetos, así como puertos USB para poder conectar los 'gadgets' de los más pequeños.

Delante nos topamos con un interior mucho más digital de lo que estamos acostumbrados en la firma checa, pues la mayor parte de las funciones se controlan ahora desde una gran pantalla central táctil que tiene 13 pulgadas y que es de serie para todos los Enyaq iV. Delante nuestra hay otra pequeña pantalla que nos muestra datos como la velocidad o la autonomía, mientras que como opción se va a ofrecer un avanzado Head-Up display con realidad aumentada.

Quienes quieran hacerse con uno de estos Skoda Enyaq iV tienen la posibilidad de elegir entre cinco ambientes diferentes para su habitáculo, donde el denominado Loft es de serie. Por encima se posicionan los llamados Lodge, Lounge, ecoSuite y Suite (son opcionales por 600, 1.350, 1.550 y 1.850 euros respectivamente), que apuestan por materiales reciclados en sus tapizados y otras zonas, además de por optar incluso por un exclusivo tapizado en cuero tratado de forma natural con aceite de oliva. A pesar de su carácter 'ecofiendly', la calidad interior es notable y transmite solidez a un puesto de conducción elevado como en el caso de un SUV, pero en este Enyaq iV debido a la posición de sus baterías en el piso, que elevan unos centímetros su habitáculo. Y de eso te das cuenta en cuanto quieres bajarte del vehículo y tocar suelo con tu pie izquierdo.

Como buen Skoda, las ingeniosas soluciones Simply Clever están a la orden del día, además de que como opción por 920 euros se puede equipar con un gancho para remolque, solución particular para un eléctrico puro. Este es uno de los pocos extras que se pueden solicitar de forma independiente, porque para el Enyaq iV Skoda propone una gama de opciones que se aglutinan en diferentes paquetes, los cuales permiten ahorrar unos cuantos euros en comparación de si se adquieren de forma individual.

Dos opciones mecánicas por el momento

Inicialmente este crossover eléctrico se ha puesto a la venta (no se van a entregar hasta mediados de 2021) en sus versiones 60 y 80 (también se anunció una variante denominada 50 que promete una autonomía de 340 kilómetros, la cual no se comercializará en España). La que tuvimos ocasión de conocer en Madrid era la de mayor autonomía de la gama (también fue la que pudimos conducir el pasado 13 de febrero por carreteras de Irlanda debidamente camuflada para la ocasión). Y tras cotillear en sus múltiples pantallas delató que con un 58% de batería restante ofrecía autonomía para recorrer 285 kilómetros, lo que se puede traducir en un total de 491 kilómetros, no muy lejos de los 510 que anuncia. También es cierto que como la mayoría de los vehículos eléctricos, calcula esa autonomía en función de los últimos registros de conducción, sin pasar por alto que se trataba de una unidad equipada con llantas de 21 pulgadas opcionales (de serie tiene llantas de 19 pulgadas con neumáticos 235/55 delante y 255/50 detrás, que son 235/55 R19 en las cuatro para la versión 60). Estas además se calzan con unos neumáticos 235/45 R21 delante y 255/40 R21 detrás, que pueden justificar esa merma en la autonomía.

Esta versión apuesta por un único motor colocado sobre el eje posterior que eroga 204 CV de potencia (el de la versión 60 tiene 180 CV), que es una opción más que lógica para mover sus 2.075 kilos de peso (son 110 kilos más que un 60). Por lo tanto ofrece muy buenas prestaciones, pero quien quiera ir un paso más allá que tenga en cuenta que más adelante se van a poner a la venta las versiones 80 X y RS, que suman un segundo motor en el eje delantero, para además de ofrecer tracción a las cuatro ruedas, proporcionar 265 y 306 CV de potencia respectivamente, siendo capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 y en 6,2 segundos (8,7 segundos requiere un 80 de 204 CV), y firmando velocidades punta de 160 y 180 km/h. Estos más potentes también mantienen la batería de 82 kWh (son 77 kWh reales), pero el mayor peso y potencia reducen su autonomía hasta los 460 kilómetros, que no está nada mal.

Todos los Skoda Enyaq iV equipados con la batería de 60 y de 80 kWh ofrecen de serie la capacidad de recargar su baterías de forma rápida hasta 50 kW, pero de forma opcional la de mayor capacidad puede subir hasta los 125 kW (esto será de serie en las versiones de tracción total), de forma que en 36 minutos puede pasar del 20 al 80%. Y como opción la versión 60 admitirá recargas de hasta 100 kW.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon