Cupra Formentor e-Hybrid y e-Hybrid VZ. Deportivos y eficientes
AL VOLANTE

Cupra Formentor e-Hybrid y e-Hybrid VZ. Deportivos y eficientes

Cupra sigue completando la gama Formentor y es el turno de su primera opción electrificada, con un motor híbrido enchufable y dos escalones de potencia.

Redacción

18 de Marzo 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Cupra va configurando la gama de su modelo estrella, el Formentor, de forma escalonada. A las versiones de gasolina, los TSI 1.5 de 150 y 2.0 de 310 CV, junto al 2.5 TSI 5 cilindros de 395 CV que llega a finales de año, se une ahora la variante electrificada, el e-Hybrid. El primer híbrido enchufable de la gama, del que ya se pueden hacer pedidos, se configura en dos escalones de potencia, 204 y 245 CV. Ambos sobre el mismo motor 1.4 TSI de 150 CV (110 kW) asociado a un propulsor eléctrico de 116 CV (85 kW), que ofrecen en conjunto 204 CV (150 kW) con 350 Nm de par en el e-Hybrid, y 245 CV (180 kW) con 400 Nm de par en el VZ e-Hybrid, ambos asociados a una caja DSG de 6 relaciones y con tracción delantera. Una diferencia de rendimiento marcada por la electrónica y que se traduce en unas prestaciones aún superiores en el caso del VZ. Y es que el Cupra Formentor e-Hybrid es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos, con una velocidad máxima de 205 km/h. Mientras el VZ e-Hybrid homologa solo 7 segundos para alcanzar 100 km/h desde parado, con una velocidad punta de 210 km/h.

Pero además de prestaciones, el nuevo híbrido enchufable de Cupra, con etiqueta CERO de la DGT, es el modelo más sostenible de la gama. Su motor eléctrico de tipo síncrono está alimentado por una batería de iones de litio de 13 kWh, gracias a la que es capaz de alcanzar una autonomía en eléctrico de hasta 59 km en la variante de 204 CV, y de 55 km en la más potente. Por ello homologa un consumo medio de 1,2-1,4 l/100 km, con unas emisiones de 26-32 g/km, y de 1,4-1.6 l/100 km, con emisiones de 31-35 g/km en el más potente, ambos según ciclo WLTP.

Sendos motores se asocian a través del embrague desacoplador, que se encarga de separar o unir el motor de combustión al propulsor eléctrico. Cuenta con un sistema de refrigeración adicional con radiador y depósito de expansión propios para los componentes de alto voltaje, independiente del circuito de refrigeración del motor de combustión. Este sistema de refrigeración del sistema eléctrico opera a una temperatura más baja que la del motor de combustión, ayudando a mejorar la eficiencia y permitiendo hacer uso del motor eléctrico hasta temperaturas de -10ºC.

Cupra Formentor e-Hybrid: Equilibrio óptimo

En el nuevo Cupra Formentor e-Hybrid, prestaciones y eficiencia se proyectan, como en el resto de la gama, sobre una puesta a punto optimizada para disfrutar al volante a la vez que ofrece un compromiso elevado de confort. No varía la geometría de suspensiones respecto al resto de la gama, McPherson delante y multibrazo en el eje trasero.

La puesta a punto del chasis se ha llevado en base a las características del sistema de propulsión híbrido enchufable y sus particularidades, con una distribución de pesos diferente, ofreciendo un reparto del 55-45% entre el tren delantero y el trasero, logrando un llamativo equilibrio. La batería, que tiene un peso de 130 kg, va situada por delante del tren trasero y en una posición muy baja y protegida ante posibles impactos, con lo que consigue bajar el centro de gravedad.

La versión más potente 245 CV dispone de serie de Control de Chasis Adaptativo (DCC), que permite diversos ajustes según las necesidades del conductor, con hasta 15 posiciones distintas de la firmeza de los amortiguadores. A la vez, el sistema realiza en tiempo real el ajuste automático de la firmeza de cada uno de los amortiguadores de forma independiente. Y ambas versiones cuentan con diferencial electrónico XDS de deslizamiento limitado.

Cupra Formentor e-Hybrid: Gestión de la carga

Hemos tenido acceso para conducir en este primer contacto del Formentor e-Hybrid a la versión más potente, el VZ. Con la batería cargada salimos del centro de Madrid, moviéndonos todo el rato en modo eléctrico, que por defecto es la forma en que siempre arranca. Respuesta instantánea y silenciosa, y sin consumo de gasolina. Es al salir a carretera cuando el motor de combustión toma protagonismo, siempre con la asistencia del sistema eléctrico en nuestro recorrido, si bien hemos podido estirar el funcionamiento en eléctrico hasta alcanzar los 140 km/h como anuncia Cupra. Aunque con algo más de 100 km recorridos y con una conducción sin miramientos en las muchas zonas de curvas, y más cuidadosa en autopista, la batería apenas tiene carga al acabar nuestro recorrido de pruebas, un 5% que se mantiene ya de vuelta en ciudad. Un recorrido mixto ciudad-carretera, en el que el motor 1.4 TSI nunca ha funcionado sin la asistencia del eléctrico, con un consumo mixto de 5,9 l/100 km. Y en el que hemos probado los modos de gestión de energía disponibles, a los que accedemos a través de la pantalla de info-entretenimiento -de serie, de 25,4 cm (10'') en el 204 CV y de 30,5 cm (12'') en el VZ-.: combustión, híbrida, o eléctrica 'e-MODE'. Con dos opciones en modo híbrido, Hybrid automático e Hybrid manual, en el que el primero gestiona el sistema de forma automática la carga de la batería para optimizarla al máximo. Mientras el segundo permite elegir entre tres opciones: mantener la carga disponible en ese momento, reservar un porcentaje concreto o recargar mediante el motor de combustión.

Como el resto de los Formentor tiene un botón 'Cupra' en el volante para seleccionar el modo más deportivo directamente, variando también la pantalla TFT. Y es que ofrece un tono dinámico notable, con un paso por curva excelente, una dirección precisa y rápida y, unos frenos (regenerativos) con buen tacto.

La batería se puede recargar en 3 horas y 33 minutos con un cargador de tipo Wallbox de 3,6 kW, o en poco menos de 5 horas con un enchufe doméstico de 2,3 kW.

Cupra Formentor e-Hybrid: Por dentro y por fuera

La imagen no varía respecto al resto de la gama, la de un SUV con un estilo muy personal que no pasa desapercibido. Es la tapa del punto de carga, colocada en la aleta delantera izquierda, lo que diferencia al e-Hybrid de los modelos de gasolina, o los escapes en color Copper.

Por dentro, mantiene la buena calidad visual de todos los mandos, con dos pantallas TFT, Digital Cockpit y la de info-entretenimiento. La información de la instrumentación muestra datos relativos a la autonomía eléctrica, disponiendo de seis presentaciones seleccionables: Clásica, Dynamic, Asistentes, Navegación, Night y CUPRA. Esta última dispone la gran esfera del cuentarrevoluciones en el centro, dividida en dos sectores, a la izquierda el indicador de las prestaciones y a la derecha el cuentarrevoluciones.

Cupra Formentor e-Hybrid: Desde 38.640€

El equipamiento de serie es muy amplio en el e-Hybrid, con numerosos asistentes. Y aún lo es más en el VZ. Cupra espera con el Formentor, apoyándose en una red comercial que sigue creciendo, con 75 concesionarios ya en España, seguir incrementando sus ventas, habiendo ya vendido 70.000 unidades (7.500 unidades en España). Las versiones híbridas deberán cubrir un 20% aproximado de las ventas del Formentor, con un precio desde 38.640 €; 45.350 € del VZ, pudiendo contar con un descuento de 1.000 € al adquirir por primera vez un modelo de la marca y otros 1.000 € al entregar un coche usado.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon