Conducimos el DS 9 E-Tense. Vanguardia clásica
HÍBRIDO ENCHUFABLE CON 225 CABALLOS

Conducimos el DS 9 E-Tense. Vanguardia clásica

Tras DS7 Crossback y DS3 Crossback, la marca premium francesa apuesta en su tercera entrega por una carrocería clásica y las más avanzadas tecnologías de propulsión. El DS9 es un magnífico heredero del lujo clásico.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

11 de Mayo 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

La hoja de ruta de DS incluye desde su puesta en escena como marca premium primero de PSA y ahora del Grupo Stellantis, un lanzamiento anual, un nuevo modelo con el que conformar una gama que cubra los principales segmentos del mercado y que, según lo previsto, tendrá seis representantes. Con esas condiciones, los dos primeros lanzamientos estaban claros; se trataba de llegar a los huecos de mercado con mayor crecimiento: los SUV, tanto en el segmento C -donde pusieron en liza el DS7 Crossback-, como en el B, con la llegada del DS3 Crossback.

En ambos casos, son dos grupos de coches en los que además del interés comercial hay otro interés, pues las marcas premium atacan con importantes productos esas dos 'porciones de la tarta' comercial. Y DS, que es una marca premium desde sus orígenes, quiere dar la batalla a sus rivales en todos los frentes donde ellos estén. Y sobre esos dos primeros modelos ha asentado la marca francesa su estrategia y su crecimiento.

Pero tocaba dar un paso más, lanzar un tercer modelo y la duda ahi es qué segmento iba a atacar. El DS9, mostrado hace más de un año, despejó esas dudas. DS se lanzaba al segmento de los sedán, a la clásica carrocería de tres volúmenes. Y lo hacía convencida de que no hay marca de lujo que no tenga en su catálogo una berlina. Por eso, a pesar del declive en ventas que están teniendo este tipo de vehículos frente a los imparables SUV, su apuesta fue inequívoca. El DS9 llega incluso antes que su representante en el segmento de los compactos -un tipo de coches más en boga que las berlinas-, el DS4, Una apuesta arriesgada y que a lo mejor en cuanto a ventas no permite un despegue de la marca. Pero en imagen está claro que con el DS9 la firma francesa deja claras sus intenciones: apostar por el segmento del lujo.

Una gran berlina de corte clásico

Y tras nuestra primera toma de contacto, hay que decir que la apuesta es acertada. Porque aunque las tendencias de mercado vayan por un camino, las bondades de una berlina clásica son innegables, tanto en términos de rendimiento, como de eficiencia o de confort. Y el DS9 está creado teniendo muy presentes esos tres parámetros. Han querido crear una berlina de lujo del Siglo XXI y para ello han puesto toda la carne en el asador.

El DS9 es un sedán imponente sin ser exagerado. Su carrocería, que roza los 5 metros de longitud le dota de una planta llamativa, con una altura de solo 1,46 metros de altura que refuerza un cierto aire deportivo. Eso en lo que se ve desde fuera, porque el análisis de otra cifra, sus 2,9 metros de distanca entre ejes, es la promesa de una habitabilidad sobresaliente, a la altura de lo que se espera de una berlina de representación de una marca premium. La clave para esta habitabilidad está en el uso de la nueva versión de la plataforma EMP2, una base que además, permite la electrificación de la gama del DS9 que en tres de sus cuatro versiones apuesta por la tecnología híbrida enchufable -aunque ahora mismo solo hay disponibles dos alternativas, más adelante llegarán dos E-Tense PHEV con 250 caballos y con 360 caballos y tracción total- pues el camino de la electrificación forma parte de la hoja de ruta de DS.

Estilo clásico, elegante y distinguido, unido a las más avanzadas tecnologías dan como resultado este DS9 que brilla en todos estos aspectos. Desde el punto de vista del diseño, los rasgos que forman parte del ADN de DS están aquí. Esas líneas de diseños en forma de diamante siguen marcando el estilo como en los otros modelos de la familia DS. También la firma luminosa con los faros DS Active LED Vision con luces día de efecto 'punto perla'. Y estrena una banda labrada que recorre el capó delantero y le da un aire diferente. También hacen un guiño en el exterior al legendario DS de 1955 con unas luces intermitentes situadas en los extremos del techo que homenajean a los DS Cornets de aquel modelo de 1955.

Si en el exterior el estilo es puro DS, en el interior ocurre lo mismo. Hay señas de identidad comunes a todos los modelos que tiene en el mercado -y que cambiarán con la llegada del DS4- como las superficies poliédricas, la disposición de algunos mandos, como los elevalunas en la consola central, la pantalla táctil de forma romboidal o el reloj de diseño clásico de BRM que se sitúa en el centro del salpicadero. También es común a todo lo que hemos visto de DS hasta la fecha el exquisito trabajo de tapizados, el trabajo de la piel de los asientos y la exquisita calidad de acabados y materiales.

Habitabilidad sobresaliente

Y además de calidad de acabado y refinamiento interior, el DS9 brilla por una habitabilidad sobresaliente con un espacio interior en la parte trasera casi de limusina. Y con todas las opciones para que sean los pasajeros de las plazas traseras los auténticos protagonistas en el viaje a bordo del DS9. Cuentan con una gran distancia para las piernas y con una plaza central que esconde en el respaldo una consola desde la que pueden manejar elementos de confort como la climatización individual, el sistema de sonido, las conexiones al sistema de infoentretenimiento...

Además de en el confort y los acabados, por la parte de la tecnologia se mantiene el compromiso adquirido con el lanzamiento de la firma de que fuera esta la que introdujera por primera vez cualquier innovación desarrollada por el Grupo PSA. Por eso, este DS9 cuenta con lo mejor de la tecnología del conglomerado de marcas. El DS9 cuenta con los más avanzados sistemas de ayuda a la conducción como la suspensión pilotada DS Active Scan Suspension, el sistema de conducción semiautónoma DS Drive Assist que funciona hasta 180 km/h, el sistema de aparcamiento DS Park Pilot, los sistemas de seguridad del DS Safety (DS Night Vision, DS Driver Attention Monitoring, DS Active Led Vision, el control de ángulos muertos, la frenada de emergencia automática, el reconocimiento ampliado de las señales de tráfico y la alerta activa de cambio involuntario de carril).

Tres E-Tense en la gama

Y también las tecnologías más avanzadas en cuanto a sistemas de propulsión. La gama del DS9 estará compuesta por cuatro alternativas. Como modelo de combustión clásica se ofrecerá un DS9 Puretech de 225 caballos. Y por la parte de la propulsión híbrida enchufable, bajo la denominación E-Tense, tres opciones, con 225 caballos y 48 kilómetros de autonomía eléctrica, 250 y un tope de gama de 360 caballos con tracción 4x4 gracias a que incorpora un motor eléctrico en cada eje. En todos los casos, la gestión está encargada al cambio automático de convertidor de par EAT8, lo que es una garantía de suavidad y refinamiento, otra de las máximas de DS.

En nuestra toma de contacto con el DS9 -que está haciendo una gira por España para poder ser probado por clientes- hemos podido conducir el E-Tense con 225 caballos. Y la verdad es que solo ha sido necesario recorrer unos pocos kilómetros para comprobar que la apuesta de DS por una carrocería clásica es más que acertada. El DS9 más que rodar, se desliza. Es pura suavidad en su arranque en modo eléctrico, sin ruidos ni vibraciones. Algo que no cambia cuando entra en funcionamiento el motor térmico. El cambio es excelente, los frenos sobresalientes y en cuanto al confort de marcha, superlativo; no hay color en el comportamiento de una berlina clásica respecto a cualquier SUV. Su menor altura y su bajo centro de gravedad, unido a su 'huella' sobre el asfalto, procuran un comportamiento intachable... pura suavidad.

El rendimiento se puede modular gracias a cuatro modos de conducción Hybrid, Electric, Comfort y Sport. Y desde el cambio se puede elegir el modo B en el que se aumenta la capacidad de regeneración con la frenada, lo que ayuda a recargar la batería en marcha. Y además, cuenta con una función e-save que permite guardar la energía almacenada en la batería para utilizarla cuando sea necesario -por ejemplo al entrar en una ciudad-. Muchas alternativas para que cada conductor pueda sacar el rendimiento que mejor considere al coche: más prestaciones o más eficiencia.

El resumen es que se puede circular por autovía en modo eléctrico con la máxima delicadeza o acometer un adelantamiento instantáneo con solo pisar el acelerador con decisión para que se pongan a trabajar juntos los dos sistemas de propulsión y sumen sus potencias. Y el otro resumen es que todo eso se hará mientras los pasajeros disfrutan de un viaje de lo más apacible, a pleno confort, en un ambiente exquisito.

La apuesta de DS por recuperar la esencia de lo que es una berlina premium es clara. Y tiene argumentos para ser elegida por muchos de aquellos que aún consideran que una berlina clásica es otra cosa entre tanto SUV. Si a eso unimos la tecnología de vanguardia que incorpora, los beneficios de la etiqueta 0 y un precio que ronda los 54.000 euros y es similar al de la versión de combustión tradicional, está claro que este DS9 E-Tense tiene mucho recorrido por delante.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon