miércoles, 25 mayo 2022

Probamos el Mercedes EQS 450+. Superlativo

El lujo y el refinamiento llega a la electromovilidad a través del Mercedes EQS 450+, la alternativa de la marca de Sttutgart a su Clase S, al que ha dotado de la tecnología necesaria para estar a la altura de lo que se puede esperar de una gran berlina movida por un propulsor eléctrico.

Tal vez este Mercedes EQS 450+ sea el más llamativo de los eléctricos que ha puesto Mercedes ya a la venta. A la vista, sus aerodinámicas formas, con la línea del techo curvada y el pilar trasero bastante inclinado, parece un coche más pequeño de lo que es.

Un salón rodante el interior del Mercedes EQS

Mercedes eqs 450+ Nº 1814-2022 (1)

No así desde el interior, donde lo que sientes es lo que es; amplísimo, como se espera de una berlina de su porte, con una batalla de 3,21 m. Delante, los asientos son muy amplios y confortables, pero les pediría algo más de sujeción lateral en la espalda, resaltando la ergonomía de los almohadillados reposacabezas. Y como debe ser, los pasajeros de las plazas traseras se sentirán especialmente bien tratados, con muchísimo espacio longitudinal, con el único pero, si llegas, que bajo los asientos delanteros no encuentras espacio para los pies.

El flujo del aire lo completan las salidas elevadas sobre los montantes laterales para un control óptimo de la temperatura. El tono claro de tapicería y guarnecidos de nuestra unidad, con elacabado Electric Art que trae el Mercedes EQS de serie, amplía aún más la sensación de espacio, contando con diferentes paquetes de personalización. En cualquier caso, el interior ofrece una atmósfera refinada con cuidados materiales, como el cuero utilizado para asientos y puertas, combinados con el aire de los ‘nuevos paradigmas’ de la electromovilidad, con la digitalización del salpicadero y la iluminación led cuyo color que ilumina todo el habitáculo en colores seleccionables.