lunes, 28 noviembre 2022

Los pasos a seguir para realizar la transferencia de un coche

El mercado de vehículos de segunda mano siempre ha sido una buena opción a la hora de comprar un coche. De hecho, actualmente el mercado de ocasión está «pegando» fuerte, mucho más que la compra en concesionario. Normalmente, para la transferencia de un vehículo entre particulares, se acude a una gestoría para que allí se encarguen de todos los papeleos a cambio de un desembolso económico. Sin embargo, es posible hacer estos trámites nosotros mismos porque no son demasiado complicados.

Para completar la transferencia de un coche o cualquier otro vehículo motorizado hay que completar trámites con dos instituciones distintas: Hacienda y la Dirección General de Tráfico. Cuentas con la ventaja de que, en algunas comunidades, el trámite con la primera se puede realizar telemáticamente si se dispone de certificado digital, así que solo tendrás que desplazarte en una ocasión para llevar a cabo el cambio de nombre del coche.

Los trámites con Hacienda para transferir un coche

Lo siguiente que debemos hacer es abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este pago depende del valor y de la antigüedad del vehículo que estemos vendiendo. Solo tienes que descargarte el Modelo 620 o 621 y según la comunidad se puede realizar telemáticamente si se dispone de un certificado digital, como hemos dicho antes.

Busca el valor del coche en el BOE… algo que no hay que confundir con el precio del coche en el mercado de segunda mano. Deberás aplicar la pérdida de valor según la antigüedad que tenga el vehículo a comprar. A ese resultado tendrás que aplicar también el porcentaje del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales específico para tu Comunidad Autónoma… y rezar para que no sea muy elevado.

¿Y qué documentación necesito?