Opel Mokka 2020. Eléctrico para empezar
136 CABALLOS

Opel Mokka 2020. Eléctrico para empezar

Ya está aquí el nuevo Opel Mokka. El crossover alemán llega con una primera versión eléctrica cien por cien con 136 caballos y 332 kilómetros de autonomía.

Redacción

24 de Junio 2020 00:00

Comparte este artículo: 20 9

La nueva generación del Opel Mokka está ya lista. Un modelo este crossover medio de Opel que tras ocho años en el mercado se renueva por completo apostando por la multienergía. Porque el nuevo Mokka se ha desarrollado sobre la plataforma CMP del Grupo PSA (la misma de la que salen el nuevo Citroën C4, el DS 3 Crossback, el Peugeot 2008 o el Opel Corsa) que permite desarrollar y fabricar en cadena modelos que indistintamente puedan llevar motores de combustión clásicos o versiones electrificadas o cien por cien eléctricas.

Y eso se cumple a rajatabla en el nuevo Mokka (por cierto, en el comunicado pierde la X que se había convertido en seña de identidad de los modelos crossover de la marca alemana) que llega, en un primer momento con una versión cien por cien eléctrica y que más tarde también tendra versiones diésel y de gasolina convencionales.

El nuevo Opel Mokka se ha convertido con el uso de la nueva plataforma de PSA en un modelo más compacto, pues pierde 12,5 centímetros de longitud hasta llegar a los 4,15 metros totales. Pero sin embargo, pese a ese menor tamaño exterior, la distancia entre ejes crece dos centímetros con lo que la habitabilidad mejora y el espacio de carga alcanza unos razonables 350 litros de capacidad. Esas dimensiones exteriores garantizan agilidad y maniobrabilidad sobre todo en ámbitos urbanos, donde se va a desenvolver el nuevo Mokka.

Estrena frontal y cuadro digital

Esas dimensiones más contenidas tienen su correlación en un peso inferior, pues los ingenieros de la firma alemana han trabajado de manera exhaustiva para reducir el peso al máximo. Así han ahorrado hasta 120 kilos en comparación con la generación anterior, y mejorando la rigidez del cuerpo, por otro lado, ganando hasta un 30% de rigidez torsional en el caso de la versión eléctrica con su estructura de batería integrada de baja altura. Con ello el nuevo modelo mejorará el consumo y también la agilidad y el dinamismo.

Más novedades del Opel Mokka tienen que ver con el estilo, donde el Mokka presenta innovaciones nunca vistas hasta ahora en Opel. Será el primer modelo que utilice el nuevo frontal de la marca, denominado Opel Vizor y también el primero con un cuadro de conducción totalmente digital, el Opel Pure Panel. Este cuadro se extiende horizontalmente integrando dos pantallas panorámicas; la que está delante del conductor tiene un tamaño de hasta 12 pulgadas. Pero en aras de la practicidad y para mantener la seguridad en la conducción, se han mantenido algunos botones de control para funciones esenciales.

La innovación va más allá del cuadro digital, y el Opel Mokka ofrecerá sistemas de segmentos superiores en el nuevo Mokka, como el ACC (Control de Crucero Adaptativo), cuya función stop and go, permite al conductor sobrellevar los atascos de manera confortable, el sistema de mantenimiento activo de carril, centra automáticamente al nuevo Mokka sobre el carril. El sistema de iluminación también ofrece tecnologías de niveles superiores con el sistema matricial adaptativo IntelliLux LED, que evita los reflejos, gracias a sus 14 células LED, y es único en su categoría. Todas las variantes del modelo Mokka vienen de serie con luces LED en la parte delantera y trasera, un freno de estacionamiento eléctrico y reconocimiento de señales de tráfico. También puede disponer de una cámara de visión trasera panorámica de 180 grados.

En cuanto al primer Mokka que llegue al mercado -se pondrá a la venta este verano y estará en los concesionarios a principios de 2021- será este Mokka-e con un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par máximo instantáneo. Un propulsor similar al que utilizan los últimos eléctricos de PSA como el Peugeot e-2008 y e-208, el DS 3 Crossback E-Tense o el Opel Corsa-e. En el caso del Mokka-e va a disponer de tres modos de conducción -Normal, Eco y Sport- para combinar eficiencia con agilidad y dinamismo.

322 kilómetros de autonomía

La velocidad máxima estará limitada electrónicamente a 150 km / h para preservar la energía almacenada en la batería de 50 kWh y la autonomía. Su autonomía alcanzará los 322 kilómetros según el ciclo de homologación WLTP y va a disponer de un sistema de carga rápida de 100 kW CC que permite cargar el 80% de la batería en solo 30 minutos. Aunque el nuevo Opel eléctrico está preparado para todas las opciones de carga, monofásica o trifásica a 11 kW: a partir de un punto de carga de pared, una estación de carga de alta velocidad o una solución de cable para enchufe doméstico. Dato importante, la garantía de la batería es de ocho años.

Y además de este eléctrico, el Mokka también llegará con versiones diésel y gasolina de las que aún no hay datos ni información.

Otros detalles del Mokka serán virtudes clásicas de los modelos de Opel, como la ingeniería de asientos, uno de los puntos característicos de la marca alemana. Habrá disponibles varios asientos ergonómicos de seis posiciones, que se pueden ajustar individualmente. Se podrá elegir un interior Alcántara deportivo o un interior clásico de cuero completo, algo muy inusual para un vehículo en el segmento B. La joya de la corona es el asiento de cuero calefactado con superficie perforada y función de masaje para el conductor.

Y no faltarán características de conectividad como la carga inductiva de los teléfonos en una bandeja especial o los nuevos sistemas Multimedia Radio y Multimedia Navi con una pantalla táctil a color de 7 pulgadas y el sistema de alta gama Multimedia Navi Pro con una pantalla táctil a color de alta resolución de 10 pulgadas. Los monitores integrados en el nuevo Pure Panel de Opel están orientados hacia el conductor.

Además los sistemas multimedia compatibles con Apple CarPlay y Android Auto cuentan con control de voz integrado. Y se ofrece el servicio OpelConnect. La navegación conectada con información de tráfico en tiempo real, además de conexión directa a asistencia en caso de avería y llamada de emergencia hacen que los viajes sean aún más relajantes para conductores y pasajeros. Se puede obtener ayuda en segundos usando el botón rojo. Si se activan los tensores de los cinturones de seguridad o los airbags, el sistema realiza automáticamente una llamada de emergencia.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon