Audi AI:TRAIL quattro. Un 4x4 de ciencia ficción
AUTONOMÍA DE 500 KM

Audi AI:TRAIL quattro. Un 4x4 de ciencia ficción

Un nuevo vehículo futurista ha sido presentado por Audi en el Salón del Automóvil de Frankfurt, el AI:TRAIL quattro. Se trata de un todoterreno eléctrico que combina la capacidad de conducción autónoma con unas magníficas aptitudes todoterreno.

Santiago Casero

12 de Septiembre 2019 11:00

Comparte este artículo: 34 3

Este Audi AI:TRAIL quattro es el cuarto vehículo de la serie concept cars con sistemas de propulsión eléctrica que comenzó con la presentación del Audi Aicon en el Salón de Frankfurt de 2017. Este AI:TRAIL quattro abre las posibilidades de la aplicación de sus vehículos futuristas incluyendo un todoterreno. La parte TRAIL de su nombre evoca a la idea de explorar la naturaleza. Por eso no encontraremos en el interior grandes pantallas. En cambio, la aplia superficie acristalada proporciona una vista clara de todo cuanto nos rodea. Todos estos concept cars de Audi encarnan un concepto de movilidad totalmente nuevo para la firma de los cuatro aros.

En el futuro, los clientes podrán solicitar cualquiera de estos modelos especializados en un parque de vehículos a la carta de Audi on demand, que se alquilarán durante un período limitado. Los clientes que reserven un vehículo no solo obtendrán el modelo deseado, también podrán configurarlo para que se adapte a sus preferencias.

Con una longitud exterior de 4,15 metros por 2,15 de ancho, una altura libre al suelo de 34 cm y una altura total de 1,67 metros, las capacidades off-road de este vehículo se hacen evidentes desde el primer instante. Además, en terrenos rocosos debido a su arquitectura, proporciona una gran agilidad sin riesgo a dañar la batería.

Visión panorámica

Dentro del AI:TRAIL quattro nos encontramos con un entorno ampliamente acristalado y con amplitud para 4 personas. Se aprecia epacio extra a la altura de codos y hombros debido a la forma de las ventanas. Esto además se une a que este diseño era deseo de los diseñadores para conseguir que los ocupantes disfruten de una mejor visión de la naturaleza. Cuando el coche se encuentra en movimiento, la mirada de los ocupantes no tiene que ir dirigida necesariamente hacia el frente sino que pueden observar también los espacios que los rodean. Esto se logra en parte a su gran parabrisas qe abarca la parte delantera como si fuera la cabina de un helicoptero. Los pasajeros tienen una vista despejada de la carretera o del camino, tanto de frente como a los lados. A esto se une que el techo es completamente acristalado desde la parte delantera hasta el alerón trasero. Tanto el parabrisas como el portón trasero se abren completamente, facilitando de esta manera el acceso a la carga y descarga del vehículo. En el paragolpes trasero hay otro compartimento separado para objetos que puedan estar manchados.

Este Audi AI:TRAIL quattro es también ordenado además de espacioso. Apenas unas pocos elementos de control se encuentran visibles. En la parte delantera nos encontramos con dos cómodos asientos equipados con cinturones de seguridad de cuatro puntos. Estas superficies están dominadas por colores claros así como tonos azules, grises y terrosos que enfatizan la conexión entre el interior y el entorno natural. Los diseñadores además han utilizado para este vehículo materiales reciclados. La moqueta está realizada con lana procesada y piel reciclada.

La segunda fila de asientos trae una novedad curiosa; dos asientos en forma de hamaca. Unos paneles de tela forman un asiento y un respaldo que, al tensarse, resultan cómodos. Además estos asientos permiten que los ocupantes los saquen fuera del vehículo para poder ser usados a modo de silla exterior.

No estarás solo

Aunque lo más novedoso sin duda son los Audi Light Pathfinders. En lugar de las clásicas luces largas y cortas, el AI:TRAIL quattro está equipado con 5 drones eléctricos sin rotor triángulares con elementos matrix LED integrados. Estos pueden posarse sobre las barras del techo o en el techo mismo para acoplarse a un sistema de carga inductiva. Su función es la de poder volar por delante del vehículo e iluminar el camino por el que vayamos, siendo estos controlados de manera completamente automática por el AI:TRAIL quattro. Si se desea, se puede recibir en la pantalla frente al conductor, una imágen de las cámaras de los drones. Cuanto el vehículo está parado, los drones pueden iluminar también el area circundante del vehículo desde el techo.

Otro elemento definitorio de este Audi AI:TRAIL quattro es algo que ya se ha establecido en el transporte tanto ferroviario como en la aviación; la conducción autónoma. Este vehículo está diseñado para circular por carretera hasta el Nivel 4.

El Nivel 4 es el segundo más alto en una escala internacional para la conducción autónoma. Aunque los sistemas de Nivel 4 no requieren ninguna asistencia por parte del conductor, su funcionamiento se limita a áreas específicas, como las autopistas o zonas del centro de las ciudades equipadas con la infraestructura adecuada.

En cuanto a prestaciones, las de este vehículo difieren mucho de las de los automóviles convencionales ya que el objetivo de este concept no consiste en lograr una gran aceleración o alcanzar altas velocidades, el objetivo es otro. Su autonomía declarada es de 400 a 500 km en carretera o pistas rápidas. En terrenos accidentados, donde un gran deslizamiento de ruedas es casi constante, su autonomía se rebaja hasta los 250 km, siendo su velocidad máxima de 130 km/h.

Este AI:TRAIL quattro se propulsa gracias a 4 motores alojados en cada una de las ruedas, haciendo que sea este un verdadero quattro. La potencia máxima es de 435 CV.

Artículos recomendados

Sigue Motor16