miércoles, 6 julio 2022

Brabus 700 Rolls-Royce Ghost. Un auténtico icono del lujo

Brabus se ha atrevido por primera vez con el Rolls-Royce Ghost Serie II. Para él ha diseñado unas modificaciones atemporales que mantengan el lujo del modelo de serie, pero que a la vez supongan una mejora en esta berlina de lujo tan conocida y codiciada.

En búsqueda de la perfección

El Rolls-Royce Ghost es una de esas piezas icónica en la colección de cualquier adinerado que ame los coches y aprecie una gran berlina en la que poder realizar desplazamientos mientras estás como en el salón de tu propia mansión.
Brabus busca continuar con este equilibrio dentro del lujo, pero llevándolo un poco más al extremo en cuanto a rendimiento y estética se refiere. La preparadora alemana, se lanza con este Brabus 700 Rolls-Royce Ghost a por un perfecto refinamiento y llevar la personalización y por tanto, la exclusividad hasta el límite.

Cambio de dinámica en el Brabus 700 Rolls-Royce Ghost

Este coche es todo un reto para Brabus, acostumbrada a llevar al extremo modelos especialmente deportivos con intención de refinarlos dinámicamente para que ofrezcan unas mayores prestaciones. Sin embargo, en esta ocasión tiene que añadir su toque picante sin destrozar la esencia Rolls-Royce que hace especial a este Ghost.

Un exterior más agresivo

El chasis es algo extravagante para lo que suele ser la marca americana, no obstante conserva la esencia manteniendo un porte elegante aunque sea algo más agresivo. Para ello se le ha añadido una gama de elementos de carbono de alta gama entre los que se encuentran los alerones frontales y de borde Brabus, así como el difusor trasero Brabus. Las insignias ‘Brabus Masterpiece’ están ubicadas e integradas en los pilares D. Además van junto con los llamativos elementos de acabado vidriados Brabus ‘Shadow Chrome’ que muestran que está cuidado hasta el último de los detalles de este. Las insignias BrabusMasterpiece discretamente ubicadas e integradas en los pilares D en conjunto con los llamativos elementos de acabado vidriados Brabus “Shadow Chrome” reimaginan el cromo base y brindan una inconfundible atención al detalle.
El Brabus 700 supone estar en el nivel más alto de elegancia moderna. Una inconfundible berlina de lujo que, gracias a su carácter tanto por fuera como por dentro, llama la atención en cualquier lugar al que vaya.

Un interior a la altura de Rolls-Royce

Como no podía ser de otra manera el interior está a un nivel superior. Si ya de por sí, el coche de serie tiene uno de los mejores interiores del mundo del automóvil, Brabus le ha añadido aún más cosas. Los asientos son de cuero perforado de color crema y la preparadora alemana ha añadido las insignias ‘Brabus Masterpiece’ y el logo de la marca en los umbrales de las puertas.

Una bestia debajo del capó

El Brabus 700 Rolls-Royce Ghost ha sido diseñado para superar todos los límites. A pesar de su elevado peso, su motor V12 biturbo de 6.7 litros que produce 710 CV consigue que acelere de 0 a 100 km/h en solo 4,6 segundos consiguiendo llegar a los 950 Nm de par.
No obstante, y a pesar de estas cifras tan escandalosas, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h.