jueves, 7 julio 2022

Feneval pide coche de sustitución para afectados en accidentes

Tras un accidente se piensa más en reponer la propiedad, y nos olvidamos de restablecer la movilidad perdida”. Juan Luís Barahona, presidente de FENEVAL, pide coche de sustitución para los afectados en los accidentes de tráfico.

Las aseguradoras no cumplen

El presidente de la Federación de Asociaciones de Empresas de alquiler de coches españolas (FENEVAL), Juan Luís Barahona indica que las aseguradoras no cumplen debidamente con los derechos de quienes sufren un accidente.

Según Barahona, los implicados en accidentes de tráfico reclaman la reparación del coche pero olvidan los gastos derivados de la pérdida de movilidad que sufren mientras estas reparaciones se llevan a cabo. FENEVAL pide coche de sustitución para ellos.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana tramita actualmente el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible. FENEVAL ha presentado sus alegaciones al mismo. Y unas de ellas es la necesaria reposición del derecho a la movilidad tras un accidente que sufren los implicados que no lo han provocado.

La movilidad es un derecho a resarcir

Para FENEVAL, cuando uno es víctima de un accidente, el seguro se encarga de reparar y reponer las condiciones del vehículo para poder volver a circular. Pero durante el tiempo que dura la reparación se olvida de algo muy importante: reponer la movilidad de los implicados.

Según datos de Solera, menos del 5% de los perjudicados en un accidente demandan un vehículo de sustitución mientras su propio coche se enfrenta a una reparación mecánica cuando han sido perjudicados en un siniestro o golpe

Menos del 5% de los afectados por un siniestro o golpe demandan vehículo sustitución

Por ello, FENEVAL pide qcoche de sustitución. Pide que se haga efectiva la obligación de proporcionar uno a los implicados en un accidente cuando resulten perjudicados en un golpe en un vehículo de su propiedad y este ha de permanecer en un taller para que se lo reparen.

FENEVAL pide coche de sustitución

El presidente de Feneval recuerda que “la movilidad es un derecho de los ciudadanos y cuando estos son victimas de un accidente que no han provocado se les debe restaurar tal derecho mientras su vehículo está siendo reparado”.

No es algo nuevo. Desde 2013, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones considera que tal medida ya está incluida efectivamente en la normativa vigente del seguro. De hecho, así ha sido reiterada en distintas resoluciones judiciales.

Grúa carretera
Nada peor que quedarte “tirado” cuando tu coche tiene que ir al taller

El propio servicio de reclamaciones de la Dirección General de Seguros señala desde ese mismo año en sus memorias que a las victimas no se les está aplicando correctamente la legislación sobre el seguro.

Los asegurados sí tienen servicio de sustitución

Algunas aseguradoras ya incluyen este servicio en la contratación de sus pólizas. Aquí puedes consultar un ejemplo de Linea Directa Aseguradora. Pero es un servicio orientado al asegurado, no hacia las personas que sufren el posible accidente que el asegurado pueda ocasionar.

La Dirección General de Seguros considera que se están resolviendo expendientes de accidentes en los que los responsables no indemnizaron a los perjudicados por los perjuicios causados en su movilidad al no poder disponer de sus vehículos durante la reparación de los mismos.

Humo blanco coche
Humo blanco coche

FENEVAL coincide con la Dirección General de Seguros al señalar que las aseguradoras de los vehículos culpables en los accidentes deberían de procurar un vehículo de sustitución de similares características al siniestrado, o reembolsar los costes del alquiler de un vehículo y de los medios de transporte utilizados por el perjudicado hasta el abono de la indemnización.

Acreditar la necesidad es básico

Para ello, obviamente, el perjudicado debe acreditar la necesidad de precisar para su movilidad de un vehículo durante el tiempo que va desde que se produjo el accidente hasta que se produce el pago total de la indemnización.

Para ello, al rellenar el parte del seguro en el momento del accidente, las víctimas del accidente deben indicar igualmente entre las reclamaciones de daños que exigen reponer también la reposición de sus gastos de movilidad durante el tiempo en el que sus vehículos están reparándose en el taller.

Juan Luis Barahona, presidente de FENEVAL

La mayoria de los usuarios desconoce que dispone de derecho de resarcimiento de su movilidad

Según indica el presidente de FENEVAL, “la mayoría de los ciudadanos desconoce que dispone de este derecho de resarcimiento de su movilidad cuando sufren un accidente sin ser responsables del mismo”.

Los jueces amparan estas reclamaciones

“En nuestra cultura pensamos mucho más en restablecer la propiedad y no tanto en restablecer la movilidad”, indica José Luís Barahona. “Que nos restablezcan la movilidad perdida es también un derecho”.

FENEVAL pide coche de sustitución porque en distintas sentencias judiciales se ofrece amparo al mismo. Así, recientes pronunciamientos de las audiencias provinciales de Madrid y Granada han ofrecido amparo por esta razón. Ante recursos de las distintas partes han fallado siempre en favor de las personas físicas (no tanto de las jurídicas) victimas en un accidente no provocado por ellas.

Las victimas de accidentes no provocados por ellas tienen derecho a que sus gastos sean abonados

Las sentencias reconocen su derecho a ser compensadas cuando se han visto obligadas a pagar de su bolsillo los gastos. Bien sean estos de un vehículo de sustitución o alquiler, bien sus gastos por desplazamientos en taxi u otros medios de transporte. Y siempre durante el tiempo transcurrido entre el accidente y el abono de la indemnización.

Los baremos incluyen estas indemnizaciones

La dirección general de seguros publica los baremos de indemnización. En ellos aparecen las tablas de indemnizaciones con la posible cuantía de la remuneración de los gastos por pérdida de autonomía personal . Las que se aplican en concepto de incremento de los costes de movilidad pueden alcanzar hasta 62.090, 20 €.

La tabla 3 del baremo de indemnizaciones contempla en su apartado C las indemnizaciones por lesiones temporales. En este caso corresponde la remuneración del importe total de los gastos que al perjudicado en el accidente le pudiera provocar carecer de su vehículo.

Incluso, llegado el caso y siempre y cuando pueda ser demostrable, el lucro cesante de su actividad también ha de ser remunerado. La aseguradora también debe cubrir los perjuicios patrimoniales por lucro cesante que el accidente pueda provocar en la actividad laboral de la víctima.