Hyundai Prophecy. Sedán eléctrico y autonómono
SALÓN DE GINEBRA

Hyundai Prophecy. Sedán eléctrico y autonómono

Hyundai desvela los detalles del Prophecy, un sedán eléctrico con características de conducción autónoma, que enseña los rasgos de futuros diseños de modelos eléctricos. Lo hemos visto en directo.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

3 de Marzo 2020 08:00

Comparte este artículo: 27 5

Hyundai está en modo máxima actividad... en todos los sentidos. Si nos centramos en la parte tecnológica, sobre todo en lo referente a las tecnologías de propulsión, vemos cómo la marca coreana toca todas las teclas para conseguir la máxima eficiencia. Hablamos de motores de combustión clásicos, de alternativas de hibridación lígera, híbridos clásicos o enchufables, cien por cien eléctricos y, por supuesto, los de pila de combustible, donde no solo son pioneros sino también uno de los fabricantes más avanzados.

Pero no solo la tecnología de propulsión es una de las claves del éxito de la marca coreana. Hay otro factor clave, el diseño. Según las encuestas que maneja Hyundai, el diseño de sus coches se ha convertido en el segundo motivo en cuanto a la decisión de compra de sus modelos. Por eso a esto se le dedican todos los esfuerzos... Y se exploran todos los caminos, sin centrarse en una única corriente.

Hace unos meses, supimos por primera vez que Hyundai ha lanzado una nueva filosofía de diseño, conocida 'Sensuous Sportiness' -algo así como 'Deportividad Sensual'-. Lo vimos antes del pasado Salón de Francfort, cuando asistimos a la presentación del 45 EV, que adelantaba los rasgos de un inminente SUV eléctrico. Un modelo que está ya en la rampa de lanzamiento pues se encuentra ya en pleno proceso de pruebas.

Y ahora, listo para haberse presentado en Ginebra -donde junto al Hyundai i20 este Prophecy iba a ser una de las grandes novedades de la marca-, esta filosofía de estilo explora un nuevo camino para crear una berlina eléctrica de gran tamaño con unas líneas sensuales que buscan la máxima pureza en su diseño. En el centro de Diseño de Hyundai Motor Europe, en Fráncfort, hemos podido ver en directo el concept que se iba a presentar en Ginebra. Un trabajo creado entre los centros de Diseño de la marca en Corea, Europa y Estados Unidos, pues su intención es ser un modelo global. Un prototipo para salón, aunque la realidad es que los diseñadores de Hyundai ya tienen casi lista la versión de producción de este modelo que no tardaremos en ver.

El Prophecy pertenece a esa filosofía de diseño mencionada, pero frente a las formas cuadradas y angulosas del 45 EV, propone aquí líneas fluidas, rasgos redondeados, con grandes volúmenes, que recuerdan a modelos de mediados del pasado siglo como el Bugatti Atlantic. La primera impresión nos recuerda rasgos o detalles, como la trasera del Porsche 911, o una vista lateral que nos lleva a pensar, incluso en el primer Audi TT, aunque con cuatro puertas y unas dimensiones mucho mayores.

Con tecnología de conducción autónoma

Porque estamos hablando de un sedán clásico de dimensiones considerables, pues cuenta con una longitud total de 4,75 metros y prácticamente tres -2,95 metros- de distancia entre ejes, para ofrecer un habitáculo que es extremadamente amplio. En es habitáculo se podrán acomodar cuatro ocupantes gracias a sus asientos individuales. Los cuatro podrán disfrutar de una experiencia de confort máxima y de un viaje -cuando la tecnología de conducción autónoma lo permita- en el que bastará disfrutar de cada minuto y cada kilómetro.

El interior, que pudimos ver a través de una experiencia vitual, aunque luego nos sentamos en una maqueta para tocar los mandos y comprobar dimensiones, destaca por la ausencia de volante, sustituido por dos mandos tipo Joystick desde los que se controlan las pantallas que aparecen en el salpicadero. Unas pantallas que adaptan su configuración a cada momento. Así, por ejemplo, cuando estamos en modo conducción el panel central se adapta y aparece una pequeña pantalla similar a un Head Up Display que muestra información relativa al viaje, la navegación o el funcionamiento del motor.

Si por ejemplo estamos recargando el coche, las pantallas podrán servir para verificar el proceso de recarga o para poder proyectar contenidos multimedia para hacer más amena la espera.

No hay datos técnicos sobre el sistema de propulsión más allá de que contará con dos motores eléctricos, uno en cada eje, ni tampoco sobre la capacidad de la batería. Y por supuesto, para esa versión de producción que no tardará mucho en llegar, sí se puede asegurar que contará con volante y dispondrá de tecnologías de conducción de última generación; aunque todavía con la intervención, en una gran parte del proceso, del conductor.

Con ello se puede pensar en que este Prophecy pueda plantar cara a la berlina eléctrica que ahora mismo parece estar marcando el paso, el Tesla Model 3. Estilo le sobra y seguro que tecnología también.

Salón de Ginebra

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon