Hyundai Ioniq 5. Empieza una nueva era
CARGA PARA 100 KM EN 5 MINUTOS

Hyundai Ioniq 5. Empieza una nueva era

Con el Ioniq 5 Hyundai comienza una nueva etapa en la electrificación. El nuevo crossover eléctrico apuesta por un diseño que recuerda al Pony y lo dota de una tecnología de recarga innovadora, la capacidad de usarlo como batería para otros dispositivos y una autonomía y prestaciones muy notables.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

23 de Febrero 2021 08:00

Comparte este artículo: 0 0

Hyundai lleva años creando modelos eléctricos, tanto eléctricos convencionales, como de pila de combustible. Pero su estrategia cambia ahora con la llegada de Ioniq como división eléctrica. El nombre Ioniq ya fue hace años, cuando se lanzó la berlina con tres tecnologías -híbrido clásico, híbrido enchufable y eléctrico- sinónimo de apuesta sostenible.

Y ahora la firma coreana quiere agrupar bajo esa denominación a todos los modelos creados desde sus inicios como modelos eléctricos. Por eso, en su estrategia Ioniq se convierte en una submarca o división eléctrica -algo similar a lo que ha hecho Volkswagen con su familia ID-, aunque eso no quita para que siga habiendo modelos eléctricos -como el Kona- que no serán Ioniq.

En esta nueva estrategia el primer modelo que llega es este Ioniq 5, un modelo que inaugura la nueva era volviendo a los origenes, haciendo un guiño al pasado. Porque el diseño está inspirado en el Pony, el primer modelo de producción creado por Hyundai hace 45 años.

Luc Donckerwolke durante la presentación del nuevo Hyundai Ioniq 5.Luc Donckerwolke durante la presentación del nuevo Hyundai Ioniq 5.

Primer modelo con la nueva plataforma

El Ioniq 5 es el encargado de abrir esta puerta al futuro. El primer producto basado en la nueva Plataforma Modular Global Eléctrica (E-GMP) -de la que ya están casi a punto sus 'primos' de Kia y Genesis- que permite ofrecer una distancia entre ejes sobresaliente -nada menos que 3 metros- que permite aprovechar cada centímetro para ofrecer la máxima habitabilidad.

Esa habitabilidad es una de sus señas de identidad; como también un diseño interior innovador con materiales ecológicos; y también, por supuesto, las más avanzadas tecnologías de propulsión eléctrica, como la función de carga ultrarrápida o la posibilidad de utilizar la energía almacenada en el coche para alimentar otros dispositivos eléctricos.

Gracias al uso de la nueva plataforma hay una libertad de diseño desconocida, como nos comentaba en la presentación virtual Luc Donckerwolke, director creativo de Hyundai. Destaca el primer capó en forma de almeja de Hyundai, que minimiza los espacios entre paneles para una lograr aerodinámica óptima, o las luces diurnas en forma de píxeles, las puertas con manillas integradas que se despliegan al acercarnos al coche, las llantas aerodinámicas con diseño de píxeles paramétricos en un diámetro de 20 pulgadas -el más grande usado hasta ahora en un Hyundai eléctrico- o el techo con un panel solar que cubre toda su superficie y que permite aprovechar la luz del sol para aumentar la autonomía.

Dos tamaños de batería, cuatro niveles de potencia

La parte importante está en la mecánica. El Ioniq 5 cuenta con dos opciones de paquetes de baterías, 58 kWh o 72,6 kWh, y dos configuraciones de motor eléctrico: solo uno, situado en el eje trasero, o dos motores, con uno en cada eje y, por tanto, con tracción total. En ambos casos, la velocidad máxima que alcanza es de 185 km/h.

El tope de la gama ofrece un motor trasero de 155 kW, más un motor delantero de 70 kW. El motor trasero entrega 350 Nm y el delantero 255, con lo que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos. Y su autonomía oscila entre 470 y 480 kilómetros bajo homologación WLTP.

Ese será el tope de la gama. Porque por debajo, con la versión de batería de 58 kWh se ofrecerá una alternativa de un único motor de 125 kW o dos motores y tracción total con 53 kW en el delantero y 120 en el trasero. Y si optamos por la batería más grande, podemos encontrar una versión de dos ruedas motrices, propulsión trasera y un único motor con 160 kW de potencia.

Otro aspecto brillante del Ioniq 5 es su tecnología de recarga, pues le permite hacer recargas en infraestructuras de 400 V y 800 V. La plataforma sobre la que está desarrollado le permite una capacidad de carga de 800 V de serie, junto con una carga de 400 V, sin la necesidad de componentes o adaptadores adicionales. El sistema de carga múltiple es la primera tecnología patentada del mundo que opera el motor y el inversor para aumentar de 400 V a 800 V para una compatibilidad de carga estable. Esto permite una velocidad para llenar la batería sobresaliente, pues en un cargador de 350 kW puede pasar del 10 al 80 por ciento en solo 18 minutos. Y con solo cinco minutos acumulará energía para 100 kilómetros de alcance.

Dos pantallas de 12 pulgadas en el salpicadero. Y en el habitáculo un gran espacio interior y materiales reciclados y sostenibles.Dos pantallas de 12 pulgadas en el salpicadero. Y en el habitáculo un gran espacio interior y materiales reciclados y sostenibles.

Y a eso suma una nueva función que permite aprovechar la energía de la batería para utilizarla en otros dispositivos. Este sistema V2L hace que se puedan cargar con la electricidad del coche cualquier dispositivo eléctrico: bicicletas eléctricas, scooters, equipos de acampada... con una potencia de hasta 3,6 kW. Dispone de dos puertos V2L, uno debajo de los asientos de la segunda fila, que se puede activar cuando el coche está encendido, y otro en el exterior del coche, que proporciona energía incluso cuando el vehículo está apagado.

Interior con materiales sostenibles

El interior mezcla un estilo innovador y tecnológico con un aspecto sostenible bajo el concepto 'Living Space'. El piso plano y la gran distancia entre ejes permiten ofrecer una gran libertad de movimientos a los ocupantes. Integra una consola central móvil que puede deslizarse hacia atrás hasta 140 milímetros. Esa amplitud se optimiza con unos asientos delanteros ajustables electrónicamente en los que se ha reducido el grosor un 30 por ciento para dar más espacio a los ocupantes de la segunda fila. Además, el interior utiliza materiales innovadores de origen sostenible, como botellas de PET recicladas e hilos de origen vegetal para dar más contenido ecológico al coche.

Y en ese estilo se integran a la perfección tecnologías avanzadas para una experiencia de usuario digital. Cuenta con dos pantallas de 12 pulgadas unidas, la central para el sistema de infoentretenimiento y la otra como cuadro de instrumentos. Además, por primera vez ofrecerá un Head-up Display de realidad aumentada que convierte el parabrisas en una gran pantalla.

En asistentes de conducción el Ioniq 5 va a estar, como no podía ser de otra forma, al más alto nivel con la última evolución del Hyundai SmartSense, el programa de asistentes al conductor que garantiza las mejores cualidades en seguridad y confort. Será el primer Hyundai que ofrece Highway Driving Assist 2 (HDA 2), además de otros sistemas como el asistente de colisión frontal, el asistente de colisiones en punto ciego, la asistencia inteligente de límite de velocidad, la advertencia de atención al conductor o el asistente de luces largas.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados