El Volkswagen T-Cross está a punto
PRIMER CONTACTO

El Volkswagen T-Cross está a punto

El nuevo Volkswagen T-Cross apura los últimos momentos antes de su presentación. El SUV de la gama del Polo acumula características para triunfar en el mercado. A partir de este otoño le tocará luchar en el segmento más animado del mercado.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter Google+

11 de Julio 2018 00:01

Comparte este artículo: 5 12 0

Volkswagen calienta el ambiente antes del lanzamiento del T-Cross, su futuro SUV urbano sobre la misma plataforma del Polo. Y lo hace mostrando un prototipo en el que el camuflaje se convierte casi en decorativo. Lo que indica que la marca alemana ya no tiene mucho que ocultar y que su nuevo SUV está a punto de iniciar su producción en la factoría navarra de Landaben.

El T-Cross llega el último al segmento más animado y de mayor lucha del mercado. Un segmento al que hay que llegar con ganas de guerra porque lo que te vas a encontrar enfrente puede 'asustar' al que no esté preparado. Porque el T-Cross tendrá que luchar con Citroën C3 Aircross, Ford Ecosport, Hyundai Kona, Kia Stonic, Mazda CX-3, Nissan Juke, Opel Crossland X, Peugeot 2008, Renault Captur, Seat Arona... Cualquiera se echaría atrás frente a semejante alineación; pero no el T-Cross, que se ha cargado de argumentos para dar batalla.

Más grande y amplio que un Polo

El modelo alemán muestra características especiales que lo van a convertir, sin duda, en uno de los que marque el paso en el segmento. Sobre la plataforma MQB A0, la misma del Polo o el Seat Ibiza, el T-Cross mide 4,107 metros de longitud y 1,558 de altura. Son medidas mayores que las del Polo (4,053 metros de longitud y 1,461 de altura), con lo que su presencia es más imponente. Y también más habitable, pues ofrecerá un mayor espacio interior así como una capacidad de maletero que parte de 385 litros de capacidad, 34 más de los que ofrece el Polo.

El espacio interior no solo es mayor sino que también es modulable, pues los asientos traseros, de serie, se pueden deslizar hacia adelante de forma que aumente el espacio para las piernas o para el equipaje (en este caso puede llegar a los 455 litros de capacidad). Son las mejores cifras del segmento, según anuncia Volkswagen. Y además se pueden mejorar pues el respaldo del asiento del copiloto se puede abatir para introducir objetos de gran longitud.

Otra de las características del T-Cross es la posición elevada de los asientos, que se encuentran a 59,7 centímetros de altura los delanteros y a 65,2 los traseros. Con eso se consigue un acceso cómodo al interior y también una mayor visibilidad desde el interior al ir sentados a mayor altura.

3 motores, hasta 150 caballos

Y si hablamos de características dinámicas, el T-Cross estará a la altura en lo que se espera de un SUV del segmento. Hablamos de una conducción dinámica y divertida. Para ello, el T-Cross, que solo se ofrecerá con tracción delantera va a incluir una gama de motores de gran rendimiento y eficiencia contrastada. Se trata de 3 motores turboalimentados. En gasolina los TSI 1.0 de 115 caballos y otro TSI con 150 caballos, ambos con filtro de partículas. Y en diésel, la única alternativa es el 1.6 TDI con 95 caballos de potencia.

Conducción dinámica y divertida pero también segura. Para ello, el T-Cross va a disponer de un arsenal de dispositivos de seguridad y ayuda a la conduccion. Por ejemplo, equipa de serie el sistema de vigilancia "Front Assist" y el sistema de aviso de salida del carril "Lane Assist". Y otros dispositivos como el sensor de ángulo muerto "Blind-Spot Sensor" con "Asistente de salida del aparcamiento" (advierte de vehículos que se aproximan al T-Cross desde la parte lateral trasera), el "Sistema de detección de peatones" y la "Protección proactiva de los ocupantes" (reacciona antes de un accidente cerrando las ventanillas y el techo corredizo, pretensando los cinturones de seguridad y estableciendo la adecuada presión de frenado).

El diseño, a falta de verlo sin ninguna capa que oculte su imagen, recuerda inmediatamente al T-Roc, con una parrilla amplia que integra los faros LED integrados. En la parte inferior incorpora los faros antiniebla enmarcados, integrando en el mismo hueco la luz diurna. En la trasera se aprecian unos fuertes hombros con mucho carácter y una banda reflectora que se extiende por toda la parte trasera enmarcada por un embellecedor negro.

El diseño se completa con una gama de colores con 12 posibilidades. Y con una capacidad de personalización que se refleja, por ejemplo, en el interior, con un cuadro de instrumentos bicolor de aire juvenil. Ese cuadro de instrumentos estará marcado por la digitalización.

Interior digitalizado

El cuadro, en opción, estará totalmente digitalizado, con una pantalla táctil de 8 pulgadas y el cuadro de instrumentos digital VW Digital Cockpit. Además, todas las posibilidades de conexión, con cuatro tomas USB (dos delante y dos detrás), sistema de carga inalámbrica, o la posibilidad de reproducir contenidos del smartphone o servicios en streaming a través del sistema de sonido opcional "Beats".

Más elementos tecnológicos serán el sistema -opcional- de cierre y arranque sin llave "Keyless Access" o el asistente para luz de carretera "Light Assist" que se ofrecerá como opción.

Muchas armas, por lo tanto, para dar la batalla. Se anuncia una guerra en la que los grandes beneficiados van a ser los clientes que tendrán mucho y bueno donde elegir.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16