Conducimos el Seat Ibiza TGI. Ibiza también es Eco
AL VOLANTE

Conducimos el Seat Ibiza TGI. Ibiza también es Eco

Seat vende su nuevo Ibiza TGI de gas natural comprimido con un precio sin competencia que obliga al comprador a desestimar el diésel y la gasolina a secas.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter Google+

30 de Mayo 2018 21:54

Comparte este artículo: 53 10 0

Seat amplía una vez más su oferta de modelos de GNC (gas natural comprimido) con la llegada del nuevo Ibiza TGI, que recurre a un motor de tres cilindros y 90 caballos, y al uso del gas y de la gasolina, para convertirse en el utilitario más eficiente con etiqueta 'Eco'. Además, coincidiendo con el lanzamiento de este modelo hemos sabido que la firma española, bajo la responsabilidad de Miguel Palomera y a través de su centro técnico de Martorell, se va a encargar de desarrollar la tecnología GNC para todas las marcas de Volkswagen, una clara demostración de la apuesta del grupo alemán por este tipo de combustible alternativo, pero también de la confianza depositada por la central en el equipo humano de Seat.

Las cifras cantan: recorrer 100 kilómetros con el Ibiza TGI de gas natural comprimido -teniendo en cuenta su consumo medio- costaría 3,20 euros; hacerlo con un modelo equivalente de la competencia animado por gas licuado de petróleo GLP costaría 3,84 euros; con un híbrido, la cifra aumentaría hasta los 4,13 euros; y hasta 4,64 euros ascendería el precio a pagar por los 100 kilómetros a bordo de un diésel. Por último, 5,88 euros costaría ese centenar de kilómetros en un gasolina. Es decir, que la variante TGI resulta un 45,14 por ciento más económica que el Ibiza TSI movido solo por gasolina. Y un 31 por ciento más económica que el Ibiza TDI de 95 CV.

Además de utilizar los mismos sistemas que incluyen las versiones de gasolina del Ibiza 1.0 TSI, el nuevo Ibiza TGI se ha adaptado para el funcionamiento con gas natural, y además de los dos depósitos de GNC con 13 kilogramos y la boca de llenado -situada junto a la boca de repostaje de la gasolina-, incorpora varios sensores de temperatura y presión del gas en los diferentes componentes, un regulador de la presión y un sistema de distribución del gas. En el motor propiamente dicho, el Ibiza TGI recurre a unos pistones específicos con recubrimiento de cromo-níquel y nuevos segmentos adaptados al uso del gas natural, así como un refuerzo de los asientos de las válvulas para aumentar la resistencia al desgaste. También se ha aumentado el alzado de las válvulas de admisión para mejorar la circulación del gas hacia el interior de la cámara. Por su parte, el turbo empleado en el Ibiza TGI es más ligero, favoreciendo así la inmediatez de actuación de la turbina para aumentar la respuesta del motor.

Pierde menos de un segundo en aceleración respecto al TSI

El resultado está muy logrado, porque el Ibiza TGI pierde menos de un segundo en la aceleración de 0 a 100 km/h respecto a su hermano TSI, lo que no es mucho si tenemos en cuenta que el Ibiza de gas natural pesa 117 kilogramos más y rinde 5 caballos menos. Pero al volante esas diferencias son insignificantes, y se desprecian dejando paso a un agrado de conducción elevado a pesar del tacto un poco áspero del motor tricilíndrico. El cambio de 5 velocidades es el mismo del TSI, preciso y rápido; y, de momento, no se espera un cambio automático, que llegaría en caso de aumentar considerablemente las ventas de esta versión.

El Ibiza TGI apenas tiene puntos flacos. Es verdad que su maletero merma 93 litros -de 355 a 262- por culpa de los depósitos de gas. También que, aunque queramos, no podremos colocar una rueda de repuesto -ni siquiera de emergencia- por estar ocupado ese espacio por esos tanques a prueba de choque. Y la masa extra se nota cuando el coche va muy cargado. Pero las ventajas pesan mucho más en la balanza y el ahorro es bestial desde el minuto uno. Además, la red de gasineras en España aumentará de las 56 que hay en la actualidad hasta cerca de 100 a finales de este año, hasta las 200 a finales de 2020 y a más de 300 en 2023, según las previsiones de la marca y de Gas Natural Fenosa.

La oferta de los 10.560 euros de la que hablábamos inicialmente tiene todavía más ingredientes, ya que en ese precio, y al financiar, se incluyen cinco años de garantía, de mantenimiento y de asistencia; más un año de seguro y una tarjeta de 200 euros de gas. Ese es el Ibiza TGI más barato, aunque también el menos equipado; pero Seat ha preparado otra versión a tope de equipamiento y con una estética más deportiva, también a un precio demoledor. Se trata del Ibiza TGI FR EcoPlus, una versión que incorpora Full Link con pantalla de 8 pulgadas, control de crucero con radar, faros Full Led y un largo etcétera por un precio que, aplicados todos los descuentos, se queda en 14.900 euros durante los meses de febrero y marzo.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16