comscore

La tecnología Range Extender, primera revolución de HORSE

HORSE, la compañía creada por el Grupo Renault y Geely para ser líder mundial en sistemas de propulsión innovadores y de bajas emisiones, ha lanzado su nueva generación de propulsores Range Extender para vehículos eléctricos (VE). Una innovadora tecnología que quiere transformar el mercado de los turismos y vehículos comerciales ligeros. Para lo que es capaz de integrarse tanto en la arquitectura de los vehículos eléctricos existentes como en los motores de combustión tradicionales.

Con los datos en la mano, las fortalezas de la nueva tecnología Range Extender de HORSE son claras y se resumen en cifras. Por ejemplo, es capaz proporcionar una autonomía puramente eléctrica de 200 kilómetros, a la que se suman otros 600 kilómetros gracias al motor de combustión, lo que significa un total de más de 800 kilómetros.

Además, la batería de alto voltaje de los vehículos equipados con esta tecnología de HORSE destaca por su tamaño, más de un 50 por ciento más pequeña en comparación con una batería de un vehículo eléctrico puro. Esta reducción en el tamaño no solo implica un importante ahorro en costos y peso, sino que también disminuye la necesidad de extracción y explotación de minerales, con lo que contribuye a una producción más sostenible.

renault s horse may prove to be geely s troyan horse into new markets 217851 1 Motor16

Eficiencia y sostenibilidad: claves del Range Extender de HORSE

El motor del Range Extender funciona como una fuente de energía para la batería del vehículo, alimentándola mediante un generador eléctrico con una potencia de 50 kW para turismos y 80 kW para vehículos comerciales ligeros. Este motor se encarga de mantener constante el nivel de carga de la batería, que a su vez es la que alimenta el motor eléctrico, y permite un funcionamiento eficiente además de minimizar el consumo de combustible y las emisiones.

Aunque en la práctica el Range Extender puede parecer un híbrido enchufable, su funcionamiento es diferente. Una de sus grandes ventajas es su adaptabilidad. A diferencia de los PHEV tradicionales, el motor de combustión del Range Extender nunca impulsa directamente las ruedas del vehículo, sino que carga la batería que envía energía al motor eléctrico. Cuando el estado de carga de la batería es suficiente, el motor se apaga automáticamente, optimizando así el consumo de energía y reduciendo emisiones. Pero en cualquier caso, el coche siempre se mueve en eléctrico.

La batería del vehículo también puede cargarse de forma convencional, utilizando un cargador público o una fuente de alimentación doméstica. Y en términos de sostenibilidad si se utiliza un combustible bajo en carbono, la huella de carbono de un vehículo con tecnología Range Extender es similar a la de un vehículo eléctrico de larga autonomía.

2023 Horse. Fábrica motores Valladolid. Imagen portada.

Patrice Haettel, CEO de la compañía creada entre el Grupo Renault y Geely, enfatiza la importancia de esta tecnología: “Un vistazo a los niveles de ventas por regiones en el mundo apunta a la necesidad de una variedad de soluciones de generación de energía para satisfacer las necesidades técnicas y las demandas individuales de los usuarios. No existe una solución única, sino que estamos desarrollando híbridos de nueva generación, extensores de autonomía y soluciones de energía sintética y de hidrógeno”.

HORSE lo ha desarrollado para que se adapte a plataformas de vehículos de combustión o eléctricos

Por eso, porque no existe una solución única, además, HORSE trata de que su desarrollo de respuesta a todas las necesidades. En este sentido, el diseño del Range Extender permite que pueda ser implementado en cualquier tipo de arquitectura de vehículos existente, ya sea destinada a vehículos eléctricos o motores de combustión tradicionales. El tamaño compacto de la batería ofrece una mayor flexibilidad de instalación, lo que facilita su integración en diferentes tipos de vehículos.

Esta es, sin duda, una de las primeras revoluciones de HORSE, que, en estos tiempos en los que parece que solo la electrificación tiene sentido, ha sido fundada para ofrecer soluciones eficientes y de bajas emisiones pero sin que sean exclusivamente eléctricas. Con ocho plantas de producción en siete países (entre ellas en Sevilla y Valladolid), tres centros de I+D y su sede central en Madrid, la empresa produce 3,2 millones de unidades al año para clientes de todo el mundo.