lunes, 3 octubre 2022

Manhart RQ 900. Este Audi RS Q8 es realmente poderoso… y caro

Ha pasado más de un año desde que el especialista alemán Manhart Performance anunciara este proyecto bautizado como RQ 900, el cual nace sobre la base del impresionante Audi RS Q8, un salvaje SUV que en España arranca en los 160.700 euros y que durante mucho tiempo (concretamente hasta la llegada del nuevo Porsche Cayenne Turbo GT) era el SUV más rápido en Nürburgring. Pero no ha sido hasta ahora cuando se ha convertido en una realidad tangible, que va a comenzar a ser entregado a sus afortunados e inconformistas propietarios.

Una de las cosas que hace verdaderamente especial a este Manhart RQ 900 es que su corazón 4.0 V8 TFSI, que originalmente entrega 600 CV de potencia y 800 Nm de par motor ha sido equipado con una nueva gestión electrónica, un nuevo sistema de admisión de fibra de carbono firmado por Eventuri, unos intercooler de mayores dimensiones, dos nuevos turbocompresores, colectores específicos, catalizadores más permisivos… Como resultado hablamos de un motor que ahora es capaz de generar 918 CV de potencia y 1.180 Nm de par motor, por lo que se convierte en más potente que las preparaciones ofrecidas por especialistas como Mansory, ABT Sportsline o MTM, quedándose a un paso de los 1.010 CV a los que lleva Wheelsandmore este 4.0 V8 TFSI. Y por cierto, sin perder en España la etiqueta ECO de la DGT.

Más rápido que uno original

Para digerir esa inyección extra de potencia, Manhart Performance ha tenido que reforzar su transmisión automática de 8 velocidades. Y aunque sus nuevas prestaciones permanecen en el anonimato, ten por seguro que será mucho más rápido que un Audi RS Q8 original, que ya puede presumir de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y de alcanzar los 305 km/h de velocidad punta. Y para que te puedas hacer a la idea, la criatura de Mansory, con 'solo' 780 CV y 1.000 Nm, requiere de 3,3 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, mientras que alcanza los 330 km/h.

Visualmente este Manhart RQ 900 también gana muchos puntos gracias a los adhesivos en color dorado, además de que cuenta con nuevos componentes aerodinámicos todos ellos fabricados en ligera fibra de carbono. Por el difusor trasero ahora además asoma un deportivo sistema de escape que se fabrica en acero inoxidable, que cuenta con válvulas activas y cuatro terminales de 100 milímetros que el cliente puede solicitar con un acabado en cerámica o en carbono.

Motor16

Sus nuevos pasos de rueda, que ensanchan la carrocería unos cuantos centímetros se rellenan ahora con las exclusivas llantas Manhart Classic Line, en este caso acabadas en negro mate y adornadas con un anillo dorado. Tienen 24 pulgadas y se calzan con neumáticos 295/30 R24 delante y 355/25 R24 detrás. Tras ellas también se esconden cambios en las suspensiones, porque este especialista instala una nueva electrónica para ellas que permiten reducir la altura libre al suelo en hasta 40 milímetros. Y por si el equipo de frenos carbocerámico que puede equipar de forma opcional (cuesta 11.205 euros) el Audi RS Q8 no te parece suficiente, Manhart propone sistemas aún más poderosos traídos directamente del mundo de la competición.

Cuesta más de 67.400 euros, más impuestos, montaje…

Como no podía ser de otra manera Manhart te permite personalizar el interior de cada uno de estos RQ 900, aunque esta primera unidad sigue los pasos vistos en el exterior, combinando el cuero de color negro con acentos dorados… y mucha fibra de carbono.

Si quieres convertir tu 'mundano' RS Q8 en este RQ 900 no te va a salir nada barato, porque Manhart Performance pide solo por la modificación mecánica un total de 22.500 euros. A ello deberás añadir los 24.900 euros que cuesta el kit aerodinámico, además de los 840 euros de sus adhesivos dorados. 832 euros te costará el nuevo software que controla sus suspensiones neumáticas, mientras que su nuevo sistema de escape sale por otros 8.440 euros. Y por si no fuera suficiente, mejorar su interior implica sumar la friolera de 29.900 euros. En total son más de 67.400 euros los que añadir a la factura inicial de un RS Q8, euros que además requieren sumar los impuestos pertinentes del país de destino, el trabajo de pintura o el coste de la instalación.

Una pasta.