domingo, 3 julio 2022

Cupra, de la competición a la producción

La apuesta de Cupra por la competición eléctrica comenzó en 2017, con el primer turismo de competición totalmente eléctrico. Un proyecto del que surgió posteriormente el Cupra e-Racer, que en 2021 conquistó el primer campeonato de turismos eléctricos del mundo: PURE ETCR (ahora FIA ETCR).

Firmes pilares de Cupra


Cupra sigue su expansión en competición y también se ha lanzado a participar en el Extreme E. Un campeonato que gira sobre tres pilares: electrificación, sostenibilidad e igualdad. Con un calendario de competición que se disputa en los lugares más remotos del planeta. Cupra fue la primera marca automovilística en involucrarse en este certamen, lo que reafirmó su apuesta por la electrificación.


La experiencia recogida durante este tiempo ha permitido a Cupra proyectarla en el desarrollo de sus futuros modelos de calle. Hay numerosas áreas en las que se puede aplicar el conocimiento adquirido en los circuitos del FIA ETCR, o en los desiertos y parajes del Extreme E.


Los modelos de producción de Cupra se benefician de los avances en competición en la optimización de la entrega de potencia y de la gestión de las baterías en condiciones extremas. O en la puesta a punto del chasis, pasando por sistemas de recarga o de cálculo de durabilidad de componentes.