domingo, 2 octubre 2022

Cinco errores al lavar el coche que pueden destrozar la carrocería

Nadie «nace aprendido». ¿Cuántas veces has creído saber hacer bien algo y años después te enterabas de que siempre lo habías hecho mal? Por eso mismo, si justo estás a punto de lavar la carrocería de tu coche quizás deberías detenerte y leer los próximos consejos para evitar cometer errores de los que te puedas arrepentir. Ir con el coche sucio no es lo peor, a veces es peor el remedio que la enfermedad.

Empezaremos por lo básico. Los productos específicos para un campo concreto no valen para todo. Emplear productos de limpieza de casa en un coche puede dañar tu vehículo, así que lo mejor es recurrir a productos diseñados para la limpieza de vehículos porque, de lo contrario, terminarás destrozando la carrocería y el tapizado. ¿Quieres alargar la vida útil de tu vehículo y reducir los costes de mantenimiento? Entonces evita estos errores.

Así te cargas la carrocería: Usar crema hidratante para la tapicería de piel

No te engañes. La crema hidrantante que tienes en casa no vale para limpiar la tapicería de piel de tu coche. Nuestra piel agradece esta crema por sus propiedades y las características que nos puede aportar, pero la piel de una tapicería de coche no está muy viva precisamente.

En lugar de esto, aspira el tapizado del asiento separando las distintas piezas que lo conforman para extraer la suciedad que hay por los rincones y usa, acto seguido, un producto para limpiar tapicerías de piel de vehículos, aplicándolo sobre un trapo de microfibra limpio fuera del habitáculo para no contaminar.

carrocería