sábado, 13 agosto 2022

La microhibridación llega a Jeep; Compass y Renegade e-Hybrid

Poco a poco toda la gama Jeep se ha ido electrificando, con versiones híbridas enchufable 4xe. Wrangler, Compass y Renegade disponen de una variante plug-in en su oferta. Y este año, cuando la nueva generación del Grand Cherokee llega a Europa, también lo hará en versión 4xe.

“El plan de electrificación que iniciamos a finales de 2020 avanza con rapidez con el lanzamiento de la tecnología 4xe híbrida enchufable en los SUV Compass, Renegade y Wrangler”, declaraba Antonella Bruno, Head of the Jeep Brand en Europa. A lo que añadía “hoy, con los nuevos Jeep Compass y Renegade e-Hybrid sumamos un nivel más de electrificación a nuestra oferta, contribuyendo a esta transformación en la que creemos firmemente. A finales de 2022 acabaremos con todos los motores de combustión tradicionales en los principales mercados europeos, a excepción de Italia. Es un punto de inflexión histórico para la marca Jeep y una prueba de nuestro deseo de continuar con paso firme hacia la libertad 100% electrificada».

Así, con los nuevos Jeep de hibridación ligera va un paso más allá en la electrificación de la gama a la espera de la versión cien por cien eléctrica, que llegará a principios del año que viene sobre una nueva plataforma. Ese paso lo constituyen los nuevos Jeep Compass y Renegade e-Hybrid, que constituyen el primer escalón de hibridación con un sistema de 48V y etiqueta ECO.

Tecnología para aprovechar la capacidad eléctrica

El nuevo sistema de propulsión de ambas versiones híbridas muestra varias tecnologías para que ambos aprovechen esa capacidad para moverse en modo eléctrico («características VE»):


Silent Start: arranca el vehículo sin necesidad de encender el motor de gasolina, en silencioso, en modo eléctrico.


Energy Recovery: permite recuperar la energía que de otro modo se desperdiciaría cuando el vehículo desacelera (e-Coasting) y al frenar (Regenerative Braking).


Boost & Load Point Shift: con la tecnología e-Boosting se puede aumentar el par enviado a las ruedas gracias al motor eléctrico que apoya al de gasolina. aprovechando el par (de tracción o de frenado) desarrollado por el motor eléctrico, es posible optimizar el funcionamiento del motor de gasolina.


Electric Drive: pueden circular en silencio y con cero emisiones, en modo eléctrico.
Estas capacidades ‘VE’ están disponibles según el estado de carga de la batería y la potencia requerida, pudiendo funcionar en varios escenarios de conducción para aprovechar el motor eléctrico, con el motor de gasolina apagado. Esto es posible gracias a una serie de modos de funcionamiento eléctricos denominados por la marca como «capacidades VE»:


e-Launch
, que arranca el vehículo utilizando únicamente el motor eléctrico, al ponerse en marcha en los semáforos.


e-Creeping, el motor eléctrico proporciona el arranque que normalmente utilizan los vehículos automáticos, a una velocidad que puede variar desde 0 km/h hasta el equivalente al motor de gasolina al ralentí en primera o marcha atrás (por ejemplo, al maniobrar).


e-Queueing permite que el vehículo siga avanzando en caso de retención de tráfico, marcado por un patrón de ‘parar y continuar’ en modo totalmente eléctrico.


e-Parking permite simplificar las maniobras de estacionamiento. Pueden realizarse únicamente con propulsión eléctrica, para garantizar una experiencia práctica y silenciosa.