domingo, 22 mayo 2022

Coches de segunda mano: una alternativa al alza

A la hora de comprar un vehículo para utilizarlo en nuestro día a día siempre nos asalta la duda de si es mejor comprar un coche nuevo o apostar por los coches de segunda mano. El mercado de coches de segunda mano ha crecido mucho en los últimos cinco años, hasta el punto en el que los precios en este mercado han crecido de manera exponencial y ya no se encuentran las gangas que se encontraban años atrás.

Recurrir a sitios expertos como Holamotor, donde cuentan con una extensa oferta de vehículos de segunda mano, se vuelve esencial para no perder el tiempo buscando en páginas de segunda mano.

¿Coche nuevo o de segunda mano?

Si estás en el proceso de compra de un coche y dudas entre apostar por un coche nuevo o por uno de segunda mano, lo ideal es que tengas en cuenta algunos aspectos para tomar tu decisión. Para ello debes fijarte en tres aspectos fundamentales, como son los siguientes:

  • Uso del vehículo: no es lo mismo utilizar un coche para hacerle muchos kilómetros de carretera al año que utilizarlo para desplazamientos dentro de la ciudad o viajes ocasionales. Si tu caso es el primero, lo mejor es un vehículo nuevo, mientras que si encajas más en lo segundo, los coches de segunda mano son tu mejor opción.
  • Presupuesto: en función del presupuesto del que dispongas para comprar un coche vas a poder acceder a vehículos nuevos o de segunda mano.
  • Personalización: si quieres un modelo de coche concreto con ciertos aspectos personalizados a tu gusto, lo mejor es comprar un coche nuevo. Si no tienes exigencias al respecto, la segunda mano es para ti.

Consejos para comprar un coche de segunda mano

Si te has decantado por el mercado de coches de segunda mano, también debes tener en cuenta algunos consejos fundamentales. Fijarte un presupuesto máximo al inicio del proceso de búsqueda, investigar coches km 0 o de ocasión o que el vehículo no tenga cargas fiscales ni pagos de impuestos atrasados es algo fundamental.

También es importante redactar un buen contrato de compraventa donde esté todo claro por ambas partes o solicitar al vendedor que te muestre el libro de mantenimiento del vehículo para comprobar si ha tenido o no muchas revisiones. Del mismo modo, es fundamental realizar una inspección visual y analizar elementos como la carrocería, los cristales, el maletero o el interior del vehículo para comprobar su estado real.

No te olvides tampoco de comprobar cómo es el estado de los neumáticos que trae el vehículo, porque si tienes que renovar los cuatro debes tener en cuenta que supondrá un coste adicional que no está incluido en el precio del coche. Otros elementos como la financiación o el seguro del coche también deben ser tenidos en cuenta.

En definitiva, comprar un coche de segunda mano se ha vuelto algo muy habitual entre todo tipo de conductores. Un mercado al alza que hay que saber analizar para encontrar coches que merezca la pena comprar.