sábado, 10 diciembre 2022

Mercedes incrementa la producción del propulsor V12 Biturbo

Mercedes-Benz desafía las normas anticontaminación e incrementa la producción de su propulsor 6.0 V12 Biturbo (ojo, cumple la actual norma Euro 6 de emisiones), un corazón fabricado de forma artesanal y que actualmente podemos encontrar bajo el capó de cinco modelos de la firma de la estrella: Clase S, Clase G, Maybach-Mercedes, SL y S Coupé.

Disponible con 530 ó 630 CV

En el caso de los Mercedes Clase S y Maybach-Mercedes genera una potencia de 530 CV, cifra que se incrementa en 100 CV cuando pasan a estar bajo el capó de versiones firmadas por los especialistas de Affalterbach, es decir, de AMG. Precisamente es en Affalterbach donde este propulsor se ensambla siguiendo la filosofía «un hombre, un motor», pues desde que entran las miles de piezas que lo componen, hasta que sale de la línea de montaje es un único ingeniero el encargado de montar el corazón de estos Mercedes y el precisamente él quien tiene el honor de colocar una placa con su firma una vez acabado.

Ahora este 6.0 V12 Biturbo seguirá fabricándose en Affalterbach, pero reducirá su producción para dar más carga de trabajo al nuevo 4.0 V8 Biturbo que utilizan los Mercedes-AMG C63 o Mercedes-AMG GT entre otros más modelos del fabricante alemán. Sin embargo han ideado una nueva línea de montaje en la factoría de Mannheim que entrará en funcionamiento en febrero de 2016, y será aquí donde también se ensamblará dicha mecánica V12, la cual en un par de años contará con una parte híbrida para minimizar su consumo y para convertirlo en el motor de Mercedes más potente de la historia.