miércoles, 18 mayo 2022

SP Project Chaos. Un bólido llegado del futuro

Desde hace algún tiempo la compañía griega SP Automotive ha estado adelantando algunas imágenes y algunos detalles de su impresionante Project Chaos, un extraordinario bólido que tiene como objetivo convertirse en uno de los vehículos más rápidos del mundo. Y entre esos objetivos está el récord en Nürburgring.

Para conseguir dichas prestaciones este sensacional SP Project Chaos esconde en posición central un corazón 4.0 V10 Biturbo disponible con dos niveles de potencia, que serán enviados a sus cuatro ruedas por medio de un cambio automático de doble embrague con siete u ocho velocidades. Ese motor ha sido diseñado y fabricado internamente por la compañía, creando un bloque en aluminio billet o en magnesio impreso en 3D dependiendo de la versión. Por sus entrañas hay pistones, bielas impresas en titanio 3D, válvulas de Inconel, además de un par de turbocompresores fabricados en fibra de carbono, titanio, magnesio y compuestos cerámicos.

Con 2.077 o 3.107 CV de potencia

La versión light genera 1.528 kW, que vienen a ser como unos 2.077 CV de potencia, además de 1.390 Nm de par motor. Este corazón posiciona su zona roja entre 10.000 y 11.000 rpm, y le permite al Project Chaos acelerar de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos, mientras que los 300 km/h los alcanza en 7,9 segundos. La firma también asegura que puede merendarse el cuarto de milla en 8,1 segundos.

El buque insignia lleva la denominación 'Zero Gravity' y su potencia escala hasta los 2.285 kW, que son algo así como unos 3.107 CV, de igual manera que el par motor es de 1.984 Nm. Este propulsor lleva su zona roja entre las 11.800 y las 12.200 rpm, y le permite ser el coche de calle más rápido del planeta. Incluso más que un Fórmula 1.

Tanto es así que supuestamente este 'Zero Gravity' puede acelerar de 0 a 100 km/h en 1,55 segundos, de igual manera que los 300 km/h los alcanza en 7,1 segundos. También el cuarto de milla se lo merienda en 7,5 segundos, de forma que será un segundo más rápido que el Rimac Nevera, que requiere 8,58 segundos. Récord actual para un vehículo de calle.

SP Automotive dice que la velocidad máxima supera la barrera de los 500 km/h, por lo que será más rápido que el SSC Tuatara (455,3 km/h) o que el Bugatti Chrion Super Sport 300+ (490,484 km/h). Y cuando sea real se lo llevarán al trazado de Ehra-Lessien para demostrarlo. Siempre con la ayuda de Red Bull, que se convertirá en su patrocinador.

Pesa 1.277 kilos

Su imagen corresponde a la de un bólido creado para ofrecer prestaciones sin igual. Cada detalle de su carrocería tiene un propósito, pero sorprenden detalles como la inexistente altura libre al suelo, que lo hará incompatible con el mínimo desperfecto en el asfalto.

Esa carrocería es bastante grande para un deportivo que se precie, porque mide 5,05 metros de largo (4,43 metros mide un Audi R8), 2,07 metros de ancho y 1,12 metros de alto. También se sustenta sobre un chasis que le otorga 2.854 milímetros de distancia entre ejes. Pero a pesar de semejantes dimensiones, el uso de materiales ligeros y de la impresión 3D permite contener al máximo el peso de este Project Chaos, cuya versión Terra anuncia un peso de 1.388 kilos, mientras que el 'Zero Gravity' pesa apenas 1.272 kilos.

Detalle a tener en cuenta su el chasis monocasco, que está fabricado en un material llamado Zylon, que parece de ciencia ficción y que está cubierto por una carrocería creada en un material denominado Anadiaplasi al 78%. Fabricado con impresión 3D se compone de mezcla de titanio, magnesio, carbono y kevlar. Casi nada.

Tampoco desentonan unas llantas de 21 y 22 pulgadas (delante y detrás respectivamente), tubos de escape impresos en 3D, un equipo de frenos con discos carbocerámicos de 482 milímetros delante y de 442 milímetros detrás, cuyas pinzas también se fabrican con impresión 3D, como las que lleva evolucionando años Bugatti.

20 unidades como máximo

El interior de este bólido está en línea con lo que se espera. El minimalismo es nota dominante en ese habitáculo donde el carbono, el Zylon, el titanio o el magnesio están presente hasta en el último rincón. Sorprende su volante con pantalla integrada, que se suma a las dos que hay en el salpicadero y a un Head-Up display que proyecta toda la informanción frente al conductor con la ayuda de unas gafas de realidad aumentada. Tampoco desentonan avanzados sistemas como el reconocimiento de huellas dactilares o cámaras de reconocimiento facial, las cuales son capaces de leer las expresiones del conductor para así adaptar las características del vehículo en tiempo real.

SP Automotive tan solo va a fabricar 20 unidades de este Project Chaos, los cuales serán distribuidos y adjudicados por medio de la exclusiva casa de subastas RM Sotheby's. Además Spyros Panopoulos, fundador de la firma que lleva su nombre aseguró que la primera unidad ya ha sido vendida y que será entregada a comienzos de 2022.

Su afortunado propietario habrá tenido que desembolsar la friolera de 5,5 millones de euros en el caso de tratarse de su versión de 'acceso', porque si se trata de un 'Zero Gravity' que sepas que su precio puede alcanzar la escandalosa cuantía de 12,4 millones de euros.