Renault Mégane GT220. La antesala del Mégane Renault Sport
DISPONIBLE CON TRES CARROCERÍAS

Renault Mégane GT220. La antesala del Mégane Renault Sport

Renault ha presentado esta versión del Mégane que denominan GT220. Cuenta con el propulsor de las variantes Renault Sport, sólo que generan una potencia de 220 CV con la que presumen de prestaciones.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

12 de Febrero 2015 11:54

Comparte este artículo: 13 0

La oferta mecánica de la actual gama Renault Mégane queda algo "coja", pues si analizamos sus propulsores de gasolina vemos que hay un salto de nada menos que de 135 CV entre sus versiones más potentes. Precisamente 135 caballos separan al Renault Mégane 1.4 TCe de 130 CV del potente Mégane Renault Sport de 265 CV.

Con la cantidad de rivales que están apareciendo con potencias que rondan los 200 CV (Peugeot 308 GT, Ford Focus ST, Volkswagen Golf GTI, Opel Astra 1.6 Turbo...), Renault se quedaba algo descolgada si les intentaba plantar cara. Hasta ahora, pues lanzan estos Mégane GT220, unas versiones que de momento no se sabe si se comercializarán en nuestro mercado ni el precio que tendrán (en Reino Unido arrancan en 31.400 euros al cambio, excesivamente alto si tenemos en cuenta que aquí un Mégante Renault Sport cuesta 28.730 euros con descuentos ya incluídos).

Una estética muy deportiva

Los Renault Mégane GT220 están disponibles con todas las carrocerías del Mégane, excepto en sus versiones CoupéCabrio, y todas ellas reciben detalles estéticos que realzan la deportividad de esta versión. Así, cuenta con paragolpes más prominentes, un difusor trasero (se echan en falta unos escapes visibles), unas exclusivas llantas de 18 pulgadas con diseño Serdard... También se podrán elegir en el exclusivo color Azul Malta. Ya en el habitáculo contarán con asientos más envolventes y con un tapizado exclusivo, volante deportivo con costuras en rojo (también en el pomo), pedales de aluminio, inserciones en carbono...

También el equipamiento de estas nuevas versiones GT220 es muy completo, pues no falta el climatizador automático de dos zonas, control de velocidad de crucero, sensores de lluvia y luces, luces diurnas LED, faros de xenón, sistema R-Link con navegador, equipo de sonido Arkamys...

Con el motor descafeinado de los Renault Sport

Sin embargo lo más importante de estos Renault Mégane GT220 es lo que no se ve, comenzando por el propulsor. Se trata del mismo bloque que utilizan los Renault Sport, un 2.0 Turbo que desarrolla en esta ocasión una potencia de 220 CV a 4.750 rpm, y un par máximo de 340 Nm (265 CV a 5.500 y 360 Nm en los Renault Sport). Se combina con una caja de cambios manual de 6 velocidades y su potencia se envía a las ruedas delanteras (no aclaran si tiene autoblocante). Así, cualquiera de estos Renault Mégane GT220 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 7,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, unos regristros que no están nada mal (un Renault Sport alcanza 254 km/h y necesita 6,0 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h).

Esta mecánica tiene Stop&Start y homologa un consumo medio de 6,1 l/100 km con unas emisiones de 169 g/km de CO2.

Su chasis está puesto a punto por Renault Sport

Renault Sport ha trabajado en la puesta a punto de su chasis y las suspensiones derivan directamente de las que utilizan los Renault Mégane con el motor de 265 CV. Es por ello que se han modificado sus muelles y amortiguadores, además de que se ha recalibrado la dirección, haciéndola más directa y también han modificado la entrada en acción del control de tracción y de estabilidad. El equipo de frenos también es más contundente, con unos discos delanteros ventilados y con 320 milímetros de diámetro (340 milímetros tienen los de los Renault Sport). Detrás se conforma con unos discos macizos de 260 milímetros. Su comportamiento será sensacional y para mejorarlo aún más Renault lo dota de unos neumáticos Dunlop Sport Maxx en medida 225/40 R18.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon