Primer contacto con el Nissan Qashqai. De todo para seguir siendo líder
MOTORES ELECTRIFICADOS

Primer contacto con el Nissan Qashqai. De todo para seguir siendo líder

Nissan apuesta fuerte con el nuevo Qashqai con un claro objetivo: seguir siendo líder. El nuevo modelo, que hemos conocido en directo, demuestra argumentos para confirmar esta apuesta.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

26 de Febrero 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Es el día 18 de febrero de 2021, el Nissan Qashqai acaba de ser mostrado oficialmente a través de una presentación virtual y nosotros recorremos las calles de un barrio popular de Madrid en busca de un estudio fotográfico donde nos espera el nuevo Qashqai para conocer de primera mano sus detalles.

Lo hemos visto en fotos, pero siempre la realidad, a tamaño real y 'en tres dimensiones', cambia la percepción de las cosas. Y eso nos ocurre con el nuevo Nissan Qashqai. Escondido bajo una lona, en cuanto se destapa vemos inmediatamente un gran cambio; pero también una imagen reconocible. Eso es, precisamente lo que quieren transmitir: evolucion sin revolución. Como buen modelo ya convertido en icono, el Qashqai quiere mantener su propio estilo en el que los cambios de las diferentes generaciones no desvirtúen la esencia de sus líneas. Víctor Gimeno, product manager de Qashqai y X-Trail nos lo explica de una manera muy gráfica: "el diseño de la Coca-Cola ha cambiado durante toda su historia, pero todo el mundo reconoce que está ante una Coca-Cola". Si ese el el objetivo, se ha conseguido.

Crece moderadamente

Porque, como decíamos, el primer impulso es que estamos viendo un Nissan Qashqai, distinto, evolucionado, más moderno y con un cierto aire a Nissan Juke; pero un Qashqai. Luego nos acercamos y comprobamos que no hay revolución en la talla -35 milímetros más largo y 32 más ancho-, pero lo suficiente para dotarle de más presencia. Ese aumento ligero de su talla confirma, como nos ha dicho Victor Gimeno, que debe dejar espacio al futuro X-Trail, que también está en camino.

En el primer vistazo hay cosas que llaman inmediatamente nuestra atención, como las dos entradas de aire en forma de cortinilla vertical que vemos en el frontal, justo delante de las ruedas.También en la vista lateral el techo flotante en la zona trasera que aligera el estilo de la carrocería en la zona y le dota de un ciero aire coupé.

Abrimos las puertas y nos encontramos con dos sorpresas. Por un lado su ligereza -aunque eso no indica fragilidad-, al estar realizadas en aluminio -como el capó o las aletas-, lo que ha contribuido a la rebaja de 60 kilos en el peso de la carrocería. Y lo otro que nos sorprende es el generoso ángulo de apertura de puertas traseras -casi 90 grados- que ofrece una gran comodidad, por ejemplo, para asegurar a niños en sillas infantiles.

Una vez en el interior vemos que los materiales y los acabados han dado un salto de calidad. Ha mejorado el mullido de unos asientos que ahora tienen función de masaje, con ese acabado en cuero cosido en forma de rombo tan llamativo. El volante multifunción cuenta con la tecla para activar el sistema ProPilot, y en el caso de esta unidad, también incorpora levas, que van a ser equipo de serie en todos los Nissan Qashqai con cambio automático.

Conexión total en el interior

El salpicadero también tiene un aspecto reconocible como Nissan, con la pantalla táctil flotante de 10 pulgadas presidiendo la visión. Nos gusta que las funciones se activen no solo en la pantalla sino que existan botones y ruedas clásicas, por ejemplo para el sistema de climatización. El cuadro de instrumentos, digital y configurable, tiene una pantalla de 12,3 pulgadas. Y también es llamativo el Head-up Display, que proyecta mucha información -velocidad, navegación, reconocimiento de señales, sistema ProPilot...- en el cristal delantero.

Ayudan al confort de los ocupantes, y a su permanente conexión con el entorno, el cargador inalámbrico de 15 W -el más potente en los C-SUV- o las cuatro tomas USB de los tipos A y C que están ubicadas dos delante y dos detrás. En esta zona trasera también se ha ganado en comodidad, por mayor anchura, por un túnel de transmisión muy pequeño y una altura al techo mejorada. También el maletero gana capacidad de manera ostensible -pasa de 430 a 504 litros- y cuenta con un doble fondo útil, aunque hay que pensar cómo mover los paneles para modular el espacio del maletero... un pequeño rompecabezas.

El primer contacto con el nuevo Nissan Qashqai muestra que la marca japonesa sabe lo que tiene que hacer si quiere que su modelo, que durante toda su vida -y ya van 14 años- ha sido líder de ventas en su segmento, siga en lo más alto. Si a lo que hemos visto en directo, sumamos esa gama de motores totalmente electrificada con hibridación suave, además del inminente e-Power de 190 caballos, el nuevo Nissan Qashqai parece haberse pertrechado convenientemente para triunfar.

Pronto lo sabremos.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon