miércoles, 1 febrero 2023

La multa de la DGT por conducir con guantes

Cuando entras en el coche a primera hora de la mañana, a cero grados bajo cero, lo último que apetece es quitarse el abrigo y los guantes. La calefacción del coche no empieza a calentar de manera instantánea. Primero tiene que entrar en temperatura el motor para que pueda empezar a pasar ese excedente de calor al habitáculo.

Cuesta mucho desabrigarse al subir al coche, sabiendo que tendrás que esperar unos minutos hasta poder empezar a notar la calefacción. Por eso, muchas veces los conductores se meten en el coche directamente con el abrigo, los guantes y la bufanda. Esto no es lo más apropiado para conducir, e incluso nos puede caer una multa por conducir así de abrigados.

Mejor sin abrigo

Los abrigos de invierno suelen ser muy gruesos para quitar bien el frío. Si nos sentamos al volante con un abrigo así, muy grueso, o muy largo, perderemos movilidad en los brazos y no tendremos la misma libertad de movimiento que con prendas más finas.

Seguro que alguna vez te has montado con el abrigo puesto al conducir y has notado que estás más incómodo. Aunque esta incomodidad, no nos impida conducir, puede hacer que reacciones más lento ante un imprevisto. Por la Dirección General de Tráfico siempre recomienda llevar ropa adecuadas para conducir, incluyendo también en esta recomendación usar un calzado apropiado.

abrigo Motor16
Consejo DGT sobre ropa de invierno